Inicio Jugadores de poker Lauren Roberts: ‘No me enamoré del poker hasta que sufrí cáncer’

Lauren Roberts: ‘No me enamoré del poker hasta que sufrí cáncer’

206

Una de las historias más sobresalientes que ha sido rescatada del Super High Roller ha sido la de la extraña relación de pasión y odio entre Lauren Roberts y el poker.

Lauren es la única mujer entre los 56 participantes en el torneo de 300.000$ de entrada. Se dedica a gestionar fondos de inversión, pero en su mente está grabada a fuego la ilusión de convertirse en una gran jugadora de poker, si es que no lo es ya.

Su padre le dijo que jugar el SHR Bowl «la convertí­a, estadí­sticamente, en una idiota». En perspectiva, ella también empezó a pensarlo, pero Cary Katz, el director de Poker Central, no querí­a perder a la única mujer del grupo y la animó a vender acción. Al final, se sintió cómoda poniendo un 50%. Le ha salido mal, porque ha quedado eliminada en el dí­a 2, pero esta experiencia no es mala manera de empezar una de sus épocas favoritas del año, WSOP.

Te fascinarán el resto de las cosas que le contó a Pokerlistings. Gran entrevista.

Antecedentes familiares

Mi padre era doctor en Fí­sica, pero mi familia era de jugadores. He estado en todos y cada uno de los hipódromos de la costa este. Fue mi abuelo el que me enseño a jugar Stud, de cinco y siete cartas.

A mi abuelo le encantaba pasar tiempo en Las Vegas, y cuando abrieron Atlantic City, mi padre fue allí­ a contar cartas hasta que todos los casinos le prohibieron la entrada. Cuando se jubiló empezó a jugar al poker e intentó que yo me convirtiera en una jugadora profesional. Yo ya estaba gestionando un fondo de inversiones de aquella. í‰l me dijo que no habí­a ninguna mujer en el poker y que con mi capacidad de análisis me irí­a muy bien. Me dijo que me enseñarí­a, pero de aquella hubiera preferido que me clavaran alfileres en los ojos.

El poker

No entré en el poker hasta que me diagnosticaron cáncer hace nueve años. Terminé pasando por 16 operaciones en tres años, así­ que tení­a que pasar por el quirófano casi cada mes. Me deprimí­ un poco y habí­a veces que no querí­a ni salir de casa, así­ que empecé a jugar online, en las mesas de 0.01$/0.02$.

Fue lo único que tuve que hacer. Me enamoré del poker. Me enganchó inmediatamente. Mi padre me llevó al Commerce. yo vení­a del online y no sabí­a nada de las normas, era la única chica y creí­ que me tomarí­an por tonta. Que piensen que eres tonta es una ventaja, pero es que entonces lo era de verdad.

Lo que me encanta del poker es que es un juego estratégico con múltiples facetas. Yo me dedico a los fondos de cobertura, y son muy similares. Cuanto más tiempo llevo en la profesión, menos creo que sé del tema.

La mujer en el poker

Creo que los premios dedicados a las mujeres no buscan reconocer méritos, sino modelos de conducta. Es la manera en la que lo percibo y creo que es bueno. Son mujeres demostrando que está bien ser agresivas. Que túpuedes hacerlo. Dejar tu estelar carrera profesional y dedicarte a tu pasión.

Es lo mismo con las Royal Flush Girls. Si me vas a pagar 200.000$ por posar en un torneo de poker, lo haré con quién tu quieras. Es un negocio. El 98% de los jugadores son hombres. Está muy complicado encontrar trabajo. He aceptado que los hombres son hombres y es así­ como piensan. Todos los que se sientan conmigo en las mesas me miran y piensan que soy una fish. Pues gracias, eso me ayuda.

Las WSOP

Me encanta la comunidad del poker. Espero las WSOP con ansia cada año. Conozco a gente de todo el mundo y nos vemos allí­. Es emocionante. Es muy grande. Me voy a jugar todas las Series, cada evento que pueda. No sé jugar a todos los juegos mixtos, pero jugaré todos los demás. Me perdí­ la mayor parte el verano pasado porque estaba de mudanza, pero este año los voy a jugar.

La SHR Bowl

Mi mayor objetivo, aun que me acaben echando, es aprender jugando contra los mejores, crecer como jugadora. Me lo tomo como un coaching de 300.000$.

Artículo anteriorPatrick Leonard estará al frente del Diamond Club de partypoker
Artículo siguienteVicente Delgado salva la honrilla española del Super Martes