Inicio Actualidad de poker Tormenta en las High Stakes (I): El origen, Foxen apunta hacia Ali...

Tormenta en las High Stakes (I): El origen, Foxen apunta hacia Ali Imsirovic

Jake Schindler y Ali Imsirovic (de izdas a dcha., en la foto de PokerGO) han sido acusados de hacer trampas en los High Rollers de GGPoker, información corroborada por el ban de la sala. Alex Foxen se decidió a poner el tema sobre la mesa y aún estamos viendo las consecuencias a día de hoy.

261
Jake Schindler

Son días de tormenta en las high stakes del póker. Se cumple una semana desde que retumbaran los primeros truenos en la estratosfera del póker, y el gris ominoso de los nubarrones que se ciernen sobre la comunidad de los mejores jugadores del planeta ha alcanzado sus tonos más sombríos.

Como ya debes saber, una aparición televisiva de Ali Imsirovic, en la que se puede intuir que le mira las cartas a un rival, inspiró a Alex Foxen a dirigir hacia el bosnio una durísima serie de tuits en los que le acusaba de tramposo y animaba a la creación de una lista negra que erradique a todo el que muestre conductas deshonestas de cualquier actividad relacionada con el póker.

Las reacciones a las acusaciones de Foxen fueron múltiples. En una respuesta ominosa, Matt Berkey, en respaldo de Foxen, confirmó que Imsirovic había sido baneado de GGPoker por uso de solvers en tiempo real, un peligro identificado por Patrick Leonard como la mayor amenaza al póker online, y que el caso Imsirovic era solamente «la punta del iceberg».

Hay que poner en contexto todo el apoyo que recibió Alex Foxen en esta cruzada contra Imsirovic.

Foxen y su mujer, Kristen Bicknell, han suscitado no poca controversia en el circuito estadounidense por sus ideas políticas de extrema derecha y sus mensajes antivacunas durante la pandemia.

Tanto Alex como Kristen han sido elegidos Player of the Year, y como tales, acuden a las citas más atractivas del circuito estadounidense. La credibilidad de la pareja también ha sido puesta en entredicho después de que empezaran a coincidir en una serie de torneos y recibieran acusaciones de «soft play» entre ellos en alguna mesa final.

Pese a todo, Foxen ha conseguido la práctica unanimidad del sector tuitero de la comunidad, que se ha posicionado de su lado en los últimos días.

Ryan Leng, uno de los pros que más discutieron con la pareja en los pasados dos años, también ha aparcado sus diferencias con Foxen para apoyarle en este tema, y de paso ha dado una explicación muy sencilla para que todos entendamos por qué es tan complicado mantener este tipo de acusaciones en público y conseguir el apoyo de de tus rivales y hasta de tus amigos en las mesas para sacar a la luz los trapos sucios de un jugador deshonesto.

«Buena parte de la acción en las high stakes está troceada y repartida entre grupos de personas a las que conoces, quieres y en las que confías. Algunos de tus bancadores también hacen negocios con esa gente. La verdad es que es una desgracia, y dañino para el mundo de las high stakes«.

Otro conocido jugador estadounidense que empezó a recibir metralla de estas explosivas declaraciones es Jake Schindler.

Justin Bonomo no dejó escapar la oportunidad de poner en la picota a alguien cuyas «hazañas» superan las del propio Imsirovic.

«Recientemente he hablado con una fuente muy fiable (sobre la ola de baneos en GGPoker). Me han contado que A(Ali) era el segundo caso más grave, y que alguien cuyo nombre empieza por «Ja» era el peor con diferencia«.

Ante las confusiones que haya podido crear su referencia a «Ja» -como gente que preguntaba si se refería a Jason Koon-, Bonomo dijo que la clave para diferenciar a unos de otros era ver «quién sigue jugando en GGPoker con su nombre real«.

Gente como Bert Stevens han venido dejando caer el nombre de Schindler desde hace unos meses, sin obtener demasiado eco en las redes. Jans Arends completó el nombre para todos, y también sumó el de Rok Gostisa.

En resumen, las sospechas sobre Imsirovic se venían acumulando desde hace años, hasta el punto que una sala se decidió a incluirle a él y a otra serie de jugadores de muy alto perfil en una ola de baneos.

Sin embargo, por muy presente que estuviera este tema en la cabeza de muchos de sus rivales, Imsirovic sigue apareciendo en los torneos en vivo. Los tuits de Foxen ya habían visto la luz y las discusiones sobre el tema hervían en Internet a todo lo que daba la caldera desde hacía días, y sin embargo PokerGO invitó a Imsirovic a su PGT Poker Showdown, donde podría haberse encontrado al propio Foxen cara a cara.

En medio de tanto escombro y tantos daños colaterales, todavía no había caído la peor de las bombas.

Hay que presentar a Martin Zamani… Continuará

Artículo anteriorSpade1Spade gana el Sunday Surprise de Winamax y viajará al Mundial de Catar para ver el Francia-Dinamarca
Artículo siguienteTormenta en las High Stakes (II): Martin Zamani acusa a Bryn Kenney y a Sergi Reixach