Inicio Jugadores de poker Kafelnikov afirma que quiere dedicarse profesionalmente al Póquer

Kafelnikov afirma que quiere dedicarse profesionalmente al Póquer

78

El tenista ruso Yevgeny Kafelnikov, ex número uno del mundo, manifestó hoy que se está retirando de la práctica del tenis para convertirse en jugador de Póquer profesional.

«Me he retirado», confirmó el tenista al periódico británico «Independent», «pero todaví­a no lo he anunciado oficialmente. Mucha gente aún cree que me estoy tomando un descanso, pero yo considero que mi tiempo en el tenis ha concluido. Incluso si volviera, no podrí­a volver a jugar al mismo nivel que antes».

Kafelnikov justificó su falta de motivación para volver a las pistas de tenis: «Ahora es imposible competir con jugadores diez años menores. Ellos están más hambrientos. Jugué cinco o seis partidos bajo techo al final de 2003 y pensé: no puedo volver a hacer esto nunca más».

«Estaba perdiendo con tenistas a los que dos años antes era capaz de derrotar tan solo usando mi mano izquierda. Entonces fue cuando me di cuenta de que mi tiempo habí­a pasado», prosiguió el tenista ruso.

Kafelnikov, de 30 años, lleva sin jugar un partido oficial desde que en octubre del año pasado perdiera su encuentro de segunda ronda en el Abierto de San Petersburgo ante su compatriota Mikhail Youzhny por un doble 6-2.

Hasta entonces, Kafelnikov habí­a ganado 26 torneos ATP, entre ellos el Roland Garros de 1996 y el Abierto de Australia en 1999, que le aupó hasta el primer puesto mundial ese mismo año, así­ como la medalla de oro en los Juegos Olí­mpicos de Sydney 2000 y la Copa Davis en 2002.

El ruso, al que durante su carrera como tenista se le conocí­a una gran simpatí­a por la ruleta, reconoció que en estos dí­as se encuentra en Londres porque está disputando un torneo de Póquer al sur de la ciudad, en Maidstone.

La afición del jugador por este juego le ha llevado a compararlo con su antigua profesión: «Necesitas carácter en el Póquer como en el tenis. Y si no crees en tu habilidad, no ganas. Yo tengo mucho éxito».

«Lo encuentro excitante, porque puedes ganar no con las cartas que lleves, sino con tu destreza. Con el lenguaje corporal puedes ganar una partida, pero también puedes perder», reconoció con entusiasmo el que fuera principal baluarte del tenis ruso a finales de los noventa.

Fuente EFE ap-fc

Artículo anteriorJuan Carlos Barros, del basket al póquer profesional
Artículo siguienteEl Póquer se apodera de Hollywood