Inicio Jugadores de poker Daniel Negreanu: Donde pone el ojo pone la bala

Daniel Negreanu: Donde pone el ojo pone la bala

80

Daniel Negreanu es un jugador metódico y le gusta marcarse objetivos para desarrollar una estrategia anual. A menudo lo consigue y gracias a ello es uno de los jugadores más exitosos de todos los tiempos.

En 2012 se puso las siguientes metas:

1. Premios por un millón de dólares en torneos: Misión cumplida. Cobré 1,7 millones de dólares en torneos en vivo y unos cientos de miles más jugando en PokerStars.

2. Recuperar el primer puesto en las 4 listas de ganadores de todos los tiempos: Esto no sucedió. Así­ es como acabé en 2012:
Sexto en la lista general.
Quinto en Open Only Events.
Tercero excluyendo los torneos con un buy in de 50.000$ o superior.
Tercero en Open Events excluyendo los torneos con un buy in de 50.000$ o superior.

El circuito ha cambiado y cada vez hay más eventos de alto buy in. Jugaré una buena parte de ellos, pero me saltaré los high rollers de 100.000$ y de 250.000$ del Aussie Millions de este año debido a compromisos previos. También quité estos objetivos de mi lista de 2013 y creo que es algo en lo que ya no voy a estar interesado en un futuro.

3. Recuperar el primer puesto en la lista de ganancias del WPT: Terminé el año en segundo lugar, con aproximadamente un millón menos que Juan Carlos Mortensen. Ha pasado mucho tiempo desde que jugué un calendario completo del WPT y con buy ins cada vez menores y fields cada vez mayores, va a ser un objetivo difí­cil de cumplir. Necesitarí­a ganar uno de los importantes.

4. Ganar un brazalete WSOP: No es que me esté quejando, pero he estado jugando a este juego lo suficiente como para saber que la suerte juega un factor importante en cuanto a resultados de mi y la verdad es que me ha estado esquivando en las últimas WSOP®. He tenido muy mala suerte en situaciones clave, pero si sigo esforzándome y jugando con solidez como normalmente hago, estoy seguro de que los grandes resultados llegarán.

5. Ganar un torneo importante fuera de la WSOP: Estuve muy cerca en el High Roller de 25.000€ de Montecarlo, pero acabé segundo tras Igor Kurganov. También hice varias mesas finales en otros eventos high roller, pero no conseguí­ rematar la faena.

6. Acabar 11 º o mejor en la lista de ITM de todos los tiempos de las WSOP®: Esto fue todo un éxito. He cobrado 59 veces en las WSOP® en mi carrera, lo cual me deja con un empate en el noveno puesto de todos los tiempos.

7. Llegar al 31.ª puesto o más en ganancias en todos los tiempos en las WSOP®: Terminé el año 38.º y está complicado progresar a menos que me lleve un premio importante, porque siempre hay algún chico en la mesa final del Main Event de las WSOP® que me adelantan a última hora.

8. Firmar un año mejor que Jason Mercier: Cobré 1,7 millones de dólares y él cobró poco más de 500.000$, uno de sus peores años como profesional. Espero que Jason tenga una buena temporada este año. Este objetivo no estará en mi lista para el 2013 y no es porque esté preocupado porque tras un mal año pueda venir un muy bueno. No tengo ningún interés en enfrentarme personalmentre contra ningún jugador en particular y mucho menos contra Jason, que me gusta mucho.

9. Acabar en el top 10 de Jugador del Año, tanto en CardPlayer como en Bluff: Acabé 50.º en CardPlayer y 29.º en Bluff.

10. No ir de fiesta la noche antes de cualquier gran evento: Acabé sexto en el Super High Roller de 100.000€ de Montecarlo y fue un poco de un milagro. Estuve con Ivey la noche antes bebiendo tequila y hasta poco antes de que se cerrase el registro tardí­o.

Así­ que de las 10 metas que me propuse en 2012, sólo logré 3. No estoy muy decepcionado, ya que siempre me pongo metas altas, y sí­ estoy orgulloso de haber alcanzado alguna de ellas. í‰stas son mis metas para 2013:

Objetivos para 2013:

1. Efectivo por 1.5 millones de dólares en torneos: Este año no habrá Big One for One Drop y además no disputé los high rollers del Aussie Millions, pero aun así­ hay un montón de oportunidades para conseguir grandes resultados durante todo el año, así­ que he decidido aumentar mi objetivo a 1,5 millones de dólares. (De momento, va por el buen camino, ya que ganó el Main Event de las WSOP-APAC® y se llevó un premio de 1.083.825$)

2. Alcanzar el liderato en la lista de ganancias de todos los tiempos del WPT: Todaví­a estoy a una distancia de un millón de dólares de Juan Carlos Mortensen, por lo que tendré que marcar en rojo en mi calendario el 5 Diamond de diciembre o el WPT Championship de mayo o los dos, dependiendo de lo que haga Mortensen.

3. Ganar un brazalete en 2013: En la actualidad hay tres oportunidades para conseguirlo: Las Vegas, Parí­s y Australia y voy a asistir cada parada hasta que consiga el brazalete. Llevo estancado en cuatro por demasiado tiempo. (Esto también lo ha conseguido en las WSOP-APAC®)

4. Ganar un gran evento al margen de las WSOP: Un EPT, un WPT, un high roller o alguna de las diversas paradas de los tours globales de PokerStars.

5. Subir puestos en lista de ITM de las WSOP: Ahora mismo estoy 9.º con 59 cajas y estarí­a encantado de subir al 7.º lugar por delante de Chau Giang (60) y Chris Ferguson (64). John Juanda está por delante de mí­ por una diferencia de 3 cajas, pero él es una máquina, así­ que no creo que pueda superarle en un año.

6. Superar el puesto 35 de ganancias de todos los tiempos en las WSOP: Lo tengo cerca, pero como he dicho antes es difí­cil ascender esa lista sin algunos grandes resultados. Podrí­a dejar atrás a Brian Rast, TJ Cloutier, Chris Ferguson, Steve Danneman y Johnny Chan ganando en torno a 500.000$ si ellos no ganan nada, pero también es probable que me superen los 3 últimos superviventes del Main Event.

7. Acabar el 2013 en el top 10 del GPI (Global Poker Index): Hice algunas investigaciones en este sistema y me gusta. Una de las pocas cosas buenas que nació de la fallida Epic Poker League fue el nacimiento del GPI. Hace un seguimiento de los resultados en los tres últimos años y cuentan más los resultados recientes que los antiguos. En realidad, es muy similar a los Power Rankings de Bluff, pero es un poco más sofisticado y también tiene en cuenta un año más para elaborar la clasificación.

8. No ir de fiesta la noche anterior a un event: Es un objetivo legí­timo. Mantenerse concentrado al 100% durante los 365 dí­as del año no siempre es tan fácil como parece. Esto no significa que no voy a socializar con mis amigos durante los torneos, pero la noche antes de jugar no voy a estar bebiendo tequila masivamente con Phil Ivey. De hecho, no he probado el tequila desde entonces y probablemente no lo vuelva a hacer en la vida. Con sólo olerlo me acuerdo de aquella noche y de todos modos tampoco recuerdo mucho más que ese olor.

9. Entrar en el top 10 de Jugador del Año de CardPlayer y Bluff: Habrá que firmar una gran actuación en las WSOP® para sacar esto adelante. Dejar de lado algunos grandes eventos en Australia y otros eventos en la primera parte del año, como el evento WPT Commerce, no me ayudarán a conseguir este objetivo, pero unos buenos resultados en la WSOP me pueden ser de gran utilidad.

10. Hacer al menos 12 Rants: Esto no es exactamente un «objetivo de poker,» pero permanecer conectado a la comunidad de poker es importante para mí­ y está en lí­nea con mi principal objetivo, primordial para el 2013, que es ayudar a la comunidad y sus miembros de cualquier manera que pueda. El poker está en un momento difí­cil, pero estoy seguro de que 2013 estará lleno de detalles positivos. No pienso en hacer un ví­deo todas las semanas como hací­a antes, ni voy a planear que se hagan en una fecha determinada, pero haré por lo menos 12 en 2013.

Algunos son más fáciles y otros no lo son tantos. Unos serán consecuencia de otros, pero lo que está claro es si consigue la mitad de lo que se ha propuesto habrá firmado un año espectacular. De momento, ya se ha llevado el Main Event de las WSOP-APAC® y ha sumado su 5.º brazalete. Sólo con eso ya ha cumplido unos cuantos objetivos. Queda mucho 2013 y Negreanu ha empezado lanzado. A ver cómo termina.

Artículo anteriorCuidado con quién conoce tu dirección IP
Artículo siguienteLos peligros de triunfar en Brasil