Inicio Resultados de poker Scott Seiver gana el Super High Roller de la PCA

Scott Seiver gana el Super High Roller de la PCA

37

Después de tres dí­as de competición, y unas cuantas horas de mesa final, ya conocemos el nombre del ganador del Super High Roller 100.000$ de la PCA, que se ha conocido durante la pasada madrugada. El sucesor de Viktor Blom «Isildur1» como campeón de este evento ha sido uno de sus rivales habituales, Scott Seiver, quien se hace así­ con un premio valorado en 2.003.480$, el mayor hasta la fecha, en la carrera profesional del jugador americano.


Todos quieren tocar al campeón
Lo cierto es que la victoria de Seiver tiene mucho mérito, sobre todo si tenemos en cuenta la de veces que sobrevivió a la eliminación, pese a estar tan cerca de ella, pero ya se sabe cómo funciona esto del naipe, y es que hasta que las comunitarias no han dictado sentencia, no puede uno adelantarse a los acontecimientos.
La mesa final comenzó con un ritmo trepidante. La gran protagonista de los primeros compases no fue otra que la croupier que empezó repartiendo, ya que comenzó a dar manos «premium» y cartas encontradas, que derivaron en tres eliminaciones en tan solo siete manos.
La acción comenzaba con los siguientes stacks:
  1. David Sands: 6.680.000 ptos
  2. Nick Schulman: 2.295.000 ptos
  3. Philipp Gruissem: 1.610.000 ptos
  4. Greg Jensen: 1.500.000 ptos
  5. Dan Shak: 870.000 ptos
  6. Scott Seiver: 755.000 ptos
  7. Cary Katz: 540.000 ptos
  8. Vladimir Troyanovsky: 505.000 ptos
El primero en saltar por los aires fue Dan Shak, en un bote 3-way. La mano la abrí­a el propio Shak en primeras posiciones con su dk dj. Greg Jensen pagaba justo a su izquierda con hk hq, y por detrás, Seiver 3-beteaba a 275.000 ptos con ca ha. A ambos jugadores les pareció un intento de robar lo que no era suyo, y decidieron pagar la apuesta de Seiver. Ante un flop st c9 h9, Shak se restaba de cara con su «tripona» y over-cards, para recibir el insta-call de Seiver que mandaba al rail al octavo clasificado, ya que ni turn ni river cambiaron nada.

Dan Shak no lo veí­a nada claro
No se tardó ni dos manos en contar la siguiente eliminación. La crupier siguió haciendo de las suyas, repartiéndole ct ht a Vladimir Troyanovsky, el cual los «open-pusheó«, con la mala fortuna de encontrar a Nick Schulman esperándole en la ciega grande con sa ha. Poco más que contar. El da en el flop, daba al traste cualquier opción de sorpresa que pudiera haber, dejando la mesa final con seis jugadores.

A Trayonovsky no le quedaba otra, sino resignarse
Y aún menos fueron tres manos después, cuando Greg Jensen decidió que su da h5 era bueno para 3-betear por todas sus fichas a Nick Schulman, el cual habí­a vuelto a abrir un bote. Su respuesta, con hk ck era sencilla: pagar y eliminar a otro rival. Greg Jensen caí­a así­ en 6.ª posición, poniendo fin así­ a estos acelerados primeros compases de mesa final.

Jensen: «no hay nada que hacer, esta crupier está rigged»
El siguiente en encontrar el camino del rail fue uno de los consumados especialistas en torneos de alto buy-in con los que esta mesa final contaba. El alemán Philipp Gruissem, quien además lideró el dí­a 1 de competición, caí­a eliminado a manos de Scott Seiver, cuando ambos jugadores ocupaban posiciones de ciegas. Desde la pequeña, Seiver pusheaba todas sus fichas, presionando así­ al jugador alemán. Gruissem miraba sus cartas, y al ver da c8, pensaba que era suficiente para pagar a su rival. Efectivamente, iba ligeramente por delante al sk sq, hasta que la hq apareció en el flop., para mandar al rail al alemán en 5.ª posición.

Philipp Gruissem, un hombre tranquilo
Tras esto, hubo un pequeño parón en las hostilidades. El ritmo de eliminaciones bajó, pues durante aproximadamente 100 manos, ninguno de los supervivientes tuvo que abandonar la mesa. Buena parte de culpa la tuvo Seiver, quien salvó un par de situaciones en las que podí­a haberse ido a la calle, sobre todo en una en la que acabó pusheando desde el botón con da s7. Cuando en ciega pequeña, Katz también se restó, algo olí­a mal. Seiver estaba en peligro ante los d9 h9 de su rival, pero «no problem«. Un sa salvador en el turn, devolví­a a Scott Seiver a la partida.
Fue un duro golpe aní­mico para Cary Katz, quien estuvo sobreviviendo a muchos envites, y ya casi veí­a como escalaba un peldaño más en los premios, pero no fue así­. De hecho, tras este mazazo, él mismo fue el siguiente en caer eliminado, cuando empujó su resto de 1.350.000 fichas, viendo como se tení­a que jugar el tí­pico flip contra el lí­der destacado del momento, David Sands, el cual decidió que sus d5 c5 eran buenos para pagarlo. A la postre, no solo fueron buenos para pagar, sino también para eliminarle. El torneo se quedaba así­ con solo tres jugadores.

Cary Katz: «Aiiiixxx!!!»
Tras el break de la cena, Schulman no tardó en salir eliminado. Con 2.4 millones de fichas, empujó su resto con sk s6, y de nuevo, la ciega grande, en este caso David Sands, se despertó con una mano fuerte. Los dt st de «Doc» mandaron al rail a Nick Schulman en tercera posición, dejando así­ servido el HU con ventaja 3:1 para David Sands.

Nick Schulman sigue cosechando grandes resultados
Tras unas manos de tanteo, pronto llegó la que desequilibró la balanza en favor de Scott Seiver. Ambos jugadores acabaron metiendo todas sus fichas en el centro de la mesa antes de las comunitarias. Sands con ct ht y Scott Seiver con pareja de nueves. Aparentemente, Seiver tení­a motivos para estar preocupado, pero nada de eso:
«Como dice JC (Alvarado), los nueves es la pareja que más truchas conectan«, anunció Seiver antes de que el ‘dealer’ descubriera el board.
Dicho y hecho: s3 s7 c9, y un «easy double-up» para Seiver, quien poco después, finiquitó el torneo.
Todaví­a descolocado con las artes adivinatorias de Seiver, David Sands se restó antes de las comunes con hk d4, viendo como el ca s7 de Seiver era suficiente para pagar, y ganar la mano, el torneo, y el premio.

David Sands no pudo redondear su actuación
Importantí­sima victoria para Scott Seiver, la mayor en su carrera profesional, quien supera así­ la cifra de los 5 millones de dólares en ganancias en torneos en vivo. ¡Enhorabuena!
Aquí­ os dejamos los premios que ayer se repartieron:
  • 1.º- Scott Seiver: 2.003.480$
  • 2.º- David Sands: 1.259.320$
  • 3.º- Nick Schulman: 744.140$
  • 4.º- Cary Katz: 543.800$
  • 5.º- Philipp Gruissem: 400.700$
  • 6.º- Greg Jensen: 286.200$
  • 7.º- Vladimir Troyanovsky: 257.580$
  • 8.º- Dan Shak: 228.960$
¡Enhorabuena al flamante campeón!
Información e imágenes, cortesí­a de PokerNews.com
Artículo anteriorLos torneos Zoom llegan a PokerStars
Artículo siguiente‘pepuma’ gana el Sunday Special