Inicio Actualidad de poker Pérdidas máximas, duración de sesión y pausas entres sesiones ¿A qué se...

Pérdidas máximas, duración de sesión y pausas entres sesiones ¿A qué se deben los cambios en el cash online?

El Real Decreto 176/2023 establece varias medidas destinadas a combatir los efectos perniciosos del juego compulsivo, que por la naturaleza del formato, solo afectan al cash online.

279

Estos últimos días, los jugadores de cash online se han encontrado, al abrir sesión, con nuevos mecanismos diseñados para ampliar la protección a los jugadores compulsivos.

Al abrir sesión, ahora es necesario definir cuál es la duración estimada de la sesión y cuál es la cantidad máxima que estás dispuesto a arriesgar. Además, algunas salas dan la opción de autoimponerse un periodo de pausa entre sesiones.

Quizá haya alguna persona que se extrañe por estas preguntas, o por las limitaciones que se supone al uso y disfrute de los servicios de la sala. Es consecuencia de la aplicación del Real Decreto de Juego Seguro aprobado en marzo de 2023, y del que recientemente ha vencido el plazo de doce meses para su implantación.

La parte visible de las nuevas obligaciones que impone a los operadores, además de la encuesta al inicio de la sesión, es la obligación de emitir un recordatorio cada cierto tiempo que informe a los jugadores del tiempo que llevan jugando ininterrumpidamente.

Estas ventanas que saltan en medio de la sesión han sido objeto de comentarios en redes sociales, primero por la sorpresa de su implementación, y luego como objeto de chanza o de discusión. El periodo máximo entre avisos está establecido por ley en 60 minutos, aunque también hay operadores que han optado por acortarlo.

La intención del Real Decreto es ofrecer diferentes herramientas de apoyo que ayuden a los usuarios del juego online a definir sus parámetros de uso y disfrute de nuestra actividad favorita.

No solo las personas que sufren diferentes grados de ludopatía corren el riesgo de caer en el juego compulsivo. Nadie que juegue al póker y haya dedicado unos minutos a curiosear sobre el aspecto psicológico del mismo es ajeno a la figura del tilt, que es un término de origen anglosajón que engloba todas las posibles reacciones que la mente humana puede experimentar a la frustración por los resultados negativos de una mano o una sesión, abocando al jugador a una respuesta emocional que en muchas ocasiones es perniciosa para la toma de decisiones, tanto estratégicas como financieras.

Instancias muy conocidas de ese tipo de respuestas emocionales a unos malos resultados en una sesión son prolongar el tiempo de juego en busca de compensar las pérdidas o realizar nuevos depósitos no planeados para continuar jugando, entre otros.

La programación de avisos, recordatorios y demás advertencias puede ayudar a gente proclive a un uso nocivo del juego online o un jugador afectado por el tilt a reconducir alguna situación puntual, y si ese es el caso, bienvenida sea. Para el resto de usuarios, el mayor engorro que puede provocar es un click para cerrar un pop-up o tener que cerrar el lobby entre sesiones.

El Real Decreto también imponía a los operadores otras obligaciones que pasarán desapercibidas para la amplísima mayoría de sus usuarios, pero que establecen más medidas para ampliar el periodo de vigilancia sobre el juego compulsivo más allá de una mera sesión.

El texto de la ley establece diversas categorías de jugadores respecto a su volumen de juego o pérdidas en periodos más amplios de juego. Las salas deberán monitorizar varios grupos de riesgo, como los jugadores de gran volumen o aquellos que acumulen cierta cantidades de pérdidas a lo largo de un plazo de varias semanas consecutivas. Si el operador, basado en ciertos parámetros y conductas, estima que un usuario exhibe comportamientos de riesgo, se deben establecer interacciones informativas y se limitará el acceso a elementos que puedan exacerbar los peligros de un uso nocivo del juego online, como pueden ser promociones, el acceso a métodos de pago a crédito o comunicaciones comerciales. En casos de evidente riesgo o de falta de comunicación entre partes, puede llegarse a la suspensión de la cuenta.

Por la propia naturaleza del formato estas medidas afectan solamente al cash, por lo que los usuarios de torneos, torneos hyperturbo u otras modalidades de póker en las que la duración de la partida no depende directamente del usuario no tendrán que establecer ningún parámetro que autolimite su uso de los clientes de póker online.

 

 

Artículo anteriorEscucha el podcast del 262.º programa de MarcaPoker, con Baltasar Garzón
Artículo siguienteSDM_100-8 gana el Sunday Surprise y está invitado a seguir jugándolo gratis un año