Inicio Resultados de poker Ryan Riess gana las WSOP® 2013

Ryan Riess gana las WSOP® 2013

25

89 manos ha durado el duelo. Ryan Riess se ha proclamado ganador del Main Event de las World Series of Poker® 2013, tras imponerse en el heads-up final a Jay Farber. Gracias a su espectacular triunfo ha logrado llevarse el brazalete de oro y un premio de 8.361.570$.

Por su parte, Farber ha obtenido una gratificación de 5.174.356$, de los que un 20% irá a parar a las arcas repletas del baller por excelencia, Dan Bilzerian.

El heads-up duró unas 4 horas y media. Farber comenzó con ventaja de stack (105 millones de puntos vs 85). Durante la primera hora y media de juego, Farber logró mantenerse como chip leader, pese a la presión de Riess. Este le arrebató el liderato en la mano 191 de la mesa final. Farber subió a 2 millones desde el botón. Riess le subió a 5 y su rival le pagó. El flop fue . Riess metió una cbet de 5 millones que Farber pagó. El turn fue el . Riess pasó y Farber metió una apuesta de 8,2 millones. Riess pensó unos 30 segundos e hizo call. Con 36,7 millones de puntos de bote, el crupier sacó el en el river y Riess decidió meter 15 millones de cara. Farber hizo un rápido fold, quedándose con un stack de 78 millones y dejando a su rival con 112.

La ventaja de Riess le duró muy poco, ya que en la mano 195, Farber volvió a ponerse por delante (100 vs 90 millones). Y en la 200 hubo un nuevo cambio de chip leader (102 vs 88 en favor de Riess).

La mano 204 le permitió a Riess llevarse un botazo de 58,5 millones de puntos. Farber subió a 2 millones desde el botón y Riess le hizo una 3B a 5. Farber 4beteó a 8,8 y Riess pagó. El flop fue . Riess pasó. Farber metió una bet de 6,7 millones y Riess le pagó sin pestañear. En cuarta salió el , Riess pasó de nuevo y Farber metio una second barrel de 13,6 millones. Riess pagó otra vez. El river fue el . Riess pasó por tercera vez y Farber hizo check behind. Riess mostró y Farber muckeó su mano. Riess se puso con 130 millones de puntos, dejando a Farber con 60.

Durante las siguientes manos, Riess siguió incrementando su ventaja, hasta que en la 214 se produjo el primer all-in de la noche. No obstante, ambos jugadores mostraron T8 y se repartieron el bote.


Máxima tensión en la mesa final

En la mano 220, Farber bajó a 34 millones, ante la presión de su rival. Y tras la 225, se quedó en apenas 20 tras perder una mano con 99 antes el A6o de Riess (as en flop).

Las cosas se poní­an muy complicadas para Farber, pero en la 229 pudo doblarse con un poco de fortuna. Riess subió a 2 millones desde el botón. Farber pagó. El flop fue . Farber pasó y Riess hizo una flop cbet de 2,5 millones. Farber hizo check-raise all-in a 16,3 millones y Riess le pagó al instante. Farber mostró y Riess . El dealer mostró el turn soñado por Farber: el . El rail de este último explotó de alegrí­a, y aún más al ver un ladrillo en el river: . Tras la mano, Farber pudo ponerse con 37 millones, frente a los 154 de su rival.

Y aceleró su recuperación en la 234. Farber subió a 2,5 millones desde el botón. Riess le pagó. El flop fue . Farber apostó 2,8 millones y Riess se quedó al quiero. El turn fue el . Riess pasó de nuevo y Farber metió una nueva continuation bet, esta vez, de 6 millones. Riess pagó otra vez. El river fue el . Riess pagó por tercera vez. Farber metió el 3.º barrilazo, de 13 millones. Riess pensó un par de minutos y acabó pagando. Farber mostró color con y Riess muckeó sus cartas. Resultado: Riess 125 millones vs Farber 65.

La cosa se calentaba de nuevo, tras el dominio de Riess.

En la mano 246, Riess volvió a subir a 139 millones su stack. Y siguió su labor de erosión, hasta que en la 254 dejó a Farber con solo 27. Farber subió a 2,5 millones. Riess le pagó. El flop fue . Riess pasó y Farber metió 3 millones más en el bote. Riess pagó. El turn fue el . Riess pasó y Farber volvió a apostar: 6,6 millones. Riess parecí­a un frontón; volvió a hacer call. El river fue el . Riess pasó y Farber también. Riess mostró y se llevó el bote.


Las cosas no iban bien para Farber

El joven norteamericano estaba lanzado hacia la victoria. En la mano siguiente, le dio un golpe prácticamente mortal a su rival. Riess abrió desde el botón a 2,5. Farber pagó. El flop fue . Ambos jugadores pasaron. El turn fue el . Farber pasó, Riess apostó 3 millones y su oponente le pagó. El river fue el . Farber volvió a pasar, Riess metió 8 millones más en el bote y Farber pagó a regañadientes. Riess mostró y con sus trips de nueves se llevó el botazo y dejó a su rival con un stack de apenas 12 millones de puntos.

La siguientes manos fueron sucesiones de all-ins y folds, hasta que llegó la definitiva: la 261.

Riess subió desde el botón a 2,5 millones. Farber le resubió all-in a 14 millones y Ryan le pagó. Farber mostró y Riess, . El flop fue , lo que le quitó a Farber los outs de las damas. El turn fue una blanca: el . Y el river fue otro ladrillo: el . Y así­, Ryan Riess se convirtió en el campeón del Main Event de las WSOP® 2013.


Ryan con papá y mamá

Ryan tiene solo 23 años y era el más joven de los November Nine. Se ha convertido en el primer ganador del Main Event nacido en la década de los 90.

Su carrera al estrellato ha sido meteórica, ya que logró su primera gran caja a finales de 2012 (2.º en el WSOP® Circuit del Horseshoe Hammong de Chicado, 239.063$). En 2013 logró hacer ITM 20 veces. La primera parte del año estuvo jugando en Los Ángeles y después disputó diversos eventos del WSOP® Circuit, donde entró en premios en 3 ocasiones. Después jugó las WSOP® –las primeras de su vida- y en ellas logró 3 cajas más, aparte de esta gran victoria en el Main Event.

Artículo anteriorBilzerian convierte en oro todo lo que toca
Artículo siguienteIke Haxton’s World