Inicio Actualidad de poker Una forma de jugar el proyecto de color

Una forma de jugar el proyecto de color

146

El proyecto de color es una de las más tí­picas jugadas en el poker.

En infinidad de ocasiones hemos escuchado como alguien nos explicaba una mano y nos decí­a ‘tení­a proyecto de color en el flop’, o incluso seguramente cada uno de nosotros lo ha dicho alguna vez. El caso es que el proyecto de color, o ‘flush draw’ como se dirí­a en inglés, gana aproximadamente una de cada tres veces una vez visto el flop, siempre que el rival no muestre una mano mejor que una pareja como por ejemplo dobles o set o lleve una pareja en un flop doblado. Os dejamos un par de ejemplos para que veáis como cambian los porcentajes dependiendo de la situación (por supuesto todo esto dando por hecho que nuestro rival no proyecta a un color mejor y que no nos quita ningún out).

Ejemplo 1: Para un flop d2 hk h4

Jugador X: h8 h9 36,57%

Rival: sj cj 63,43%

Sin embargo se pierde algo de equity cuando nos encontramos con el Ejemplo 2: Para el mismo flop d2 hk h4

Jugador X: h8 h9 24,65%

Rival:: d4 c4 75,35%

Una vez realizadas y ejemplificadas estas aclaraciones vamos a contar el análisis de una mano por parte de Andres Pereyra ‘andressoprano’. La mano en cuestión la subió un usuario al conocido foro de poker TwoPlusTwo.

Nuestro ‘jugador X’ está en la posición de CO y la mano le llega limpia de polvo y paja, por lo que, con unas ciegas de 600/1.200 con ante de 200, decide subir hasta 3.000, teniendo un stack efectivo de 82.000 puntos. Tanto el BTN como la SB deciden pagar. Estos jugadores podrí­an ser calificados como ‘no regulares’, ya que previamente se les ha visto pagar un openraise de UTG con sk s4 o apostar 25.000 puntos para un bote de 6.000 con una pareja.

La mano de ‘jugador X’ es dt ct y el flop cae en forma de c9 d6 d3 . El primer jugador pasa y el agresor preflop decide realizar una apuesta de continuación de 7.500 puntos en un bote de 14.000. Sus rivales pagan. El turn es un s3 y la acción se repite aunque en esta ocasión la apuesta es de 17.000 para un bote de 36.000. Sus rivales vuelven a pagar.

Por último llegamos a un river s4 en el que la SB decide tomar la iniciativa y realiza una apuesta de 50.000 puntos, suficientes para poner all in a ‘jugador X’. Es el momento de pensar y no solamente de pensar en si pagar o no, sino también de reflexionar sobre si se ha jugado bien la mano de principio a fin.

Se puede llegar a la conclusión de que en el rango del villano hay pocos 9’s ya que no apostarí­a de cara contra dos rivales sino que se limitarí­a a pasar y pagar una vez hemos catalogado el perfil que tiene. Hay algún tres en su mano, aunque pocos y hay bastantes manos con overcards y proyecto de color como dk dq , da dt ….Por lo tanto posiblemente sea EV+ pagar contra este tipo de jugadores, aún teniendo a otro rival por detrás.

El único inconveniente de esta mano es que se trata de un torneo, y en esta modalidad no podemos recargar infinitamente contra nuestro rival, por lo que la varianza se hace mucho mayor. ¿Cómo combatir esta situación? Realizando apuestas de mayor tamaño con respecto al bote de las que ‘jugador X’ ha realizado. ¿Por qué? Porque así­ nuestros rivales pagarán un mayor coste por buscar completar su jugada y ‘jugador X’ sacará un rendimiento mayor a su pareja las veces que gane, contrarrestando de esta forma el efecto de la varianza.

Artículo anteriorAsí celebra Dan Bilzerian la Navidad
Artículo siguienteLos padres de ‘nanonoko’ vivían en la ignorancia