Inicio Frikadas Jason Mercier confiesa que las apuestas cambiaron su visión de las WSOP

Jason Mercier confiesa que las apuestas cambiaron su visión de las WSOP

96

A estas alturas, la historia de las apuesta de Jason Mercier y Vanessa Selbst para las World Series of Poker que se están jugando en Las Vegas es bien conocida.

Bahamas, una noche que se alargó quizá demasiado, mucho alcohol… y Dzmitry Urbanovich acabó casi regalando 10.000$ a Vanessa Selbst, a no ser que el polaco fuera de capaz de ganar tres brazaletes en en las WSOP 2016. Entonces, Vanessa tendrí­a que pagar 2.000.000$.

Mercier, que se enteró de la jugada, intentó obtener similar tratamiento, pero estando sereno y con el firme convencimiento de que serí­a capaz de lograrlo. Vanessa cogió sus 10.000$, con la promesa de devolver 1.800.000$ en caso de perder la apuesta.

Con este reto, el planteamiento de Jason Mercier para las WSOP 2016 dio un giro de 180º. Tanto, que las tablas de premios de los eventos han perdido todo su sentido. Y donde se ha dado cuenta de lo radical que es ese giro ha sido en la mesa final del evento #16 NL 2-7 Draw que acabó ganando, entre otras cosas porque uno de sus clientes también estaba allí­, Stephen Chidwick.

La de su cuarto brazalete fue la mesa final más extraña que ha vivido Jason Mercier. Pero mejor que sea él el que lo explique, con los chicos de PokerListings ejerciendo de transcriptores.

Si nos fiamos de tus tuits y de lo que hemos oí­do por ahí­, has debido cerrar un montón de apuestas.

Sí­ tengo un montón de apuesta 2.7 a 1 a que gano un brazalete, y un puñado a 3 a 1. Hay un montón de gente que ha apostado a que Chidwick gana un brazalete y yo no, y de esas también tengo contra otros cuantos jugadores.

Tengo un pago potencial de 1.800.000$ si gano tres. Esa es contra Vanessa Selbst.

Serí­a realmente grande si consigo el primero en este evento (la entrevista fue grabada antes de la mesa final). Ganarí­a muchí­simo más dinero que el primer premio así­ que mi objetivo real es ganar.

Con lo difí­cil que es hacer mesas finales, ¿te sientes presionado para ganar ahora que lo tienes tan cerca?

Sí­, por supuesto. Se me hace rarí­simo jugar esta mesa final, porque nunca he estado en una situación en la que hubiera tantí­sima diferencia de dinero entre el primer puesto y el segundo.

Esta es la acción más brutal que nunca he invertido en apuestas por ganar un brazalete. Y estoy además animando en contra de Stevie (Chidwick). Si gana él, yo podrí­a quedar cuarto y aún estarí­a perdiendo dinero en este evento.

Normalmente, en una mesa final, estás pensando en cuánto vas a ganar, cuál de los premios será, así­ que esta situación es totalmente única.

¿Estás tomando un acercamiento diferente a la agenda de las WSOP este año?

Si, un poco diferente. El año pasado solo jugué los eventos de más de 5.000$ de entrada y ni me molesté con los de 1.500$.

Este año voy dí­a a dí­a. Estoy jugando todos los eventos que tengan un field razonable y mezclando todos lo sque pueda del resto. De los que paso completamente es de los torneos de No Limit Hold’em con miles de jugadores porque no hay buenas oportunidades de victoria.

El año pasado el que se hizo de oro con las apuestas sobre brazaletes fue Brian Hastings, y se comenta que túpodí­as ser el perjudicado en varias de ellas.

Sí­, es bastante público y notorio que aposté contra Brian el año pasado y que tení­amos mucho dinero metido.

Me quedé un poco volado. Me gustarí­a haber tenido más apuestas sobre brazaletes el año pasado, porque acabe ganando uno, pero este año tení­a mucho más sentido, al tener ya la apuesta de Vanessa Selbst comprometida.

No querí­a tener que rendirme a mitad de las Series porque todaví­a no habí­a ganado ninguno y dejar de jugar todos los torneos posibles, así­ que querí­a conseguir mucha acción para tener el objetivo de ganar al menos uno, y así­ ponerme a mí­ mismo en la mejor situación para ganar uno, dos o tres.

Artículo anteriorSofía Lovgren podría ser Millionaire y más cajas españolas en lontananza
Artículo siguienteJason DeWitt gana el Millionaire Maker