Inicio Frikadas Doyle Brunson cuenta lo peligrosos que son los tilts de Jennifer Harman

Doyle Brunson cuenta lo peligrosos que son los tilts de Jennifer Harman

322

La gente que comparte vida, oficina o grupo de estudio con otros jugadores de poker saben que, de vez en cuando, los reveses del azar pueden poner a prueba la paciencia de cualquiera.

El control del tilt, cuando las cartas vienen mal dadas, es una de las habilidades más valiosas, y a la vez infravaloradas, que puede tener un jugador de poker.

La memoria tampoco suele ser de las capacidades mejor valoradas por los jugadores, y es valiosí­sima. Te permite recordar situaciones, jugadores, manos y pautas que si alguna vez se presentan de nuevo sabrás resolver can más acierto. Y si no, al menos, te convertirá en una gran fuente de anécdotas durante los tiempos muertos de un festival.

Como Doyle Brunson, que de vez en cuando rebusca en el altillo de los recuerdos y nos regala una anécdota sobre los jugadores y las partidas de high stakes más mí­ticas de Las Vegas. Hace unas pocas horas nos ha ofrecido una parábola sobre el control del tilt, o más bien sobre los peligros de no ejercerlo, y que tuvo como protagonista a Jennifer Harman.

«Jimmy Chagra era el mayor traficante de drogas del mundo. Fue a la cárcel por ordenar la muerte de un juez federal. Esperó 20 años y se chivó de sus contactos para salir de la cárcel.

Entró en la Bobby’s Room en el peor momento. Nuestra dulce pequeña Jennfier Harman estaba perdiendo, y como todo el mundo sabe, se vuelve terrorí­fica.

Jennifer perdió un bote grande , y pidió a gritos que vienera el personal de la sala para exigir que le echaran (a Chagra). Intenté avisarle «¿Sabes quién es este tipo?», y ella me gritó me da igual si es Al Capone, Quier que saquen a este ##### de aquí­.

Cuando salí­a, chagra le dijo, mis propinas son más grandes que todoas esas fichas que tienes delante de ti«.

El caso es que Doyle nos cuenta esto y, además de redactar la enésima nota mental sobre el control de las emociones cuando las cosas se tuercen, lo que me viene a la cabeza es una pregunta.

¿Qué nos quiere decir Doyle?¿Que hay que controlar los tilts o que Harman daba más miedo que un mafioso de tomo y lomo?

Juego Responsable: La imposibilidad de controlar las emociones es un sí­ntoma de un uso inadecuado del juego.

Artículo anteriorBill Perkins se arriesga a una debacle ante Tice: Nueva side bet y tunda de Polk
Artículo siguienteEl Alquimista convierte en oro su victoria en el Hook de PokerStars .frespt