Inicio Jugadores de poker ¿Cómo se juega al poker chino descubierto?

¿Cómo se juega al poker chino descubierto?

186

El poker chino descubierto está de moda. Los grandes pros como Phil Ivey o Daniel Negreanu pasan muchas horas jugando a esta nueva modalidad. En ella, los jugadores reciben 13 cartas. Ello hace que puedan jugar al mismo tiempo hasta un máximo de 4 jugadores.

Con las 13 cartas han de armar 3 jugadas, dos con 5 cartas y una con las 3 restantes. La jugada más fuerte se llama «back«; la segunda se llama «middle«; y la tercera, la compuesta por solo tres cartas se llama «top» o «front«.

Si el middle es más fuerte que el back o el top es más fuerte que el middle, la mano no es válida y estás haciendo «foul«.

Una mano de poker chino descubierto comienza cuando el crupier reparte a cada jugador 5 cartas. El jugador que está a la izquierda del botón es el primero en actuar. Las coloca en el back, el middle o el top a su gusto. A partir de este momento, ya no las podrá mover en el resto de la mano. Igualmente actúan los demás jugadores.

A continuación, el crupier reparte 8 cartas más a los jugadores, de una en una, empezando por el que está a la izquierda del botón. Entonces, los jugadores deciden sus respectivos backs, middles y tops.

Una vez que han terminado comprueban por parejas quién tiene la mejor mano back, middle y top, y el jugador ganador de cada mano consigue puntos o royalties en función de su jugada. Por defecto, consigue un punto, pero si la jugada es buena, puede lograr más royalties.

Hay varios sistemas de valoración de royalties. El más extendido da los siguientes bonus en función de las manos formadas:

Jugada Bonus back Bonus middle
Escalera real 20 40
Escalera de color 10 20
Poker 8 16
Full House 6 12
Color 4 8
Escalera 2 4

Como ves, las jugadas del middle valen el doble de puntos o royalties que en el back.

También se consiguen puntos en el top, con las parejas:

  • X: 1 punto.
  • X: 2 puntos.
  • X: 3 puntos.
  • X: 4 puntos.
  • X: 5 puntos.
  • X: 6 puntos.
  • X: 7 puntos.
  • X: 8 puntos.
  • X: 9 puntos.

Veamos un ejemplo. Supongamos que hay 3 jugadores en juego: A, B y C.

El A cruza sus tres manos con el B y luego con el C. Y el B compara su mano con el C.

Ganar una mano da un punto. Ganar las tres a un mismo jugador da seis. En las manos ganadas, el jugador puede contarse un punto o más, si es que tiene una buena jugada y esta tiene bonificación especial. Por ejemplo, si el back del A es un full house y el del B es un color. La mano back la gana el A y obtiene no un punto, sino 6 (que corresponden a los royalties del full en el back). El B no consigue ningún punto por perder la mano.

Vamos a simular el enfrentamiento entre A y B en las 3 manos (back, middle y top):

Jugador A:

  • Back: (full de reyes y treses; bono de 6).
  • Middle: (escalera; bono de 4).
  • Top: (pareja de dieces; bono de 5).

Jugador B:

  • Back: (full de nueves y seises; bono de 6).
  • Middle: (full de ochos y sietes; bono de 12).
  • Top: (pareja de damas; bono de 7)

Resolución de la mano:

  • El back la gana el A. A tiene 6 royalties.
  • El middle lo gana el B. B tiene 12 royalties.
  • El top lo gana el B. B tiene 7 royalties.

Por tanto, el B gana (-6+12+7=13 royalties). Y el A palma (6-12-7= -13 royalties, que le tiene que pagar al B). El valor de los royalties se establece previamente, como si fuera el nivel de la mesa.

En la mano, como he comentado antes, también se cruzan las manos del A y el C, y las del B y el C.

Los jugadores llevan las cuentas a mano…, como muestra en su Twitter Jason Mercier:

Mercier lleva las cuentas a mano

De no existir la posibilidad de ganar royalties, el poker chino descubierto se centrarí­a simplemente en no hacer foul. No obstante, es mucho más profundo. La posibilidad de sumar puntos extra hace que los jugadores no solo armen sus manos intentando evitar el «foul» y añade complejidad matemática y tensión al juego. A veces no es sencillo tomar la decisión de buscar un color o ir a lo seguro formando parejas.

Liv Boeree le pega al poker chino con los amiguetes, como Jason Mercier.

Robert Mizrachi es todo un experto en esta modalidad. Sobre ella ha comentado: «Si eres un nit, intentarás no hacer foul. Si eres más gambler, irás a por los royalties«.

Si haces foul o un rival te gana las tres manos, pierdes 6 puntos y los royalties. Consigues un punto por ganar 2 manos de las 3 a un rival. Tus royalties solo cuentan si tienes una mano «legal», aun cuando tu rival tenga más royalties.

Aunque en los paí­ses bálticos se ha jugado al descubierto durante muchos años, esta variante se ha popularizado recientemente y las reglas aún no han sido establecidas definitivamente. Muchos jugadores han sugerido cambios.

Tras jugar largas sesiones de high stakes en San Remo con pros como Shaun Deeb, Scott Seiver y Daniel Negreanu, Phil Ivey ha tuiteado «Nuevo sistema de reparto de puntos en el Poker Chino Descubierto: 2 por escalera, 4 por color, 6 por full house, 10 por poker, 15 por escalera de color y 25 por escalera real«.

Mizrachi ha mostrado sus dudas acerca del sistema actual de royalties, porque, según afirma, introducen mucha varianza en el juego.

Bryan Devonshire le pilló el gustillo al juego en el Los Angeles Poker Classic y ha comentado que el juego es adictivo porque aun requiriendo una gran habilidad, cualquiera puede jugarlo. Así­ mismo, ha dicho que el juego está calando muy hondo entre los jugadores de high stakes.

Sergiy Rybachenko cree que este juego le puede hacer ganar mucho dinero. De hecho, piensa que la primera persona que desarrolle un programa que descubra la mejor manera de jugar tendrá una ventaja enorme en los high stakes y podrá ganar cientos de dólares en un momento. Y ha comentado que ya lo han intentado diversos programadores y que todos han llegado a la misma conclusión: es un juego muy complicado.

Rybachenko explica su estrategia con un ejemplo: «Imagina que nos dan J8853 con tres tréboles y estamos en la primera posición. Probablemente solo iré a por el color si la J es de tréboles. De otra manera, jugarí­a 88J en el back. He visto a muchos jugadores cometer el error de colocar la J en el middle. Si estuviese en la segunda posición, seguro que irí­a a por el color si no hay descubierto ningún trébol. Y si estuviese en la tercera, buscarí­a el color si hubiese descubierto como máximo un trébol«. Según Rybachenko, es muy importante adaptarse en función del número de jugadores.

Por su parte, Davonshire cree que la primera clave es no hacer «foul» y que ello depende mucho de la colocación de las cinco primeras cartas: «Aunque busques la posibilidad de ligar una gran mano, siempre has de intentar no hacer foul«.

El poker chino está en perí­odo de formación. Como os he escrito antes, aún no existen reglas fijas y hay distintas versiones en el reparto de cartas y en las asignaciones de puntos y royalties. No obstante, cuando las reglas sean oficiales, tiene pinta de ser un juego muy interesante. Habrá que esperar para ver si las salas de poker online introducen en su oferta de juegos el poker chino, o el descubierto.

¡A mí­, de entrada, ya me han dado ganas de probarlo!

Artículo anteriorLas maquiavélicas cabezas pensantes de las prop bets
Artículo siguienteMercier se obsesiona con el Poker Chino descubierto