Inicio Jugadores de poker Cómo perder la banca en un control policial de carretera

Cómo perder la banca en un control policial de carretera

15

Normalmente, los jugadores de poker estamos acostumbrados a ganar o a perder dinero en las mesas de juego. Los menos disciplinados pueden bustear sin son demasiado imprudentes.

No obstante, perder la banca en un control policial de carretera roza ya el frikismo máximo.

Pues bien, esto fue lo que le sucedió a dos jugadores estadounidenses llamados William «Bart» Davis y John Newmerzhycky. Fue en 15 abril de 2013, pero el caso ha salido a la luz ahora porque ambos están reclamando su dinero por la ví­a judicial.

Los dos grinders estaban atravesando Iowa en coche, de vuelta para Nevada -donde viví­an-, tras haber disputado un evento del WSOP® Circuit en el Harrah’s Casino de Joliet.

Entonces, hacia las 8.50 de la mañana, un coche de policí­a les hizo la señal de alto y se pararon en el arcén. El agente les explicó que les habí­a parado por no poner el intermitente en un cambio de carril… Y acto seguido empezó con las preguntas rutinarias.

«¿Llevan ustedes drogas o algún arma?«

Respondieron: «No«.

«¿Tienen en el coche una cantidad grande de dinero?«

Con el acongojamiento encima, contestaron: «No«.

Los policí­as procedieron al «rutinario» registro del vehí­culo y encontraron, para su sorpresa, unas bolsitas de marihuana «para consumo personal» y unos paquetazos tremendos de billetes, que los jugadores habí­an llevado para poder jugar en el casino. Nada menos que 100.020$, su banca.

Los policí­as confiscaron tanto la «marí­a» como el dinero, ante los atónitos jugadores.

Tras pasar por la comisarí­a, ya liberados, Davis y Newmerzhycky reclamaron el dinero y la policí­a les devolvió 90.000$. Ante la injusticia, reclamaron por la ví­a judicial y el proceso se hizo eterno para ellos.

Aún no se conoce el fallo de la causa, pero todo apunta a que recuperarán el dinero restante. Los abogados de los jugadores tienen pruebas suficientes para demostrar que los policí­as se excedieron en sus atribuciones. Entre ellas, destaca el ví­deo en directo de la detención, desde la cámara del coche de los polis. Si es que lo que no pase en la América profunda…

Artículo anterior¿Sigue soñando Rajoy con Eurovegas?
Artículo siguientePrimer torneo de otoño de la Liga All Stars10