Inicio Actualidad de poker ¿Sigue soñando Rajoy con Eurovegas?

¿Sigue soñando Rajoy con Eurovegas?

17

Es muy difí­cil encontrar puntos en común entre Rajoy y Torrente. Uno de ellos es que parece que ambos sueñan con Eurovegas.

Tras el enorme fracaso que supuso la renuncia de «Mr. Marshall» Sheldon Adelson al proyecto Eurovegas, le debió quedar una espinita clavada al presidente del gobierno, ya que sigue intentando atraer a los grandes magnates para que inviertan en megacomplejos de ocio en nuestro paí­s. Ojalá lo consiga.

En su reciente viaje relámpago a China, el Sr. Rajoy se entrevistó con uno de los hombres más ricos de la gran potencia oriental, Wang Jianlin, y al parecer, cerró un acuerdo para que este promueva la construcción en el sur de Madrid de una enorme ciudad de ocio, invirtiendo miles de millones de euros, bajo la tutela directa del gobierno (y no de la Comunidad de Madrid).

La verdad es que suena muy bien, pero casi igual que Eurovegas en su momento.

Wang Jianlin es el propietario de Wanda Group, una multinacional que cuenta con 166 centros comerciales, 55 hoteles de lujo, partes temáticos y estudios de cine, y tiene una fortuna estimada en 16.300 millones de dólares.

Según afirma elconfidencial.com, el encuentro de Rajoy con Wang sirvió que ambos cerrasen un acuerdo en el que han estado trabajando durante varios meses.

Aunque apenas se han filtrado detalles sobre el acuerdo o el proyecto, se supone que el macrocomplejo tendrá viviendas, hoteles, centros comerciales y casinos. En principio, parece que serí­a construido en la misma zona que en su momento fue elegida por Adelson para Eurovegas.

Rajoy está dispuesto a evitar que ocurra lo mismo que con el gurúestadounidense. Por ello, va a controlar directamente toda la operación. De momento, Wang ya ha dado el primer paso. En marzo, con la excusa de asistir a un partido de fútbol, se personó en Madrid y le compró el Edificio España al Banco Santander, con la intención de construir un hotel de lujo en el mismo centro de la capital. Ya se ha gastado 256 millones para rehabilitar el que en los años 50 fuese el edificio más alto de Europa.

Tras tantas desilusiones, creo que prácticamente todos desconfiamos de estos megaproyectos. ¿Será esta vez la definitiva? De momento, les concederemos el beneficio de la duda. ¡Bienvenido, Mr. Wang!

Artículo anteriorDisfruta del poker en las eFortuny Poker Series de octubre
Artículo siguienteCómo perder la banca en un control policial de carretera