Inicio Legalidad y regulación del poker Francia e Italia se mueven hacia la liquidez compartida

Francia e Italia se mueven hacia la liquidez compartida

51

Las novedades sobre el proyecto de la liquidez compartida se suceden, pero no son tan esperanzadoras como casi todos queremos.

El pasado sábado 8 entró en vigor la nueva Ley Digital en Francia, tras su publicación en el Diario Oficial. El texto incluye una declaración en favor de la liquidez compartida, ya que autoriza a los operadores con licencia en Francia a ofrecer a los jugadores con cuentas validadas en ellos la posibilidad de jugar contra otros jugadores titulares de cuentas en sitios legales de estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

La noticia, que a priori parece buena, tiene una cara oculta bastante amarga, ya que una vez superados los obstáculos legales, quedan los fiscales, y estos, si cabe, pueden resultar aún más complicados de salvar.

Según han anunciado los medios especializados italianos, las salas de poker online no pueden aplicar a los botes distintos rakes en función de la fiscalidad de cada paí­s; y, al parecer, el Estado francés no está dispuesto a renunciar a su modelo fiscal, que es el más exigente de los mercados «latinos», con una tributación del 40% de los ingresos brutos (muy superior al 20% italiano o al 25% español).

Estas circunstancias han propiciado que en Italia surja una corriente de oposición a la liquidez compartida, que apoyan tanto las poker rooms (PokerStars, Lottomatica, People’s Poker y Active Games) como los medios de comunicación (PokerItaliaWeb y Assopoker).

Pese a ello, esta última web publicó ayer que la ADM está avanzando en sus negociaciones con la ARJEL y que ya hay un acuerdo apalabrado.

Assopoker enfatiza que la adopción del modelo fiscal francés supondrí­a a corto plazo el final del poker en Italia y propone una solución alternativa, que protegerí­a el mercado sin renunciar al proyecto: comenzar la unificación de mercados, de forma experimental, con los torneos y los Spins, dejando el cash momentáneamente al margen.

Todo apunta a que la liquidez compartida entre Francia e Italia se hará realidad de forma inminente.

Mientras tanto, las dudas crecen…

¿Podrán las salas de poker implementar los desarrollos técnicos necesarios para la aplicación de las distintas fiscalidades?

¿Se está moviendo la DGOJ hacia la liquidez compartida o está esperando a ver los resultados de la unificación italo-francesa?

Artículo anteriorYa es oficial: Francia está preparada para la liquidez compartida
Artículo siguienteLos rumores sobre PokerStars incluyen también una vuelta de los Scheinberg