Inicio Legalidad y regulación del poker Desolación en Portugal

Desolación en Portugal

228

Ayer, los polí­ticos de Portugal hicieron saltar por los aires las esperanzas y las expectativas, tanto de los jugadores residentes en dicho paí­s, como de los operadores.

Por la tarde, estallaba una bomba terrible en la Conferíªncia GamblingCompliance.

Manuela Bandeira, directora del Servií§o de Regulamentaí§í£o e Inspecí§í£o de jogos (SRIJ), la entidad reguladora del juego en el paí­s vecino, comentó que el modelo de regulación del poker online en Portugal será similar al francés, es decir, que el mercado será inicialmente cerrado y solo podrán jugar los residentes en dicho paí­s en las salas .pt.

Así­ mismo, anunció que habrá un perí­odo de transición, con liquidez compartida y acuerdos con Francia y España. Y que, por último, se adoptará un modelo abierto, al estilo inglés.

La noticia, publicada en nuestra web hermana PokerPT, generó una oleada de reacciones negativas en la comunidad lusa del poker, que consideraron, y con motivos, que los planes de los polí­ticos eran una traición en toda regla, ya que hasta ahora todo indicaba que la regulación portuguesa iba a seguir el exitoso modelo inglés y no el decadente «latino».

PokerPT amplió posteriormente la información con un podcast de Jomané Nunes, su director, y con un relato de lo vivido en la citada Conferíªncia GamblingCompliance por «D333P«.

Este último aporte nos ha permitido conocer mejor la situación.

La conferencia comenzó con una intervención del Vicepresidente de Turismo de Portugal (el organismo del que depende el SRIJ), quien fue enumerando las caracterí­sticas básicas del marco legal del juego su paí­s. Hasta ahí­, todo transcurrí­a con normalidad (mercado abierto, sin lí­mites de licencias, etc.).

Entre las siguientes intervenciones, destacó la de Paulo Rebelo, presidente de la Associaí§í£o Nacional de Apostadores Online, quien recalcó la necesidad de tener un régimen fiscal apropiado, para evitar el juego «ilegal». La alusión al tema de los impuestos provocó la reacción de los representantes de las salas y del gobierno, que defendieron sus respectivas posturas.

Tras la comida, salieron a la palestra nuevos temas, como la publicidad y las licencias de juego online.

Y finalmente, apareció en escena Manuela Bandeira, cuyo nombre será recordado y con poco aprecio por los jugadores portugueses. Compartió mesa con otros dos reguladores: el español Juan Espinosa (DGOJ) y la francesa Claire Pinson (ARJEL).

Bandeira comentó que el SRIJ tiene conocimiento de que existen operadores que ofrecen poker online ilegalmente y que la justicia podrí­a actuar contra ellos prohibiendo los pagos. Habló después de los sistemas de autoexclusión. Y finalmente, tocó el tema de la liquidez. Adelantó que estaban muy avanzadas las negociaciones para cerrar acuerdos de colaboración con Francia y España.

Estas palabras hicieron saltar todas las alarmas, ya que hasta ese momento, los polí­ticos portugueses siempre habí­an dado a entender que el mercado regulado serí­a abierto, al estilo inglés.

Ante la estupefacción de los asistentes, tomaron la palabra el regulador francés y el español, y ambos coincidieron que en el futuro serí­a beneficiosa la unificación de mercados. Así­ mismo, también valoraron positivamente la más lejana posibilidad de contar con un mercado europeo unificado, algo que afirmaron complicado por las diferencias existentes en la fiscalidad de los distintos modelos de regulación de los Estados miembros de la Unión Europea.

Bandeira no quiso dar fechas concretas sobre la concesión de las primeras licencias. íšnicamente dijo que serí­an otorgadas tan pronto como fuese posible y que los operadores tendrí­an que cumplir ciertos requisitos técnicos antes de poder abrir sus plataformas de juego online.

Tras la intervención, le pidieron a Bandeira que explicase el tema de la liquidez. La reguladora confirmó el desastre: «En una fase inicial, será como el modelo francés, pero la idea es que en el futuro será como el inglés».

La incredulidad inicial acabó borrándose por completo, cuando Bandeira afirmó que podrí­a haber una «fase de transición» entre ambos modelos (francés e inglés), en la que hubiese liquidez compartida con Francia y España.

La conferencia terminó con una nueva mesa, que trató sobre los avances de la Comisión Europea en relación con la futura convergencia de las regulaciones nacionales de los Estados miembros.

Terminada la actividad, el periodista de PokerPT habló con otros asistentes para intentar confirmar lo que habí­a oí­do. Y tanto el vicepresidente de Turismo de Portugal, como la directora del SRIJ, le permitieron oí­r por tercera vez que el modelo de regulación será el «francés».

Por su parte, Jomané Nunes, por voz, ví­a podcast, comentó su incredulidad ante la bomba que acababa de explicar en la citada conferencia, sobre todo, teniendo en cuenta que todos los indicios (entrevistas, comunicados, documentación) apuntaban a la implantación de un modelo regulatorio abierto. Te recomiendo que escuches su testimonio.

Teniendo en cuenta el tamaño del mercado portugués, no es comprensible la elección de los polí­ticos portugueses. La pregunta que ronda a todos, al otro lado de la frontera ibérica, es por qué han cambiado de opinión para tomar la peor decisión posible.

Artículo anteriorSergio Aído pasa al Día 2 del WPT Praga
Artículo siguienteComienza la Liga Poker Fighters de diciembre