Inicio Actualidad de poker El recital de Marcelo Simoes en el ME certifica el dominio brasileño...

El recital de Marcelo Simoes en el ME certifica el dominio brasileño en el EPT Montecarlo, ¡y pica para Gurru!

Jon Gurrutxaga le ha dado a la Roja la tercera pica en el festival, mientras todo el mundo estaba obnubilado con el recital que dio Marcelo Simoes (en la foto de Pokernews) en la mesa final del evento principal.

588
Marcelo Simoes

La pica del evento principal del EPT de Montecarlo organizado por Pokerstars va a viajar en la bodega de un avión con destino a Brasil.

La facturación del trofeo correrá a cargo de Marcelo Simoes, que dio una verdadera exhibición de juego en la mesa final de seis jugadores que la dirección planeó para darle brillo al último día de competición en la capital monegasca.

Este era el segundo viaje de Simoes a Europa para jugar al póker, la gran pasión del empresario carioca de 55 años. Tiene bastante experiencia en vivo -es segundo en el Player of the Year de las BSOP-.

Ayer embolsó unas pocas ciegas menos que el danés Hvem, chipleader cuasiperpetuo del torneo desde el día 1.

Con cinco jugadores por encima de las 59bb, el drama de los saltos de premios se dejó para más tarde. Los primeros niveles trataron de la pugna por el liderato, a la que rápidamente se sumó Hugo Pingray.

Simoes tardó tres niveles en abrir brecha, y el trabajo casi se le va al traste en un flip en el que Jaime Cervantes tenía la doblada hecha con trío en el turn y 7M de puntos en el bote, solo para que el river completara la escalera para obligarle a repartir el bote con el brasileño.

Pasado el susto, Simoes se puso como objetivo ganar todos los botes hasta el final del torneo. Tuvo un porcentaje de éxito asombroso en esta hercúlea tarea, lo que le catapultó rápidamente a un punto en el que triplicaba a su perseguidor más cercano. Y empezaron a llegar los all-ins.

Trofimov se salvó, doblándose, pero no pudieron decir lo mismo Soenmez y Pingray.

El monólogo de Simoes se detuvo un instante para que Hvem le adjudicara la cuarta plaza al estadounidense Jaime Cervantes, un reg del circuito americano que se pasó por Montecarlo para, por lo visto, financiarse las vacaciones que tiene reservadas en Grecia.

Hvem y Simoes tenían mucho que ganar y muy poco que perder aliándose para reducir la equity de Trofimov en cualquier bote en el que este invirtiera sus últimas fichas. El búlgaro tenía en su mano triplicarse con un A en la mano. Sus rivales se pisaban las J, pero apareció una tercera en el flop.

Enseguida se solicitó la presencia de una calculadora en la mesa. Cualquier pacto tendría que ser muy favorable para Simoes, que tenía una ventaja de 5:1. Las cifras finales hacen imposible adivinar que hubo un acuerdo, pero puedes creernos, estaba firmado antes de que Simoes (1º. 939.840€) tumbara a Hvem (2º. 564.640€) sin dejarle ni soñar con acercarse al triunfo.

La pica de Simoes en el evento principal del EPT se empareja con la de Scalfini en las France Poker Series y la de Yuri Martins en el primer 25k€ para mostrar el mejor palmarés del EPT Montecarlo.

España sigue de cerca a los sudamericanos en esta clasificación de méritos por el triunfo de Adrián Mateos en el 100k€, que ha sido el mayor premio del festival, el primer puesto de Lautaro Guerra en el PLO 5k€ y el pinchazo de última hora de Jon Gurrutxaga, que se lleva otro clásico de los EPTs como es el 2.200€ Deep Stack.

Gurru ha dedicado el viernes y el sábado a filtrar un field de 145 jugadores y preparar una victoria que le supone un premio de 81.350€.


Los italianos han terminado también muy fuertes con la victoria de Gianluca Esperanza en el 25K€de tres días.

Speranza se libró del miembro con más flow del Team Winamax, el rapero Bruno Lopes, para cerrar el triplete azzurro en el 7 de mayo: el 25k€, el 550€ Deep Stack (Parmiggiani) y el 330€ (Bozzo).

Artículo anteriorLa víspera de la final del EPT Montecarlo se alargó demasiado para Álex Romero (9º) y Ramón Colillas (7º)
Artículo siguienteTrainduseum gana el Sunday Surprise de Winamax y viajará al Mundial de Catar para ver el Francia-Dinamarca