Inicio Jugadores de poker Fallece Johnny Hughes, un ‘oldie’ aferrado a Internet

Fallece Johnny Hughes, un ‘oldie’ aferrado a Internet

149

La confirmación del fallecimiento de Johnny Hughes, de 78 años, llegó a través de su cuenta de Facebook. No podí­a ser de otra forma, pues en este su segundo siglo en este mundo pasó bastante tiempo enseñando, batallando y troleando en Internet.

¿Y cual es la importancia de Hughes en la historia del poker? Pues es muy global y muy local, a la vez. A Johnny le gustaba dejarse caer por cualquier hilo de los foros de 2+2 en el que se hiciera mención sobre alguno de los jugadores de la generación que ayudó a construir las Vegas, y que antes recorrí­an las carreteras buscando una partida privada lo suficientemente buena como para merecer el viaje y el riesgo de ser asaltados a punta de revólver.

A fuerza de anécdotas e historias ví­vidamente comentadas, se ganó el respeto y cariño de la comunidad. Su caché creció aún más cuando surgieron rumores de que Hughes habí­a dedicado su tiempo libre a sacar un doctorado y habí­a logrado incluso ser profesor de negocios en la universidad.

Esa era la parte global. Finalmente, en 2005, animado por lo bien que se recibí­an sus intervenciones en Internet, se animó a recoger el folclore de los rounders de Texas en una novela llamada «Texas Poker Wisdom». En 2012, recogió datos biográficos sobre grandes figuras del Oeste y el poker como Wyatt Earp, Poker Alice, Johnny Moss o Minnesotta Fats en una obra de no ficción, » Famous Gamblers, Poker History and Texas Stories», lo que le convirtió en algo así­ como un historiador oficial del poker en Texas.

La fuente de todos estos conocimientos de primera mano de leyendas como «Amarillo» Slim se remonta a los tiempos en que acompañaba a su madre a jugar torneos de bridge por todo el Suroeste del paí­s. Aprendió a jugar a las cartas y consiguió que un conocido gambler, Curly Cavitt, le tomara como pupilo y le enseñara los tejemanejes del tejido del poker underground de Texas.

Cuando cumplió 21 años, Benny Binion le contrató como prop player para su casino, el Horseshoe. Hughes cobraba por animar las mesas a las que acudí­an Johnny Moss, Bill Smith, Sailor Roberts o Doyle Brunson, donde compartieron largas sesiones de poker y charla durante las que su cabeza almacenó grandes cantidades de información sobre todos estos jugadores.

También trabajó en la industria discográfica, animado por la amistad que forjó durante la escuela con el más famoso de sus conciudadanos de Lubbock, Texas, el cantante Buddy Holly.

En los últimos tiempos, las interacciones de Hughes en la Red se ampliaron a otros temas más espinosos y adquirieron un cariz más ácido en general, lo que le ganó un ban en el foro de 2+2. Su cuenta ha sido reinstaurada como homenaje póstumo, aunque huérfana ya de las anécdotas de Johnny.

Artículo anteriorCristiano Ronaldo apadrina el Beat the Clock de PokerStars
Artículo siguienteMike Sexton busca su primer título del WPT en Montreal