Inicio Frikadas Doug Polk y Fedor Holz envueltos en el hilo más escandaloso de...

Doug Polk y Fedor Holz envueltos en el hilo más escandaloso de los últimos tiempos

39

El subforo de noticias y rumores de la comunidad pokerí­stica más activa de la Red, TwoPlusTwo, ha servido de escenario a una de las polémicas más agitadas de los últimos meses.

En un curioso y personal homenaje a la pelí­cula de Christopher Nolan, «Origen», Doug Polk decidió intervenir en un extrañamente civilizado linchamiento del impulsor de la Global Poker League Alex Dreyfus para ventilar los detalles más escabrosos de su animadversión personal hacia Ben Tollerene.

El hilo original no era contenedor suficiente para toda la salsa que chorreaba en sus páginas y el tirón de pelos de Polk a «Ben86» acabó cobrando vida propia e independizándose en un nuevo hilo, sobrepasando con amplitud la la longitud del inicial.

El origen de todo fue la decisión de tres jugadores alemanes, Fedor Holz, Hendrik Latz «ValueH» y el anónimo «BBVisbadforme», de sacar a la luz unas decepcionantes experiencias comunes vividas con el fundador y máximo responsable de la Global Poker League (GPL) Alex Dreyfus durante el pasado verano.

La GPL estableció una base en Las Vegas durante la duración de las WSOP, que incluí­a una nave en la que se instaló por primera vez el recinto especialmente comprado para las partidas en vivo, «The Cube». Hendrik Latz y BBV fueron invitados a presenciar la primera partida, en la que jugó el actor Aaron Paul. Durante la visita, Dreyfus les pidió intercambiar euros por dólares. Los jugadores aceptaron porque uno de ellos necesitaba la moneda europea y entregaron 20.000$ al empresario francés, que prometió hacer la transferencia en euros de inmediato.

El caso es que estos caballeros suelen realizar un número mucho mayor de lo espereado de este tipo de operaciones, especialmente durante las WSOP, así­ que no comprobaron el cumplimiento de lo acordado hasta que hicieron la contabilidad completa de su viaje a Estados Unidos al terminar el festival. Ni rastro de la transferencia de Dreyfus.

Cuando reclamaron el pago, Dreyfus les pidió que le dieran un plazo extra, que habí­a incurrido en muchos gastos en Las Vegas y que estaba pendiente de recibir un ingreso de 150.000€ para poder devolverles el dinero, con intereses. Prometió pagar a finales de agosto.

Los alemanes estaban dudando si airear o no el tema y lo comentaron con varios colegas de profesión en el EPT de Barcelona. Así­ fue como Fedor Holz se enteró de que no era el único al que Dreyfus le habí­a pedido intercambiar dinero y que tuvo que aguantar que Alex lo convirtiera en un préstamo bajo sus propias condiciones.

Los jugadores le dieron un último aviso a Dreyfus, que pagó lo debido con un 5% de interés, añadido de motu propio. Sin embargo, aunque el daño económico fue reparado, decidieron contarlo en un foro público porque, en palabras de Holz, «él nos engañó deliberadamente para sacar un préstamo de tres meses de lo que debí­a ser un intercambio…, un comportamiento muy cuestionable en un empresario serio y una muestra de falta de integridad».

El propio Dreyfus intervino en el hilo, aceptando su culpa, evitando poner excusas y mostrando su respeto a la decisión de publicarlo en el foro, lo que sin duda, junto a la devolución í­ntegra de lo debido, rebajó el grado de la discusión que surgió luego.

Este hilo llamó la atención de varios usuarios famosos del foro como Joey Ingram, Ryan Fee o Doug Polk. Otro jugador asiduo al medio, Ben Tollerene, también quiso intervenir, dando su opinión.

«No tienes razones legí­timas para retrasar el pago. No puedes pedir un intercambio, afirmar que vas a pagar en determinada fecha y luego decidir hacer algo distinto con el dinero porque te es más conveniente».

La respuesta de Polk fue un bombazo.

«¿Y qué me dices de aceptar intercambiar lecciones de No Limit Hold’em por lecciones de Pot Limit Omaha, recibir las lecciones de No Limit y luego echarse atrás en las de Omaha porque a ti no te conviene? Eso es mucho más legí­timo».

En su primera réplica, Tollerene aseguró haberse disculpado profusamente y haber hecho ganar suficiente dinero a Polk para que este se viera indemnizado por no recibir unas clases de Omaha que al final no pudo darle. Polk respondió diciendo que esta conversación llevaba dos años en el aire y que no habí­a recibido noticias de Tollerene hasta que este se le sentó a la mesa en NL 1000 intentando usar sus enseñanzas contra él. Todo intercalado con epí­tetos como «psicópata» y «montón de basura».

Ben decidió que su mejor defensa era dar su versión de los hechos, viendo que la porquerí­a ya habí­a sido alcanzada por el ventilador y volaba por toda la página. Lo que sucedió fue algo así­.

Polk se fue a vivir a Canadá para poder jugar en las «.com» y se mudó al edificio de Ben. Salieron un par de veces juntos y hablaron de intercambiar coaching. Polk enseñó a jugar HU a Tollerene durante cuatro o cinco sesiones y, aparte del acuerdo original, Tollerene le vendió parte de la acción cuando puso a prueba sus conocimientos y ganó 70.000$ para Polk.

El problema surgió porque el sistema de juego de Tollerene en PLO -que Polk insinúa que en realidad es un software- es fruto de un esfuerzo común con un compañero de piso que se iba a retirar del poker. Ben pensaba que no iba a poner reparo a que enseñara a Polk, pero su compañero le dice que no quiere que comparta sus sistema y Ben le niega el coach a Polk.

Tollerene admite que Polk sale perdiendo en el intercambio, pero que el dinero del bancaje puede servir de compensación. Un dí­a, de borrachera, discuten. Acaban la noche dándose un abrazo pero al despertar, ve que Polk le ha puesto un mensaje diciendo que no quiere más relación con él, pese a que tienen un acuerdo de bancaje vigente.

Pasa el tiempo, y sí­, intenta sentarse frente a él en NL1000, cosa que Polk intenta echarle en cara en medio del casino Rio mientras está sentado para jugar un torneo de las WSOP.

En definitiva, que todo es un ataque personal y que es muy curioso que de toda la gente con la que ha tratado en la comunidad de las high stakes el único con el que ha tenido problemas es con Doug.

La verdad es que la reputación de ambos, en el aspecto personal, es bien distinta. Polk no es precisamente ni el más modesto ni el más discreto ejemplar de la fauna de los nosebleeds. Pero en este caso, pudo ser que el que quisiera jugar la carta del «soy más rico que tú» y «la gente como túdebe dar gracias de que le permita estar en mi compañí­a» fuera «Ben86».

«Ben Tollerene es mi enemigo, que no quepa duda. La manera en que me trató es más que inaceptable. La historia de aquella noche es lo más absurdo que me ha pasado, y si Ben quiere negar su culpa, pues tendré que contar lo que ocurrió de verdad».

Al parecer, Polk tiene testigos del que el que se puso flamenco con la bebida fue Tollerene, y que esta no es sino una de las varias inconsistencias de su relato.

En vez de teclear otra parrafada, Polk prefirió editar un ví­deo de media hora explicando como se deterioró su relación con Tollerene, Poco a poco, han ido apareciendo testimonios de otras personas que ponen en tela de juicio tanto las bondades en el trato personal como en cuestión de negocios de Ben, que no ha vuelto a aparecer por el hilo.

De paso, Ike Haxton también se ha llevado un tortón por actuar de árbitro en una apuesta con la supuesta intención de favorecer a Tollerene, que no tení­a la razón. Y a primera hora de hoy Dan Cates se ha dejado caer por la última página y ha insinuado que no le gusta nada que Pollk esté quedando mucho mejor que Ben en esta trifulca

¿Se animará «jungleman» a sacar algún trapo sucio más o nos dará algo de respiro mientras nos reponemos de todo este guirigay? ¡Basta ya, por favor, que a este ritmo no damos abasto!

Artículo anteriorPrimer Jugón de septiembre en casinobarcelona.es
Artículo siguientepablotenisis gana el WCOOP-02 Sunday Warm-Up y se lleva $132k