Inicio Jugadores de poker La envidiable suerte de Paulo Milani, el primero en ganar Platinum Pass...

La envidiable suerte de Paulo Milani, el primero en ganar Platinum Pass para los dos PSPC

74

Hace un mes se confirmó que el Pokerstars Players Championship, el torneo de 25.000$ con el que el operador online supo poner el mundo de los High Rollers a tiro de cientos de afortunados soñadores, iba a tener una segunda edición en el próximo EPT de Barcelona.

Volvimos a ver fotos de sonrientes jugadores anónimos enseñando ilusionados el codiciado Platinum Pass ante las cámaras, y se volvió a despertar la ilusión de verse un dí­a jugando por un premio como el que se Llevó Ramón colillas, que sigue y seguirá siendo por mucho tiempo el mayor que ha ganado un jugador español en la historia del poker.

En 2018, para la edición inaugural de Bahamas, Pokerstars hizo entrega de 320 Platinum Passes, que llegaron a manos de sus envidiados poseedores a través de las más diversas fórmulas: como premios por victorias en festivales, a través de satélites, repartidos en concursos en redes sociales o sorteados entre partcipantes en diversas actividaddes relacionados con Pokerstars.

El brasileño Paulo Milani encontró el suyo por los azares de uno de los variados all-in Shootouts que se organizaron con motivo de la visita de los circuitos de Pokerstars a casinos de todo el planeta.

Prejubilado a los 50 años, Paulo decidió buscar una actividad que le supusiera un reto y que mantuviera su mente ocupada. Se convirtió en un devoto del estudio del poker, dedicación que puso a prueba jugando todos los satélites posibles para el circuito más importante de Brasil, las BSOP. Los clasificados online para las BSOP Florianopolis 2018, igual que los del resto de paradas del año, tení­an un pequeño regalo extra, la entrada gratuita a un torneo especial en que todos los jugadores están all-in a ciegas preflop y que tení­a como premio un Platinum Pass.

Milani tuvo la suerte de vencer y poder viajar a Bahamas con el grupo de ganadores del Platinum Pass de aquel año, galardón que este año vuelve a incluir el importe de la entrada y una bolsa de viaje para cubrir los gastos de viaje y estancia para dos personas.

La experiencia en Bahamas fue increible, y Milani se prometió a sí­ mismo volver a hacer todo lo posible para volver a ganar una tarjeta plateada.

«Encontre la Mega Path, que es una manera muy asequible para intentarlo. No es fácil, pero tienes que ser persistente, y debo dar gracias por haber logrado ganar de nuevo«.

La Mega Path es un sistema clasificatorio de steps. En su inicio es un Apin and Go de 2$. La victoria en esta primera fase abre las puertas a un Shootout 3-max de 27 personas. Si ganas los tres sits del Shootout, tu premio es un ticket para el satélite de 50$ con 15 azientos garantizados para el clasificatorio de 1.000$ para el PSPC.

La última fase del torneo requiere la victoria para ganar el Platinum Pass. Todos los finalistas reciben un premo de consolación que consiste en una nueva entrada para el mismo satélite. «Fue gracioso, porque cuando por fin nos quedamos solo ocho, eso me ayudó a relajarme, no sentí­ la presión de tener que ganar ya, pero pensé, ya que estoy aquí­, hagámoslo lo mejor posible para ganar«.

«No sé todaví­a si he interiorizado aún lo que me ha pasado. Ahora que es público podré ver la reacción de la gente. El Platinum Pass lo gané el 29 de septiembre, estando de viaje. Me he venido directamente al BSOP Gramado y todaví­a no he podido volver a casa ni ver a ninguno de mis amigos».

La guinda en el pastel es el cambio de escenario del PSPC.

«No conozco Barcelona, así­ que las expectativas son estupendas Creo que me lo voy a pasr de maravilla. También en el torneo, que me da la impresión de que va a ser más grande y mejor que el anterior, con más gente«.

Con el buen fario que está demostrando este caballero, cuidado que la próxima vez que oigamos hablar de él no sea dando la campanada en Barcelona. Por él no va a quedar la cosa.

«La clave es seguir entrenando, conociendo cada vez más mi juego y evolucionando. En lo que tengo que mejorar seguro es en la manera de jugar contra rivales que no conozco, porque me vouy a encontrar con gente de otros paí­ses, que juegan muy diferente. No sé si es una ventaja, porque no soy un profesional, pero saber que tengo un evento así­ en Barcelona con tanta antelación me da mucho tiempo para prepararme«.

Cuidado, que si se emperra, el amigo va y se lo gana. Se le ve tozudo, tení­a el PSPC metido entre ceja y ceja y ya es el primero en ganar un Platinum Pass para las dos primeras ediciones del torneo. No va a haber muchos que puedan decir lo mismo.

Artículo anteriorPokerstars encuentra la fórmula para dar su brazo a torcer y probar las mesas anónimas
Artículo siguienteWinamax ya acerca el poker a todo el mundo