Inicio Actualidad de poker Erik Seidel también aporta a la memoria del 25º aniversario del estreno...

Erik Seidel también aporta a la memoria del 25º aniversario del estreno de Rounders

Seidel aceptó quedar retratado como el pescado en el cameo más famoso de un jugador de póker en la industria del cine, que es una de las escenas más memorables de la película.

334
Erik Seidel

Se cumplen las bodas de plata del estreno de la película que marcó a una generación.

Rounders es la historia de un joven universitario que sueña con ganar el Main Event de las WSOP, y para reunir la banca necesaria recorre las partidas privadas y los garitos menos recomendables de mano de un amigo ex-convicto al que intenta ayudar a rehacer su vida.

En estas entrevistas retrospectivas llevadas a cabo por Pokernews, ya vimos cómo Johnny Chan se metió a sí mismo en la película para que su hija pudiera conocer a Matt Damon. La idea inicial era usar tan solo las imágenes de la partida en la que Chan repitió victoria en el Main Event de las WSOP. En aquel heads-up también participó Erik Seidel, que a su vez fue contactado por los productores de la película.

Su papel en la trama era mucho menos agradecido que el idealizado Chan. Era el jugador magistralmente engañado por Johnny para entregar la partida en el vídeo que Mike McDermott y su pareja ven al principio de la película, a la par que comentan el gran juego de Chan y cómo Seidel muerde el anzuelo.

«Me echó un poco atrás la forma en la que estaba escrita originalmente esa escena en la que la pareja está mirando a Chan.

No creo que me llevara mucho tiempo darme cuenta de que, en primer lugar, había mucha verdad en lo que ponía; no jugué particularmente bien contra Chan, y en segundo lugar, pensé que era muy rmocionante que John Dahl, que era el director, y al que admiraba, hiciera una película de póker. Así que rápidamente me hice a la idea de que esto era genial, aunque me tocara aparecer de pardillo«.

Seidel no pidió un papelito, ni ninguna otra prerrogativa especial. Tampoco le prepararon nada especial para el Main Event de 1998, que ya comentó Chan. Sin embargo, con el tiempo, Damon se hizo visitante esporádico de sus partidas.

«Recuerdo que estaban jugando, también que había cierta emoción en el ambiente por tenerles allí.

No recuerdo cuánto duraron ni nada parecido. Creo que me encontré con Matt Damon algún tiempo después, estaba jugando una partida de cash en el Bellagio. Y tengo que decir que he conocido a muchos famosos, y él es el tipo más simpático de todos. Realmente lo es. Y he jugado con él un montón de veces desde entonces. Siempre me ha parecido una estrella con los pies en la tierra, lo que no es fácil cuando eres una estrella de esa magnitud«.

Seidel también lo otorga a Rounders un papel clave en la expansión del póker durante el cambio de siglo. En especial, aprecia lo bien que captura el ambiente de las partidas privadas de Nueva York durante la época en que se rodó.

«Creo que fue responsable de atraer a la gente a nuestro juego. Mucha gente la vio y quedó atrapada por la idea de ganarse la vida jugando al póker. Así que fue una película muy influyente e impactante para los jugadores.

Tomaron como referencia el Mayfair y, en particular uno de sus locales, que es donde los dos guionistas del film llegaron a actuar, así que tenían una idea de cómo sería. Captaron muy bien el ambiente del antiguo Mayfair Club. Había un local en el sótano de la calle 25, creo, entre Park Avenue y Madison Street, y básicamente se basaron en él«.