Inicio Resultados de poker Gruissem decide no bajarse del liderato en París

Gruissem decide no bajarse del liderato en París

68

 Esta prueba del World Poker Tour Grand Prix de París patrocinado por PartyPoker.es nos tenía acostumbrados a días relativamente cortos. El día 1 se jugaron 7 niveles, el día 2 se dio por concluido tras 4 niveles, pero ayer fue un día más largo, casi maratoniano. Los jugadores arrancaban la jornada a las 15:00h y eran aproximadamente las 3 de la madrugada cuando se daba por concluida la jornada, y es que siempre que hay burbuja de por medio, los jugadores se toman con más calma lo de poner todas sus fichas en el centro. Y todavía podría haber sido más largo, pues la organización tenía planificado jugar hasta que quedaran 12 jugadores, pero fue imposible. Una vez ya había explotado la burbuja, y la cuenta quedó en 24, los jugadores recibieron el permiso para irse a dormir.

De cualquier modo, el gran protagonista de ayer volvió a ser el alemán Philipp «Philbort» Gruissem, quien vuelve a pasar de día como líder en fichas, esta vez acumulando un total de 1.060.000 puntos, seguido sólo de cerca por Matthew Salsberg, con 951.000. Para encontrar al tercero en fichas, tenemos que dar un importante salto hasta dar con Idris Ambraisse, quien acumuló 591.000.


Pasar dos días consecutivos como líder en fichas, no es algo habitual

Uno de los primeros protagonistas del día fue Andrew Lichtenberger, quien de hecho fue el que antes rompió la barrera de los 300.000 puntos. Gran parte de culpa tuvo la mano en que firmó la eliminación de Faraz Jaka, una mano casi imposible de eludir. Jaka con 55 en la mano, y «Luckychewy» con 66, se relamían al ver un flop en forma de ht d6 h5. Como todos imaginaréis, todas las fichas acabaron en el centro, y al no mejorar la mano de Jaka, este quedaba sentenciado fuera de premios.

Por aquellos entonces, «Elky«, muy corto de fichas, empezó a jugar al open-push; no le quedaba más remedio. Varias vueltas pasaron hasta que encontró un pagador. Se trató de Michael Kwierk, quien consideró que su AJ podría ser suficiente contra el rango del jugador francés. Efectivamente, no se equivocó: «Elky» mostraba A5, una mano que no mejoró. Los aficionados galos se quedaban así sin una de sus mayores esperanzas para realizar un papel importante en esta prueba del WPT.

Tras esto, vino el momento en que Matthew Salsberg más brilló en el día de ayer. Fue el encargado de dejar sin opciones a dos de los jugadores galos más ilustres que todavía quedaban en pie. Especialmente cruda fue la forma en que mandó a casa (si no lo estaba ya) a Fabrice Soullier. Los dos acabaron all-in con la misma mano: AQ suited, Soullier de picas, Salsberg de diamantes. ¿El flop? Diamante, diamante, diamante, y el francés que tenía que abandonar la sala con un importante cabreo. Y en la que eliminó a David Benyamine, tampoco le faltó «el naipe». Sus 22 encontraron otro 2 en el flop, trucha de la cual el jugador local no pudo escapar, y también tenía así que coger el camino hacia las mesas de cash.

A continuación vino un nivel en el que algunas eliminaciones ilustres se fueron sucediendo como las de Dominik Nitsche, Peter Jetten o Tony G, justo antes de que llegara el momento de la burbuja. Todo apuntaba que ésta explotaría en los morros de Jason Mercier, cuando en un board da h3 c2 ht decidió empujar sus fichas con h4 h2 para ver como Raphael Abitbol le pagaba con sa sq, no mejorando la mano del americano en el river. Quedaban 28 jugadores y a Mercier apenas 34.000 fichas. ¿Iba a quedarse Jason sin premio? Finalmente, no fue así. Los dioses (o los demonios) del poker vinieron en su ayuda, y le repartieron KK a Antony Lellouche justo en el mismo momento que a Bryan Colin le dieron AA. El resto, todo el mundo lo puede imaginar. El francés se tenía que conformar con esta amarga posición, la más avanzada que no da derecho a premio.

Pocos minutos después, cuando llegaron 3 nuevas eliminaciones (entre ellas la de Mercier con JJ vs AK), y la cuenta de jugadores quedó en 24, se dio por finiquitado el día, como decíamos antes, con Philipp Gruissem a la cabeza.

Aquí os dejamos el chip-count final, así como los asientos asignados para el día de hoy, en el que la jornada no concluirá hasta que la mesa final (de 6 jugadores) esté servida:

Veremos qué seis jugadores tendrán el honor de protagonizar ésta en el día de mañana.  

Artículo anteriorNuevo paso al frente para la reapertura de Full Tilt
Artículo siguienteUn mes para la celebración de la iGB de Barcelona