Inicio Legalidad y regulación del poker La última intentona para conseguir poker online en USA este año

La última intentona para conseguir poker online en USA este año

46

 Como medio mundo ya sabe, el próximo mes de noviembre se celebrarán en Estados Unidos elecciones presidenciales. Casi todo el planeta está pendiente de saber si Mitt Romney será capaz de devolver la presidencia al partido republicano, o por contra, como apuntan las encuestas, Barack Obama repetirá en el cargo.

Pero más allá de eso, lo que a nuestro sector más le atañe, es saber cuál será el futuro del poker online en el país de las barras y estrellas. Ya es sabido por todos el rechazo frontal que el partido conservador (o por lo menos su líder) tiene hacia el juego online en general. Por su parte, los demócratas han decidido obviar el tema, y no pronunciarse, ni a favor ni en contra, a lo largo de los innumerables mítines que han dado durante la campaña.

Aún así, hay dos senadores, Harry Reid y Jon Kyl que se han mostrado muy partidarios de la regulación y legalización del poker online en USA, no en vano, significaría una importante fuente de ingresos para las arcas públicas, cosa que no se puede despreciar así como así en los tiempos que corren.

Ambos senadores presentaron hace un tiempo una propuesta de ley para el juego online, que debería pasar la aprobación del resto del senado para «tirar adelante». Se nos antoja complicado, máxime el poco tiempo que hay para «convencer» a los senadores. En cualquier caso, gracias a los compañeros de Pokerfuse, hemos podido tener acceso a un resumen de este proyecto de ley, al que a continuación echamos un breve vistazo:

Regulación:

La ley exigirá un referéndum a nivel estatal. La Cámara de cada Estado deberá decidir si se adscribe o no a la ley. La falta de acción, implicará automáticamente su exclusión. También se creará la Oficina de Supervisión de Poker Online (Office of Online Poker Oversight, OOPO), como parte del Departamento de Comercio, que tendrá como cometido, la supervisión del poker online.

Prohibiciones:

Los estados pueden seguir vendiendo lotería online, pero no crear juegos que imiten los juegos de casino o máquinas tragaperras. Como en España, se prohibirá la liquidez internacional, de forma que residentes en EE.UU sólo podrían jugar entre si.

Licencias:

Durante los dos primeros años, sólo los casinos físicos que cumplan ciertos requisitos (como la asociación con salas online), podrían optar a licencia. Por otra parte, existirá un bloqueo por un periodo de 5 años para todos aquellos que hayan infringido la UIGEA en 2006, a menos que puedan demostrar frente a un tribunal que no han infringido ninguna ley federal o estatal durante este periodo.

Impuestos e ingresos:

Los operadores pagarán un 16% de impuestos, del cual el 2% irá directamente al gobierno federal para cubrir los costes de la OOPO. El 14% restante iría a parar a las arcas de cada estado.

Veremos cómo evoluciona este asunto, y si finalmente, Reid y Kyl conseguirán convencer al número de senadores necesarios, para tirar adelante esta propuesta de ley.

Artículo anteriorEl CEP de Mallorca, a la vuelta de la esquina
Artículo siguiente‘SANTIPAZO’ supera a 242 jugadores y gana la entrada para la final de Rounders10