Inicio Jugadores de poker Lithany: ‘Deja de mirar la gráfica de una vez por todas’

Lithany: ‘Deja de mirar la gráfica de una vez por todas’

21

Rodrigo Rí­o «Lithany» lleva años dedicándose al coaching mental y al mentoring de jugadores de poker. Hoy nos presenta un artí­culo que os puede resultar interesante si no os sienta bien mirar la gráfica de resultados de vuestro software de ayuda. Os dejo con Lithany:

Seguro que alguna vez te has planteado dejar de mirar la gráfica, pero es algo que has dejado abandonado en el cajón ya que no obtuviste los resultados que deseabas.

Es un tema recurrente que suelo escuchar de muchos de mis clientes, profesionales e incluso aficionados.

Todos tienen claro que si no miraran la gráfica sus sesiones serí­an, más productivas, divertidas, amenas y, ante todo, más largas y con menos residuos emocionales.

Es decir, todos saben que si mirasen menos la gráfica acapararí­an muchas menos emociones negativas, jugarí­an mejor y se llevarí­an menos comeduras de cabeza al terminar las sesiones de poker.

La parte más complicada ya estaba resuelta. La comunidad de jugadores era consciente de que mirar la gráfica cuando no toca era contraproducente. ¡Estaba motivada al cambio!

Ante tal escenario decidí­ compartir un conjunto de pasos que nos permitirán dejar de mirar la gráfica o seguir mirándola sin culpabilidad, de una vez por todas.

Personalmente nunca he considerado que mirar la gráfica sea un problema; para mí­ no es más que un pequeño «roba tiempos» pero si mirarla te afecta, eso ya es otro cantar.

  • Lo primero que necesitas es ser consciente del «Problema».
  • Lo segundo, querer hacerlo.
  • Lo tercero, elegir hacerlo.
  • Y lo cuarto es comprometerte a hacerlo.

Como comprobarás no es lo mismo, querer que comprometerse.

El proceso que vamos a seguir es una toma de conciencia de la situación global y especí­fica del proceso de mirar la gráfica. Desde esa posición nos resultará mucho más sencillo ir modificando conductas.

Tómate tu tiempo. Un cambio de hábitos requiere su tiempo, entre 10 y 100 dí­as según los expertos aunque algunos, como Daniel Goleman, establecen los periodos de cambio de 3 a 6 meses, ya que o bien no son situaciones que suceden todos los dí­as o bien no siempre somos conscientes de ello.

Recuerda que «tanto si crees que puedes, como si crees que no puedes, estás en lo cierto» (Henry Ford).

Primer paso:

En este paso valoraremos el «para qué» mirar la gráfica. Buscamos entender a qué se debe esa conducta, y aunque te parezca trivial, estoy seguro de que pensar sobre ello descubrirá detalles que no sabí­as, ya que no se trata de «Para saber cómo voy» sino «Para dejar de sufrir por saber cómo voy» La profundidad de la respuesta te llevará a un nuevo nivel de consciencia.

Así­ que dedí­cale un tiempo a descubrir cuáles son los motivos reales por los cuales miras la gráfica.

Segundo paso:

Ahora buscaremos soluciones especí­ficas. Aquí­ tendrás que ser altamente creativo, y recuerda todas aquellas cosas que ya sabes que no funcionan.

Vamos primero a usar todos aquellos intentos como fuente para saber «No funciona» y aprender de ellos, para luego continuar y crear un plan de acción usando las acciones pasadas como datos y así­ mejorar las posibilidades de éxito.

Crea una lista con cada situación o intento y con qué aprendiste de ello.

Por otro lado, es el momento perfecto para pensar qué conductas en cambio si te acercarán.

Redáctalas con paciencia y nos vamos a la última fase.

Tercer paso:

Ahora estamos listos, con toda la información en el papel y en la cabeza, para ser creativos y comenzar nuestro plan de acción personalizado para alcanzar y lograr dejar de mirar la gráfica de una vez por todas.

En esta fase, crearás un plan de acción especí­fico, te comprometerás y sólo elegirás aquellos actos que vas a realizar con los que estás 100% comprometido.

Recuerda lo que ya sabes que no te acerca, y coge la lista de cosas que has apuntado que sí­ te acercan.

Usa las primeras para elegir entre las segundas aquellas que más confianza te den, y de ellas las que más ganas tengas de probar.

Una vez tengas un conjunto de opciones escogidas es el momento de ponerlas en práctica, ¡determina el Qué, el Cómo y el Cúando!

Recuerda que si lo ponemos en práctica y fallamos, lo que tendremos será una lista mayor de cosas que no son funcionales. Pregúntate de nuevo ¿qué puedo aprender yo de esto?, y de esta forma estarás cada vez, poco a poco, más cerca de lograrlo.

Comenzarás desde el segundo paso, con más información útil.

Como todo en la vida, ¡prueba, error y práctica!

Si te interesa el tema, puedes consultar un artí­culo más amplio que ha publicado en mi web. También puedes echarle un vistazo al apartado de formación online de mi web, donde hallarás, en formato de audio, un conjunto de potentes hábitos para sacar el máximo rendimiento a tus sesiones.

Ahora ármate de compromiso, de un papel y un lápiz o bolí­grafo y ¡a por ello! ¡Estás mucho más cerca de alcanzar tu objetivo!

Quedo a tu disposición.

Rodrigo Rí­o «Lithany».

Artículo anteriorMiguel Mora termina líder el Día 2 del ESPT7 Madrid
Artículo siguienteSigue en directo el Texapoker Monthly de Lloret de Mar