Inicio Actualidad de poker EPT Montecarlo, día 10: La final del evento principal se jugará sin...

EPT Montecarlo, día 10: La final del evento principal se jugará sin españoles

Adrían Mateos cayó en el puesto 11º y Francisco Javier Caballo (foto de Pokernews), en el 12º.

13

Montecarlo, ciudad muy generosa con Adrián Mateos, no ha considerado oportuno esta vez que su EPT vaya a parar a las vitrinas del madrileño. No nos hubiera importado tanto si el beneficiado hubiera sido Francisco Javier Caballo, pero tampoco.

El EPT Montecarlo 2024, organizado por PokerStars, no ha tenido finalistas españoles, y es hora de buscar culpables.

Hay indicios de sobra para hacer recaer la culpa de todo en el chipleader destacado al principio del día 5, Philipp Wenzelburger. Era claramente el jugador menos experimentado de las dos mesas restantes en el torneo, y Amadi buscó en todo momento jugar botes grandes contra él.

Además, un buen comienzo de los nuestros se tradujo en dos eliminaciones,. Adrián echó a Francisco Benítez tras un flip para colocarse segundo, y Javier Caballo abandonó la parte baja ded la tabla a costa de Nathan Tetart.

Sin embargo, Caballo no logró mantener las fichas recién ganadas, y se fue desangrando en una serie de botes pequeños que sumaron una factura muy alta. Javier (12º, 58.500 €) encontró el spot para recuperarlas, pero Boris Angelov también tenía el 50% de posibilidades de llevarse el flip y cayó del lado del búlgaro.

La mesa de Adrián se puso muy peligrosa. Casi todos los bigstacks coincidieron juntos y Philipp Wenzelburger regó sus fichas con ecuanimidad, por lo que cada mano enfrentada conllevaba peligro de tirar por tierra tu torneo.

Pero el recreacional alemán había entendido su rol en la mesa. Estaba manteniendo sus fichas con una estrategia muy sencilla, simular debilidad incluso teniendo mano, y cobrándose el exceso de agresividad que los pros ejercían sobre él. Así, llegó una defensa con 97s en la que flopeó top pair en el flop 539. El que atacaba sin descanso era Adrián, que apostó fuerte en esa calle y en la siguiente, otro 3. El river era un K, y el tercer barrel del español fue el all-in encubierto tan de moda ahora, dejando 1BBpor detrás. Wenzelburger ya había ganado dos botes similares contra faroles de tres calles y se decidió a intentarlo una vez más, con éxito. Adrián cayó en el puesto 11º (70.300 €).

Al final, el asedio y derribo del acorralado Wenzelburger tuvo éxito, y el alemán se despidió en 9ª posición. La pelea por tomar su testigo en el liderato del día 6 se resolvió a favor del favorito Angelov, muy colega de Alex Kulev,  seguido de la estadounidense Rania Nasreddine. Destaca la presencia del francés Jonathan Pastore, dueño de un brazalete, y del finalista del PSPC Bahamas Niclas Thumm.

El ganador se llevará el premio más redondo del año en el circuito europeo, 1.000.000 €, y todos parten de un mínimo de 154.900 €.

25k € EPT High Roller

El EPT Montecarlo está suponiendo la consagración del japonés Masashi Oya, sin ninguna duda el High Roller más exitoso de esta edición. HA sido primero y segundo en los dos torneos de 25k €disputados hasta el momento y ostenta el liderato en la jornada definitiva del 25k €PT High Roller, un torneo para la historia de Montecarlo.

Es el torneo de este buy-in con más jugadores de la historia del Principado, ya que ha logrado reunir a 247 aspirantes. El corte para el día 3 se situó en 24, siete menos que los premiados.

Por ahora no ha sido eliminado ninguno de los jugadores españoles que han sobrevivido a la burbuja, así que los tres siguen con opciones de echarle mano a los 1.253.070 € que figuran en el cheque del ganador.

Nos quedan tres, y ninguno de ellos necesita presentación.

  1. Masashi Oya 1.290.000
  2. Sergey Lebedev 965.000
  3. Andras Nemeth 955.000
  • 7º. Lander Lijó 805.000
  • 10º. Elías Gutiérrez 540.000
  • 18º. Ramón Colillas 315.000

La mayoría de los High Rollers que quedan por Montecarlo se han apuntado al 10k € rebuys que cerrará el festival mañana junto al 2.200 Deep Stack que ahora mismo lidera Francisco Pérez. A ver si la pica que nos falta está escondida entre estos torneos…