Inicio Actualidad de poker Haz del poker una experiencia divertida

Haz del poker una experiencia divertida

96

El poker se ha convertido en el hobby preferido de un gran número de personas. Es un juego completo, lleno de emoción, en el que la habilidad es la clave del éxito aunque siempre existe un ligero componente de azar y en el que se compite directamente contras otras personas. Si a esto le sumamos el hecho de que es posible ganar algo de dinero jugando no es difí­cil imaginarse porque es considerado por muchos como el juego perfecto.

Sin embargo existe un punto de inflexión en la progresión que el poker tiene en la vida de la mayorí­a de los jugadores. Ese punto se centra en cuando el juego pasa de ser algo que disfrutar con los amigos en partidas informales a algo mucho más serio. Esto sucede cuando los jugadores alcanzan, o creen alcanzar, un cierto nivel de profesionalización, que les lleva a cambiar su motivación inicial de diversión y competición sana por un deseo insaciable de conseguir resultados y ‘destrozar’ continuamente a sus oponentes en la mesa. Evidentemente, esto segundo no se consigue siempre, por lo que la frustración llega a los jugadores impidiéndoles disfrutar de la esencia que en un principio les enamoró del juego.

Con el fin de ser capaces de crear las mí­nimas situaciones posibles en las que estos sentimientos negativos florezcan, Katie ‘hotjenny314’ Dozier, una de las integrantes de las Grindettes, ha escrito en su blog 5 maneras de mantener la coordialidad en la mesa para así­ no perder el aspecto divertido del juego.

1-. Nada de disfraces: No hace referencia únicamente a los tí­picos disfraces de carnaval, sino que también se centra en las capuchas, gafas de sol, gorras, bufandas y un largo etcétera que se puede ver constantemente en la mayorí­a de las mesas de poker presencial. Evitar caer en estos hábitos y mostrarse tal y como uno es te ayudará en las relaciones personales que establezcas en la mesa y no perjudicará a tu juego.

2-. Eres un jugador, no un actor: Cierto es que debido a que el poker tiene un punto de engaño es necesario ser capaz de esconder tus emociones más de lo normal, no obstante, de ahí­ a pasarte una eternidad mirando a tu oponente como si fueses capaz de leer su alma, hay un mundo. Por lo tanto, es importante no sobreactuar ni ser exacerbado en tus gestos.

3-. No te eternices en cada movimiento o decisión: Una de las mayores polémicas de los últimos tiempos, que tiene a Daniel Negreanu en uno de sus mayores enemigos.

Este punto está í­ntimamente relacionado con el anterior y solo trata de recordar lo duro que se hace cuando alguien retrasa con sus decisiones triviales un juego que ya es bastante lento de por sí­.

4-. Nunca hables de estrategia en la mesa: Por tres razones principalmente. La primera es que no es agradable ver como una persona intenta demostrar su nivel dando lecciones a otros jugadores que simplemente no las han reclamado. La segunda se basa en que no es para nada rentable enseñar a jugar a los jugadores que aportan el dinero con el que nutres tus bolsillos. Y la tercera se centra en el hecho de que nunca sabes cuando te vas a encontrar con alguien que sepa más que túy aproveche tus comentarios para desplumarte.

5-. Participa activa y positivamente en la mesa: No se trata de que regales tu dinero o te conviertas en el payaso de la mesa, pero es pruducente colaborar con el fin de que la mesa sea divertida. Para ellos basta con tener una actitud cordial y amigable con el resto de jugadores.

A veces las circunstancias de las partidas y del juego en sí­ hacen que sea muy complicado cumplir alguna de estas ‘normas’. Sin embargo, con predisposición y constancia los resultados llegan, exactamente igual que en el poker.

Artículo anteriorHansen gana y pierde un millón en 48 horas
Artículo siguienteClase de análisis de NL Cash con Holdem Manager 2