Inicio Resultados de poker Los primeros High Rollers del Aria en 2017 fueron para Dan Smith...

Los primeros High Rollers del Aria en 2017 fueron para Dan Smith y Brian Rast

28

El casino Aria de Las Vegas ha celebrado este fin de semana las bodas de oro de sus High Rollers de 25.000$.

Estos torneos nacieron como un servicio a los jugadores que se acercan en verano a Las Vegas atraidos por las WSOP y toda la plétora de festivales que las complementan. En principio, fue un de torneo de 100.000$ de entrada que se hizo coincidir con el Main Event de las WSOP 2014. Tuvo continuidad un par de meses después e inmediatamente adoptó rango de torneo regular, jugándose más o menos uno al mes.

El precio se iba un poco de madre para el ritmo de los torneos, y se adoptó una entrada de 25.000$. El siguiente verano, el de 2015, volvió la demanda de torneos más caros y por fin se incorporó la estructura que se viene repitiendo hasta hoy, un par de torneos de 25.000$ y un SHR de 50.000$ o 100.000$.

El último torneo del 2016 casi coincide con las uvas, y los encargados de despedir el año en a mesa fueron Cary Katz y Justin Bonomo, que se dividieron el bote del SHR 14. El primero de 2017, el emblemático número 50 de sus High Rollers, también tuvo a Cary Katz en el heads-up final, aunque su racha aiba a terminar contagiándose al que fue su rival y compañero de reparto, Dan Smith.

Fue el evento más numeroso del finde, con 39 participantes. Estaban la mayorí­a de habituales, pendientes también del sorteo de las plazas para la Super High Roller Bowl de mayo. A los David Peters, Bonomo, Haxton, Seidel y compañí­a se les sumó esta vez Daniel Negreanu, que ya comentó en sus propósitos de año nuevo que iba a incluir los torneos de Aria en su rutina para conseguir aumentar su volumen de juego.

Daniel se quedó fuera cuando aún restaban más de una docena de participantes en las mesas. Alrededor de la burbuja, el jugador más activo fue Dan Smith, que usó su liderato en fichas para adoptar el papel de matón de la mesa, reservándose la mayorí­a de calls a los all-in de los shortstacks. Así­ se llevó por delante a Brian Rast, justo antes de que Andrew Lichtenberg intentara robar la ciega de Erik Seidel con AT y «Seiborg» se encontrara con AK para defenderla y dejar a Andrew sin cobrar.

Cary Katz utilizó los parejones que le fueron dando en mesa final para eliminar a Jason Koon y a Isaac Haxton, aunque si habí­a que pagar al shortstack con una mano más modesta como skd4 pues lo hací­a. Justin Bonomo, que se habí­a quedado sin más de medio stack en la mano anterior no llevaba ni para superar a ese rey desnudo, cqd3, y cayó en tercera posición sin que ninguno de los dos ligara nada en las comunitarias.

El heads-up no llegó a empezar. El pacto fue inmediato.

  1. Cary Katz 322.640$
  2. Dan Smith 295.120$
  3. Justin Bonomo 131.040$
  4. Erik Seidel 84.240$
  5. Isaac Haxton 56.160$
  6. Bryn Kenney 46.800$

Al dí­a siguiente, ya fuera porque hubo alguna reentrada menos o porque se cayó algún que otro jugador de la lista, se vendieron solo 36 entradas.

La mesa final tuvo una alineación completamente distinta, con la única excepción de Dan Smith. La estructura de estos torneos es rápida, y ninguno de los jugadores habituales utiliza tácticas de camuflaje en la burbuja. El bubble boy de este torneo, Dan Colman, disponí­a de 23 ciegas en la mano que le echó a la calle, ur rerrobo con KQ que pilló a Sean Winter abriendo desde early con AA.

Esta vez, Dan Smith no consiguió su pila de fichas dominante en los momentos previas a la burbuja, sino que tuvo que esperar al juego a tres contra Scott Seiver y Jason Koon. Era cuestión de ver cuál de los dos se intentaba rebelar contra Smith en el peor momento y ese fue Koon, que inició con JT una guerra de ciegas que tení­a perdida contra las damas de Dan.

Smith llegó a dos heads-up este finde pero no llegó a jugar ni una sola mano cara a cara. Seiver le cedió un premio superior, eso sí­, tras pelearlo tanto o más de lo que lo hubiera hecho en la mesa.

  1. Dan Smith 337.608$
  2. Scott Seiver 232,632$
  3. Jason Koon 120.960$
  4. David Peters 77.760$
  5. Timothy Adams 51.840$
  6. Sean Winter 43.200$

El último torneo de esta tanda inaugural de 2017 fue el Super High Roller 15 de 50.000$. Casi clavan el número de registros del dí­a anterior, con 35. Perder un jugador significó perder un puesto en premios, así­ que la burbuja quedó situada en sexta posición.

Dan Colman volvió a caer a la vista del ITM, el octavo, en otro all-in preflop. Justin Bonomo fue el siguiente en poner en riesgo su torneo, pero esta vez lo hizo con cuatro cartas sobre la mesa. Tení­a un proyecto de escalera a dos puntas, y Tom Marchese le tení­a virtualemnte eliminado con top pair, pero Bonomo encontró uno de sus ocho outs en el river. Encorajinado, remató a Marchese y convirtió en Jake Schindler en el bubble boy al ganarle un flip, hqdj contra stct.

La media de ciegas en premios estaba en 25 BBs y Brian Rast e Isaac Haxton fueron los jugadores más activos de la mesa. Cuando por fin chocaron entre ellos, solo quedaba Bonomo de espectador. Rast fue el vencedor, y disponí­a de fichas suficientes para hacer jugar a Bonomo y que este tuviera que doblarse alguna que otra vez antes de discutir sobre un pacto.

En una mano afortunada, Rast apostó agresivamente dos calles con 33 simulando llevar otro as como el que habí­a en la mesa. Bonomo jugó al check call en ambas, e hizo igual en la tercera, pero esta vez a una apuesta del tamaño del bote. Rast habí­a ligado escalera en el river s5c9dah4c2. A Bonomo le quedó menos de una ciega tras el call, y Rast se la ganó a renglón seguido con la peor mano de la baraja, d3s2.

  1. Brian Rast 772.800$
  2. Justin Bonomo 420.000$
  3. Isaac Haxton 235.200$
  4. Timothy Adams 151.200$
  5. Byron Kaverman 100.800$

La siguiente cita con los High Rollers del Aria es durante el primer fin de semana de marzo.

Artículo anteriorAdrián Mateos y Sergio Aido se quedan fuera de la SHR Bowl sin tan siquiera empezar
Artículo siguienteJavigoza aguantó hasta el heads-up del GUPKT London