Inicio Jugadores de poker Jason Mercier: ‘No me veo dejando de jugar al poker’

Jason Mercier: ‘No me veo dejando de jugar al poker’

33

Jason Mercier está a muy pocos dí­as de empezar una nueva etapa en su vida.

Está a punto de cumplir 30 años, que para muchos ya supone una barrera psicológica, pero esto no es lo más importante. Cuatro dí­as antes de llegar a la treintena, Jason se va a casar con Natasha Barbour. A Jason le encantan los crí­os, siempre que puede presume de sobrinos en las redes sociales, y se plantea empezar a aumentar la familia lo antes posible.

Es un cambio radical en la vida del de Florida, que está acostumbrado a no depender de nadie para viajar por el mundo para jugar al poker -tiene 17M$ en premios en su carrera en vivo- o dedicar tiempo infinito para jugar online – ha ganado 2 WCOOP, 5 SCOOP y más de 2M$ en premios online-.

Michael Gentile, de Pokerfuse, entrevistó a Jason con motivo del primer festival de poker que organiza PokerStars en Nueva Jersey, y habló con él de este súbito cambio de planteamiento vital y cómo acomodará su agenda, entre otros temas de actualidad.

¿De qué tí­tulo estás más orgulloso?

Primero debo decir que estoy muy orgulloso de mi carrera, en general

Si tengo que escoger un tí­tulo, me quedo con el EPT SanRemo que gané en 2008, solo por el jugador que era entonces. Tení­a 21 años, no tení­a demasiado dinero ni éxito en el poker, y era una de las primeras veces que jugaba en vivo.

Fue el salto inicial de mi carrera, que me permitió jugar todo el circuito. Si hubiera busteado en el torneo o solo conseguido una minicaja, no sé si hoy serí­a el jugador que soy.

¿Qué te queda por ganar?¿Serí­a el Main Event tu objetivo más ambicioso?

El Main Event es el mayor torneo que hay, y el más difí­cil de ganar por toda la gente que lo juega. Solo he llegado a premios un par o tres de veces y supongo que algún año acabaré teniendo un deep run, pero asimilo que posiblemente nunca lo ganaré ni llegaré a la mesa final. También me he quedado lejos de ganar un WPT, hasta ahora.

Pero no estoy tan preocupado en esas cosas. Yo me concentro en acumular dinero, acumular renta, juego al poker solo por valor. Así­ que los logros, los tí­tulos y los récords, si llegan, lo hacen en el proceso de tratar de ganar lo más posible.

Quiero centrarme en dejar solucionadas mis finanzas y montar una familia. He llegado a un punto en mi vida en el que cada vez juego menos y no me preocupa llegar a ganar veinte brazaletes.

¿Qué lleva a un jugador a aceptar el riesgo y la varianza que existe en un High Roller?

Bueno, yo siempre he sido capaz de vender acción de mis torneos con facilidad, así­ que el riesgo es el mismo si juego un torneo de 50.000$ o de 1.000.000$. Los más pequeños me los pago yo y de los grandes vendo acción, así­ que el riesgo es el mismo.

En mi caso, lo que me lleva a jugar un High Roller es porque quiero ser el mejor, ser capaz de jugar contra los mejores y tener éxito contra ellos.

¿Cómo ves el circuito de High Rollers y cómo crees que cambiará en el futuro?

Ahora hay muchos torneos de este estilo en distintas ciudades durante todo el año. En Las Vegas, el Aria organiza torneos de 25.000$ o 100.000$ cada dos o tres semanas, por ejemplo. No creo que vaya a cambiar mucho en los próximos años.

¿Que opinas del pasado One Drop, que intentó minimizar el impacto de los jugadores profesionales en los High Rollers?

No sé si seguirán por ese camino. Hicieron la prueba, a ver qué pasaba, pero veo ciertas dificultades en su planteamiento.

Es muy complicado diferenciar entre jugadores profesionales y amateurs a estos niveles.

Creo que les irí­a mejor si reducen la donación que cobran como rake y si abren los torneos para todo el mundo. Eso atraerí­a más jugadores, y el field podrí­a aumentar hasta 80 o 90 jugadores.

¿Te ves jugando al poker dentro de unos años?

No me veo a mí­ mismo dejando de jugar al poker. No quiere decir que tenga que viajar necesariamente para jugar todo el rato, porque empezaré a tener niños y una familia, pero siempre jugaré, aunque sea organizando una partida en el casino local.

Siempre que haya niveles altos y me quede cerca, allí­ estaré.

¿Vas a jugar en la Global Poker League el año que viene?

Bueno, tengo un contrato de dos años con la GPL, así­ que tendré que jugar. Esperemos que el año que viene vaya mejor y ayude a convertir el poker en un deporte y que mucha más gente lo conozca.

Artículo anteriorItalia y Francia tratan ahora de forzar el cobro de rake según nacionalidades
Artículo siguienteAnastasia Ponomareva lidera el Día 1A de las JPS de noviembre