Inicio Jugadores de poker El poker femenino son Kristen Bicknell y unos cientos de jugadoras más

El poker femenino son Kristen Bicknell y unos cientos de jugadoras más

119

El año 2019 toca a su fin, y en lo que a los rankings del poker femenino se refiere, va a ser calcado a 2018 y 2017, con un dominio aplastante de la embajadora de partypoker Kristen Bicknell.

Se han cumplido seis años desde que Bicknell se presentara en sociedad. Fue en el Ladies de las WSOP de 2016.

Al brazalete del torneo femenino siempre se le puede poner el pero de que es un torneo reservado exclusivamente a mujeres. Bicknell, jugadora de cash, bien pudo acabar siendo una anécdota en el circuito, pues estuvo tres años sin lograr ninguna otra caja en el panorama internacional; hasta que revalidó su condición de campeona de las WSOP, esta vez ante más de 2.000 jugadores de todo género y edad en un Bounty de 1.500$ de entrada.

Desde entonces, Bicknell ha ejercido un insultante dominio de su categorí­a, con 13 cajas de más de 100.000$ y el refrendo de una ventaja insalvable al frente de la clasificación del Global Poker Index, en su apartado de poker femenino. No se recuerda semejante dominio desde la retirada de Vanessa Selbst, que ha encontrado una digna heredera.

Ni siquiera el resurgir de Maria Ho, que ha empezado a jugar torneos de 25.000$ con ciertas dosis de éxito, supone una amenaza inmediata para Kristen. La presentadora y poker pro de origen asiático se yergue desafiante en el puesto 73 del GPI300, pero su rival le observa nada impresionada desde la atalaya del 18º lugar de la general.

Por debajo de ellas dos, la sensación de invencibilidad se hace atronadora.

La clasificación en el Player of the Year es un calco perfecto, aunque a nosotros nos salte a la vista que Ana Márquez no aparezca en el top 10. Las cuatro primeras clasificadas coinciden y su diferencia de puntos es igual de abrumadora.

Hace tiempo que Bicknell, si quiere plantearse desafí­os, debe fijarse en sus oponentes varones. Pokernews asegura que uno de los objetivos de la jugadora canadiense es liderar la clasificación de su paí­s. Acaba de tumbar a Sam Greenwood en la útlima actualización del ranking, y solo le queda por delante otro High Roller, Timothy Adams.

La última mujer que derrotó a Kristen Bicknell fue Cate Hall, Jugadora del Año 2016. Le sacó más de 500 puntos, humillación con la que Kristen ha aprendido a castigar a sus rivales en los tres años posteriores. En 2017 y 2018, el papel de segundona le tocó a Marí­a Constanza Lampropulos, y, como hemos dicho, este año todo indica que será Marí­a Ho.

La duda que queda es si Bicknell será capaz de dar el salto de calidad que necesitarí­an sus resultados para convertirse en la segunda mujer en ocupar el número uno del GPI, tras la Selbst. Sus cajas en los torneos de 100.000$ de los Aussie Millions y de los partypoker MILLIONS Europe de este año auguran un margen de mejora que acercarí­an mucho a la canadiense a ese ansiado top 1, que hasta la fecha solo ha tenido alrededor de 20 poseedores.

Artículo anteriorLa Liga Poker Fighters celebra su primer torneo de noviembre
Artículo siguienteChouchouPatt brilla en una nueva jornada de transición de las Winamax Circus