Inicio Jugadores de poker Landon Tice, el nuevo ‘durrrr’

Landon Tice, el nuevo ‘durrrr’

29

El primer vistazo que mucha gente va a recordar haberle echado al primer aspirante a supersestrella del poker de la próxima década será la de un vocinglero y bailarí­n cómplice en las locas retransmisiones que Joey Ingram está haciendo del duelo entre Doug Polk y Daniel Negreanu.

Ese jovenzuelo, que aparenta no pasar de los 20 años pero ya los ha cumplido, y 21 también, no es lo que uno esperarí­a de la gran esperanza del poker estadounidense. Greñas de surfista, gorra calada, sudadera como traje de gala para las ocasiones importantes… O sí­, porque Landon Tice es el producto de una nueva era, y como tal responde a un nuevo paradigma, una forma distinta de alcanzar la excelencia.

Hemos alcanzado el tercer párrafo sin hacer la obvia comparación con Tom Dwan, lanzada al aire por Ingram, que el prototipo de jugador que más ha triunfado entre el público en estos últimos diez años. Dwan empezó jugando microlí­mites y expandiendo sus conocimientos en los foros; se hizo un nombre ascendiendo hasta las nosebleeds de Full Tilt Poker y se convirtió en un icono cuando el establishment le abrió las puertas de las grandes producciones para la televisión.

Se puede dibujar una lí­nea paralela para mostrar la transición de Tice de microlimitero a sensación mediática, pero mostrando los caminos que se le abren hoy en dí­a a aquellos jugadores que quieren alcanzar la cima de la pirámide alimenticia de nuestro mundillo.

Empezando por la base

Tice comparte los modestos inicios de Dwan. Sus primeros pasos los dio en NL4, allá por 2018. En 16 meses, ya estaba jugando las mesas más altas que ofrecí­a su casino favorito en Tampa, Florida, 2/5 y la ocasional mesa de 10/10. Porque Landon, que le echa más horas que nadie al poker online, se obliga a socializar y salir a tomar un poco el aire los fines de semana. ¿Donde? Al casino, a jugar más al poker.

En Tampa tiene algunos amigos, uno de ellos un antiguo coach. Con su ayuda, está preparado para empezar el año 2020 replicando en las salas virtuales los niveles que está tocando ya en vivo, NL500. Han sido largos meses en los que los dí­as no tení­an horas suficientes para acomodar las interminables sesiones de cash y las miles de simulaciones que corrí­a el solver en el ordenador de Landon.

La obsesión por la estructura del juego es la primera y más obvia caracterí­stica que comparten Dwan y Tice.

This is the way

Robo la frase del credo de Mandalor para describir el paso de Landon por una escuela de poker online, Poker Detox. Fueron tres meses, de marzo a mayo, en los que Landon aprendió algo más que a pulir su método de estudio -ya era un absoluto devoto de los solvers y otras herramientas de análisis-: «Aprendí­ mucho de mí­ mismo y de lo que querí­a hacer en el poker«.

Descubrió que lo que querí­a, además de triunfar en las high stakes, era ser un embajador del juego. Las redes sociales debí­an jugar un papel fundamental en su crecimiento. De todos modos, le encantaba charlar de estrategia con sus rivales del casino, o cruzar tuits con sus rivales online, aunque sus amigos le decí­an que hablar de estrategia y demostrar todo lo que daba de sí­ su trabajo diario le iba a cerrar el acceso a algunas partidas muy provechosas.

Dwan hací­a lo mismo en el vehí­culo que le ofreció su época, los foros de 2+2.

Twitch

El confinamiento y el éxito de gente como Jason Sommerville o Lex Vedhuis ha animado a muchí­sima gente a probar el streaming en directo. Sus contactos en Twitter le dieron acceso a alguna luminaria del poker que accedió a pasarse por su canal y charlar de poker con él. Dan Zack, campeón de las WSOP y reg de la partidas de Live at the Bike, por ejemplo.

Sus retransmisiones llamaron la atención de Andrew Lichtenberger, que se ofreció a charlar sobre estrategia y acabó acompañándole en algunos streamings.

Ya no hace falta el plató de «High Stakes Poker» para darse a conocer.

Torneos

«luckychewy» consiguió interesar a Tice en los MTTs. Ayudó que Nick Schulman se quisiera sumar a su pequeño grupo de estudio. Entre simulaciones, charlas sobre spots de mesa corta y otras disquisiciones, Tice se convenció para jugar algún torneo de las WSOP online.

Era julio, tení­a un mes para prepararse, pero prefirió viajar a Las Vegas, para jugar NL500 en vivo. El plan era permanecer dos semanas en Nevada, pero Tice acabó involucrado con el grupo Solve for Why, el establo de Matt Berkey, que le dejó un sitio para quedarse en la ciudad y jugar su primer festival online.

Los primeros torneos online fueron bustos, como es normal. Algún torneo caro, pero también de 5$ o 10$, que abrí­a para acostumbrarse al formato.Le quedaba algún crédito extra ganado en un freeroll para gastar en las WSOP online, así­ que se apuntó a un torneo 1k$ turbo. Acabó 6º, con 28.600$ de premio. Un par de dí­as más tarde jugó su primer domingo de torneos, y sacó otros 19k$. Eso le animó a seguir conectándose la semana siguiente, y se pinchó el 500$ 6-Max, que le reportó un premio de 28.000$.

High Stakes

Los ingresos de los MTTs y los contactos que hizo en la ciudad permitieron que Landon alcanzara su gran sueño. Le reservaron un asiento en la partida de 20$/40$/80$ del Bellagio.

Los resultados no fueron buenos, perdió 80.000$, pero el éxito en los torneos y lo aprendido en Las Vegas le ofrecieron el estí­mulo necesario para volver a enterrar la nariz en el portátil y subir niveles en el online. Le llevó mes y medio ponerse en situación de dar su primer shot a NL5000 y NL10000, las mesas más altas de WSOP.com.

Doug Polk

Otro gran espaldarazo a la carrera mediática de Tice fue que Polk le eligiera para jugar un heads-up emitido en directo.

Doug estaba empezando a preparar su vuelta al poker, que como todo el mundo sabe ha terminado en un reto con su archienemigo, Daniel Negreanu. A finales de verano, Polk anunció su retorno al poker online tras cuatro años de ausencia. Alternó una enorme variedad de niveles y rivales, y Tice pudo enfrentarse al grinder sin arriesgar demasiada banca, en NL400

Para Tice fue un empujón mediático brutal, sobre todo porque consiguió ganar la única sesión que les enfrentó, aunque fuera por una caja y pipas.

El desembarco en la prensa

Sus amistades en las altas esferas, sus logros en el cash online y su magnetismo en cámara han convertido a Tice en uno de los invitados más requeridos en los podcasts sobre poker. También ayuda que no parece que tenga un no para nadie.

Joey Ingram, Jaime Kerstetter, Remko Rinkema,… todos los gurús del poker que nos han amenizado estos locos meses de pandemia han tenido la oportunidad de disfrutar de la amena compañí­a de Landon.

Su primera gran victoria en vivo

El Venetian fue el primer casino del Strip en organizar torneos después de la reapertura del Strip. El Deepstack Showdown tiene lugar en septiembre, y al mes siguiente se reanuda uno de los circuitos locales convertido en un clásico del circuito estadounidense, el Main Event del Mid Stakes Poker Tour.

Tice se apuntó al Main Event con otros 1.200 aspirantes. Lo ganó, y se hizo la foto con un cheque de más de 200.000$.

Era justo el resultado y la foto que le faltaban para alcanzar el rango de futura promesa del poker estadounidense. En su primer torneo en vivo.

«Ahora estamos en diciembre. He crecido de manera astronómica en redes sociales, gracias a, no podí­a ser otro, Joey Ingram. No le puedo agradecer lo suficiente que estuviera allí­ para mí­ cuando jugaba NL20 hace dos años.

Tengo que agradecer a todo el mundo que me dio la oportunidad de hacer que esto sucediera. Me pasé incontables horas en mi habitación, jugué más de 200 horas al mes durante mucho tiempo, sin contar el tiempo de estudio y las horas que le seguí­a dando vueltas al poker en mi cabeza.

No puede estar más agradecido a Nick, Chewy, Berkey, Joey y tantos otros que me apoyaron incondicionalmente. El poker me ha dado más de lo que nunca hubiera esperado, y quiero corresponder viendo cómo encajo para ayudar a que el poker crezca«.

Artículo anterior¡Poker10 os desea Felices Fiestas!
Artículo siguienteEscucha el podcast del 94.º programa de MarcaPoker