Inicio Salas de poker Los jugadores extranjeros no tendrán derecho a recompensas en Pokerstars.es

Los jugadores extranjeros no tendrán derecho a recompensas en Pokerstars.es

253

«A partir del 11 de diciembre de 2019, únicamente los jugadores residentes en España que accedan a Pokerstars.es, Betstars.es y PokerStarsCasino.es podrán participar en las ofertas de Pokerstars, así­ como conseguir puntos para obtener recompersas y ser miembros del programa VIP de Pokerstars.

Los clientes que residen fuera de España y poseen una cuenta verificada son bienvenidos a seguir jugando en las plataformas .es«.

Este es el mensaje que han recibido ví­a e-mail los usuarios que se crearon cuenta en Pokerstars.es desde otro paí­s, atraí­dos por la apertura de fronteras con la que Pokerstars decidió acometer la unificación de su tráfico en Francia y España en 2017, tras la larga noche de piedra de los mercados cerrados.

Para ellos no habrá más cofres ni descuentos en la tienda, aunque desde la Isla de Man no se ha tomado la más drástica decisión de negarles el acceso. Pueden seguir jugando aquí­, pero serán ciudadanos de segunda.

Es el primer indicio de un cambio de estrategia para el mercado del Sur de Europa, que Pokerstars quiso reforzar de inicio permitiendo que cualquier jugador, residiese donde residiese, pudiera abrir una cuenta y acceder a los servicios de Pokerstars.es.

El correo ha llegado a manos de PokerIndustryPro y su editor en jefe, Nick Jones. El autor de la noticia que nos ha puesto en la pista del correo en cuestión acompañó la publicación de un interesante análisis de la medida desgranado en varios tuits de su cuenta personal.

En subsiguientes entradas, Jones recuerda que cuando se abrió el mercado francés, aquella ley ya permití­a que los residentes fuera del paí­s galo jugaran en las nuevas salas segregadas, Pokerstars optó por abrir el acceso, aunque en ningún momento tomó medida alguna para publicitar esa posibilidad y, de alguna manera, se intuye que temí­an que fuera un error.

Los jugadores franceses estaban considerados como rivales relativamente asequibles y los únicos jugadores dispuestos a afrontar un mayor rake y peores recompensas por jugar en la sala .fr eran los jugadores experimentados confiados en compensar la molestia con un mejor winrate que en sus mesas habituales. Su competencia directa, Winamax, era un operador local, con una única licencia francesa, así­ que nada debí­a temer sobre un flujo migratorio interno dañinos para el ecosistema dentro de sus plataformas.

Los datos recogidos durante los meses que separaron la entrega de las licencias francesas y españolas no debieron ser del agrado de Pokerstars, que enfrentados a una coyuntura similar en la apertura del mercado en España optaron por la estrategia opuesta y restringieron el acceso a los jugadores extranjeros. Gozaban de un monopolio de facto y no hací­a falta más tráfico de regulares para solidificar el lanzamiento de la sala .es.

Tardaron casi cuatro años más, pero finalmente Pokerstars repensó su idea inicial y también cerró las fronteras de su sala .fr, en 2017.

Todo indicaba que la unificación de mercados seguirí­a manteniendo a los tiburones extranjeros del otro lado del escaparate, pero el ansia por copar el mercado antes de que Winamax decidiera ampliar horizontes se tradujo en lo que todos conocemos, en jugadores brasileños, rusos y alemanes disputando el ranking semanal de victorias en MTTs a los lugareños.

¿Funcionó? Se puede decir que sí­, pues Pokerstars Europe obtuvo directamente el tercer puesto en la clasificación del tráfico mundial en el poker online. al menos hasta que Winamax ejecutó su plan de expansión. Los franceses trasladaron sus jugadores del resto del mundo al nuevo cliente español, más barato en materia fiscal, y encontraron el escenario adecuado para invitar abiertamente al contingente internacional de jugadores de poker online a sumarse al segundo mercado en importancia a través de un operador nuevo, pujante y en clara expansión.

Las cifras muestran que Winamax está ganando la batalla del sur de Europa. Recuerda cómo reaccionó Pokerstars a esta situación en Francia; redirigiendo el tráfico de jugadores extranjeros de vuelta a la .com, de donde los habí­a tomado prestados. Técnicamente, el correo que acaba de mandar a los usuarios extranjeros de Pokerstars.es es lo mismo, aunque esta vez es más una «invitación a maarcharse» más que una reserva del derecho de admisión, probablemente en busca de una fórmula mixta que en cualquier momento, de no funcionar como la organización espera, puede ser ampliada hacia una prohibición directa del acceso.

Artículo anteriorEl jugador alemán Donk3399 gana 2.000.000$ en un Spin&Go de 5$
Artículo siguienteLlega una nueva edición del torneo Mensual de Casino Cirsa Valencia