Inicio Actualidad de poker Chino Rheem, ganador del evento #8, Alex Foxen, Tamon Nakamura y Phil...

Chino Rheem, ganador del evento #8, Alex Foxen, Tamon Nakamura y Phil Hellmuth no le dan tregua a la general del U.S. Poker Open

El ritmo que marca el U.S. Poker Open, con una mesa final y un nuevo día 1 cada 24 horas, está generando un continuo cambio de líder en la general del torneo. Chino Rheem ha superado a Tamon Nakamura al ganar el evento #8, pero su reinado tiene las horas contadas.

271
US Poker Open

El torneo de 15.000$ de PLO que hacía el número ocho de los disputados en el U.S. Poker Open de PokerGO ha aupado a un nuevo líder del festival, «Chino» David Rheem.

La FT, que venía dominada desde la previa por Isaac Kempton, dio un giro crucial en una mano en la que Rheem dependía del único rey que quedaba en la baraja para eliminar a Adam Hendrix, otro candidato a desbancar al japonés Tamon Nakamura del primer puesto de la general.

Hendrix era el que estaba en peligro, pero tenía a su favor una de las mayores equity que es posible obtener preflop en el PLO, AAK8 contra KKT8. El monarca que faltaba asomó en el flop y puso a Chino líder del torneo. Phil Hellmuth, en su segunda final consecutiva, también vio como Rheem le rompía ases pagando el all-in después de comprobar que había flopeado la escalera.

La cosa iba de clasificaciones generales. Isaac Kempton, subcampeón de los Wynn Millions, estaba ya a esas alturas de torneo por delante de Tony Sinishtaj en el PokerGO Tour. Rheem se encargó de que no abriera aún más brecha.

Quedaba un coco para el heads-up, Scott Seiver, pero, ¿con qué fichas iba a pelear? Dio toda la guerra posible, pero la ventaja del jugador que había eliminado a cuatro rivales consecutivos era demasiada, y Seiver hizo el quinto de tan macabra serie.

Sacar adelante el heads-up le dio a Rheem los puntos suficientes para acabar con el liderato de Tamon Nakamura en el U.S. Poker Open.

No obstante, el tiempo de Rheem en el candelero tiene las horas contadas. El USPO sigue su infernal ritmo de High Rollers diarios y el Evento#9 ya ha decretado un nuevo cambio de guardia.

Se sabe que Rheem va a decir adiós al trono, pero no quién será el que le aparte de él.

Tamon Nakamura, solo con haberse metido en la final, tiene asegurados ya un puñado de puntos que le da de sobra para enjugar la pequeña diferencia que le separa de Chino.

El problema que tiene el japonés es que, entre los siete finalistas, también están Alex Foxen, campeón del Evento #7 y tercero en la general.

Foxen necesita 125 puntos para superar a Rheem, y para eso le llegaría con llevar su stack de chipleader hasta el podio. Sin embargo, la presencia de Nakamura le obliga ya a ser segundo, o incluso a ganar si Nakamura sigue escalando puestos en el torneo.

Más retorcido aún sería el giro que puede llevar a lo más alto de la general a Phil Hellmuth, atornillado a la mesa televisada del estudio de PokerGO por tercera noche consecutiva.

El evento #9 cuesta ya 25.000$, y merced a sus 63 entradas vendidas tiene asignados 472.500$ para el campeón. El algoritmo traduce esas entradas y ese premio en 284 puntos, y la ventaja de Rheem sobre Hellmuth es de 206. Una eliminación temprana de Foxen y Nakamura abriría la puerta de par en par a que Hellmuth encabezara la lista de los mejores jugadores del USPO hasta la fecha.

Todo eso desde la sexta plaza provisional para el de Palo Alto, que también hay que decirlo. Ahora, ser shortstack nunca ha frenado al Poker Brat.

Artículo anteriorfredaco88 lidera a la Armada en la jornada de del jueves en PokerStars .frespt
Artículo siguienteErik Seidel vs Phil Hellmuth, un heads-up de otra época para el U.S. Poker Open