Inicio Legalidad y regulación del poker Isai Scheinberg y la corte de Nueva York escenifican un final del...

Isai Scheinberg y la corte de Nueva York escenifican un final del Black Friday sin sangre

185

«No apruebo sus actos, pero todo el mundo está expuesto al error. El suyo fue un gran error, pero no deberí­a tener que arruinar lo que le resta de vida«.

Esta mezcla de regañina, clemencia e imposición de manos pone fin a una década de consecuencias del llamado Black Friday, el dí­a que el Departamento de Justicia de Estadous Unidos bloquéo las webs de las principales salas de poker de planeta y cortó nuestra respiración.

El Black Friday marcó el fin de mi aspiración por convertir al poker online en una fuente regular de ingresos, pero también me empujó a una inesperada carrera de redactor. Perdón por personalizar en mí­ el ejemplo de las enormes consecuencias de aquel viernes negro, pero creo que refleja perfectamente el alcance que tuvo el proceso judicial que cumplí­o estos dí­as su último trámite, y ya era hora, en la sede de la corte del Distrito Sur de la ciudad de Nueva York.

Isai Scheinberg, fundador de Pokerstars, ha sido el último en recibir sentencia de los 11 responsables de ofrecer juego ilegal a los ciudadanos estadounidenses identificado por el Departamento de Justicia. También el que menos ha visto manchada su imagen por aquella acusación, debido a sus actos posteriores, que han sido presentados ante el juez como atenuantes.

Antes que nada, Scheinberg asegura que siempre obró de buena fe, amparado por el consejo erróneo de su gabinete legal, y con la máxima diligencia y seguridad para el consumidor estadounidense.

Luego, la defensa ha querido poner en valor la entrega voluntaria del empresario, establecido desde hace años a varios miles de kilómetros de la justicia estadounidense. Hay ciertas discrepancias sobre la voluntariedad de la entrega, pero es indudable la asunción de responsabilidad que hizo Scheinberg ante su señorí­a.

También han alegado que la visión sobre el juego online en general, y también de las autoridades estadounidenses en particular, han cambiado mucho en estos 10 años.

La fiscalí­a discutió todas estas alegaciones. Scheinberg se refugió en Europa y eludió la justicia, lo que demuestra que entendí­a la gravedad de su acciones; solo se entregó cuando se hizo notorio que no podí­a huir indefinidamente y sus malas prácticas deben ser juzgadas según las leyes vigentes en el momento en que fue encausado.

En cambio, hubos otros argumentos que sí­ calaron en la fiscalí­a. Durante el proceso de compensación a los jugadores y en posteriores negociaciones con la fiscalí­a, Scheinberg colaboró mucho más allá de lo estrctamente necesario. Accedió a abandonar la presidencia de Pokerstars y organizó la adquisición de Fult Tilt Poker asumiendo todas las obligaciones con sus clientes, que, en conjunto, recuperamos.más de 300M$ que ya dábamos por perdidos.

El fiscal reconoció todos estos hechos, y por ello solicitó una significativa reducción de la pena, que, ya de paso, hay que comentar que serí­a terriblemente injusto que fuera más severa que las decepcionantes condenas que recibieron otros acusados del Black Friday que dispusieron indebidamente de los fondos de los jugadores.

«En el otro plato de la balanza, el Gobierno cree los los factores mitigantes en este caso -en particular el bajo riesgo de recaí­da, el hecho de que Pokerstars mantení­a segregados los fondos de los jugadores, la necesidad de evitar disparidad en las condenas y las buenas acciones del acusado- hacen merecer una sentencia por debajo de los rangos estipulados«.

La sentencia a Scheinberg fue por tiempo servido -sin pena posterior de cárcel- y una multa de 30.000$, poco más que una reprimenda que demuestra lo lejos que queda ya en la historia todo aquel revuelo que ayudó a dibujar el actual panorama de la industria del poker online.

Finis coronat opus. Esta sentencia cierra el largo proceso del Black Friday y lo manda a la prehistoria del poker, aunque su legado sea tan tangible aún hoy en dí­a. ¿Justicia servida? Eso ya, cada uno…

Artículo anteriorBruno Volkmann y Kunkuwap roban el show en el 15º episodio de los Super Million$ de GGPoker
Artículo siguienteAlex Foxen le quita a Adrián Mateos el número 1 mundial