Inicio Actualidad de poker Troy Quenneville saca 620.000$ en una semana loca en Punta Cana

Troy Quenneville saca 620.000$ en una semana loca en Punta Cana

54

¿Hay alguien por aquí­ que se acuerde de «El precio Justo»? El escaparate que montó partypoker en Punta Cana durante la semana pasada tení­a una pequeña trampa. El evento principal del WPT, en este caso el WPT Caribbean de 4.560$, suele ser el torneo más importante y rentable de un festival así­. El mejor premio del escaparate.

Pero en esta ocasión, la sala tení­a preparado un evento especial, el resurgido partypoker Millions, con 2.000.000$ garantizados y por solo 2.750$ de entrada. Un regalo sorpresa que cambiaba por completo el precio del conjunto y que, para un concursante avispado, iba a significar llevarse todo el lote.

Lo que era un evento atractivo pasó a ser un chollo en cuanto se cerró el registro, con 526 jugadores. El overlay aseguraba que los nueve finalistas se iban a repartir casi lo equivalente a lo recaudado, con 400.000$ para el ganador. En el WPT Caribbean, que vendió 323 entradas, Niall Farrell ganó «solo» 335.000$.

Por cierto, en aquel torneo quedó segundo un tal Troy Quenneville, un canadiense establecido en Costa Rica. Ganó 220.000$. Cuando toda la prensa nos lanzamos a buscar datos sobre él, esperábamos encontrar un perfil de grinder online, una cuenta de twitter con seguidores del mundo del poker, algún resultado jugoso en las listas de premios de Hendon Mob… Agua.

Apenas un par de referencias de seguimientos en el LAPT y una foto jugando un dí­a 1 del Main Event de las WSOP. Si la rompe online, no imaginamos cuál puede ser su nick. Un perfecto desconocido, que solo tení­a dos premios de menos de 400$ ganados en los torneos regulares de un pequeño casino de San José.

Esa es la ilusión que mantiene vivo el interés por el poker en tantos y tantos jugadores. El gran premio, el pinchazo en alguno de los pocos torneos gordos para los que logres clasificarte. Imaginarse con el dinero del premio ya en la cuenta ¿Qué es lo primero que me voy a comprar?

Sabemos lo que compró Quenneville. La entrada para los Millions.

Ahí­ estaba, en la mesa final. Lí­der, con 8.100.000 puntos. El segundo, el neocelandés David Yan, a casi 5.000.000 de puntos de distancia. Muy mal se tení­a que dar la cosa para que el primer premio no se fuera para Canadá, pues también estaban sentados a la mesa Erik Cajelais y Ari Engel, dos jugadores contrastadí­simos que redondeaban una final de campanillas junto al australiano Martin Kozlov.

Para demostrar que todo estaba de cara para Quenneville, en la primera mano eliminó a Martin Kozlov haciendo saltar por los aires AA con dobles parejas de JT con todo vendido preflop. Más tarde le ganó un flip a Yan, y ya casi dejó cerrado el torneo.

Aunque Erik Cajelais empezó a ganar fichas por su cuenta e intentó romper la hegemoní­a del lí­der, Quenneville no dejó de sumar puntos y eliminaciones. El heads-up final, establecido tras el adiós del aún más desconocido Edward van Klooster, que ni tiene entrada aún en las páginas de resultados del circuito, dibujaba una situación casi desesperada para Cajelais, que tení­a una desventaja de 8:1.

Erik hizo lo que debí­a, arriesgar pronto, y se logró doblar antes que que cada uno cogiera un as del mazo y acabaran all-in de nuevo. El kicker de Quenneville mandaba, y más cuando se emparejó en el flop.

  1. Troy Quenneville 400.000$
  2. Erik Cajelais 250.000$
  3. Edward Van Klooster 150.000$
  4. Andre-Lucian Boghean 90.000$
  5. Fabian Jergen 70.275$
  6. Ari Engel 58.000$
  7. David Yan 46.000$
  8. Martin Kozlov 36.000$

Pegar dos atracos como estos en cuatro dí­as va más allá de la ilusión o incluso el ensoñamiento. Es directamente un cuento de hadas. Realmente inverosí­mil. Increí­ble, si no fuera porque las fotografí­as del sonriente Quenneville en ambos torneos son la prueba irrefutable del doblete. Menudas vacaciones de poker se ha pegado el amigo. Unas vacaciones muy, muy bien pagadas.

Artículo anteriorLos protagonistas de los playoffs de la GPL ya están en Las Vegas
Artículo siguienteBrian Hastings se retira del poker tras años de reflexión