Inicio Salas de poker Matt Glantz duda de la viabilidad de la compra de Full Tilt

Matt Glantz duda de la viabilidad de la compra de Full Tilt

30

Matt Glantz 

El jugador profesional Matt Glantz ha publicado en CardPlayer una nueva entrega de su blog, dedicada a compartir con sus lectores sus dudas acerca de la posibilidad de que los objetivos que persigue PokerStars al intentar la compra de Full Tilt Poker sean alcanzables.

El cierre de la sala Full Tilt Poker a raíz de las actuaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos ya ha cumplido un año de edad. En este tiempo, diversas fuentes más o menos informadas nos han bombardeado con noticias sobre la posible venta de la sala y, lo que es más importante para el ecosistema de nuestro juego y para muchos de los afectados, de una solución para el problema de los fondos retenidos a sus clientes.

El último de los mirlos blancos presentados como paladín de los jugadores fue el grupo francés de inversores presidido por Bernard Tapie. En su día, Matt Glantz fue de los pocos que se atrevió a airear sus dudas sobre el verdadero interés de los franceses en la operación. El tiempo, desgraciadamnente le terminó dando la razón.

En la actualidad, existen negociaciones entre PokerStars y el Departamento de Justicia para la venta de Full Tilt a la sala de la pica roja. Hasta tal punto parece confirmado que PokerStars es la que está pagando los sueldos de los trabajadores de la sede de Full Tilt en Irlanda durante este mes. Las esperanzas de los jugadores que mantienen balances en la sala viven un momento álgido, con rumores de un acuerdo pleno, como el propio Glantz reconoce le ha confesado uno de los propietarios de Full Tilt.

Pero, una vez más, Glantz ha tomado el papel de agorero. Matt da por terminado el papel de los propietarios de Full Tilt en cualquier negociación, como demostraría la entrega de Ray Bitar a las autoridades estadounidenses, y duda seriamente de que nadie relacionado con Full Tilt tenga acceso a ningún tipo de información fiable al respecto. Los posibles problemas no vendrían por ese flanco. Sus dudas se basan en la incapacidad del Departamento de Justicia de cumplimentar los objetivos que PokerStars perseguiría con esta operación.

La compra de Full Tilt sólo tiene sentido para PokerStars, a ojos de Matt Glantz, si sirve para que la fiscalía solucione dos cuestiones vitales para la sala: la desestimación de los cargos judiciales contra la compañía y sus representantes encausados individualmente y la seguridad de que PokerStars tendrá acceso al futuro mercado estadounidense, una vez se legalice el poker online en el país.

Como indica Glantz, el Departamento de Justicia tiene la capacidad de solucionar el tema judicial, pero quizá tenga las manos atadas en la vertiente comercial.

El desarrollo del mercado del poker online en Estados Unidos, hoy en día, está en manos de los estados. El gobierno federal no ha mostrado interés en regular el poker online a nivel nacional y la influencia del Departamento de Justicia en los reguladores estatales es insuficiente para asegurar que PokerStars pudiera obtener licencias para operar en esos mercados.

Es más, uno de los agentes más activos en la actual evolución de un futuro marco legal para el poker online es el sector del juego físico y, según señala directamente Glantz, el grupo Harrah’s. Obviamente, la irrupción de un competidor tan fuerte como PokerStars sería muy mal visto en las oficinas de los propietarios del Caesars, en posición de dominar claramente el sector en un futuro.

Sin la posibilidad de asegurarse poder acceder de nuevo a sus clientes estadounidenses, el interés de PokerStars en la compra de Full Tilt pierde muchos enteros, tantos como para poner en duda que se termine de concretar.

Al igual que el señor Glantz en su despedida, mantenemos la esperanza en una pronta y satisfactoria solución al culebrón de Full Tilt Poker y que Matt esté completamente equivocado.

Artículo anteriorCinco entradas para la final de Rounders10 en el satélite de ayer
Artículo siguienteIntereconomía y LBpoker presentan el programa de televisión Esto es poker