Inicio Actualidad de poker Erik Seidel vs Phil Hellmuth, un heads-up de otra época para el...

Erik Seidel vs Phil Hellmuth, un heads-up de otra época para el U.S. Poker Open

Cuatro de los finalistas del evento #9 están ahora en el top 5 de la clasificación general del U.S. Poker Open. Seidel, campeón del torneo, sube al quinto puesto. Foxen y Hellmuth mantienen vigilado a Tamon Nakamura. desde la distancia.

211
US Poker Open

Erik Seidel y Phil Hellmuth suman entre ambos 224 brazaletes de las WSOP.

El primero de los de Seidel data de 1992. ¿Imaginas a quién se lo ganó, en un HU de Limit? Al mismísimo Hellmuth, cinco años más joven pero que inauguró su plusmarca de quince pulseras en 1989.

Han coincidido en centenares de torneos. Habrán jugado miles de manos. Esta noche, han vuelto a sentarse frente a frente , como los dos últimos supervivientes del evento #9 del U.S. Poker Open.

«Es una pasada que los dos hayamos llegado al heads-up. Es la tercera vez que ocurre, así que fue divertido«. Especialmente para Seidel, que fue quien hizo estas declaraciones. Lleva un parcial de 3-0 a su favor cuando se da esta circunstancia.

Si recuerdas la clasificación que publicamos ayer, ninguno de los dos gozaba de otro protagonismo más allá del que les otorga la experiencia y el de su palmarés, vistos sus stacks y la cantidad de fichas que manejaban otros dos muy malos clientes, Alex Foxen y Sam Soverel.

Según se reanudó al mesa final, Seidel encontró un spot ideal, un set over set contra el chipleader, Alex Foxen.

Hellmuth también se dobló, pero las fichas de Ren Lin y Alex Livingston y medio stack de Nakamura reforzaron la posición de Foxen por delante de Soverel y Seidel. Esta peculiar disposición de stacks originó una curiosa mano que ha dado bastante que hablar.

Mucho se puede discutir sobre la oportunidad, el rango, el tamaño de las apuestas o el compromiso de Hellmuth con el bote 3beteado para pagar el all-in. Nos quedamos con el análisis de otro jugador que tiene muchas horas de vuelo junto a Hellmuth,  Allen Cunningham. «Nada, eso es lo que puede ocurrir cuando haces 3bets basados en una lectura en vivo, en vez de en tus cartas«.

De lo que no hay duda es de que Phil tenía clara la razón del call. Antes que sobrevivir y pelear por un salto de premios, decidió jugar para ganar.

Seidel abrió otro melón con la eliminación de Nakamura en quinto lugar. El nipón estaba claro que iba a colocarse primero de la general cayera en el puesto que cayese, pero si madrugaba, Foxen y Hellmuth tendrían una opción a superarle al final de la noche. El doble Player of the Year de 2019 y 2020 solo necesitaba entrar en el HU; Hellmuth necesitaba el triunfo.

Ellos se lo guisaron y ellos se lo comieron, porque Seidel se hizo respetuosamente a un lado desde la atalaya que le proporcionó la eliminación de Sam Soverel y el caudal de puntos que eso conllevaba. Hellmuth volvió a ignorar la probabilidad para cortar el paso al cara a cara a Foxen, con KQ contra AT.

El de Palo Alto ya ha demostrado en High Stakes Duel que el heads-up es un formato que no se le da del todo mal. Llegó a poner en peligro el liderato del ex-jugador de ajedrez, pero Seidel consiguió contener la marejada.

Tamon Nakamura ha logrado recuperar el primer puesto de la general gracias a que sus rivales más directos se quedaron cortos por un único escalón. Eso sí, no veas cómo se ha apretado la tabla con semejante tensión.

Ninguno de los primeros 10 clasificados ha entrado en premios en el Evento #10 25k$ PLO, un evento que siguen en juego con siete participantes restantes de 49 y que tiene un sólido líder en Ali Imsirovic, flanqueado por Stephen Chidwick.

Todo se decidirá en los torneos de NLHE de 25k$ y 50k$ que restan en el festival. Sergi Reixach intentará dar la nota en lo que resta de USPO, después de integrarse la grupo en el evento #9, aunque sin lograr entrar en premios.

Artículo anteriorChino Rheem, ganador del evento #8, Alex Foxen, Tamon Nakamura y Phil Hellmuth no le dan tregua a la general del U.S. Poker Open
Artículo siguienteTamon Nakamura le quiere dar la puntilla al U.S. Poker Open con el beneplácito de Ali Imsirovic