Inicio Salas de poker La venta de Full Tilt Poker en la cuerda floja debido a...

La venta de Full Tilt Poker en la cuerda floja debido a las deudas de los jugadores

232


Aquí vemos a Greenstein, meditando qué hacer con su deuda…

El culebrón de Full Tilt Poker no para ni un segundo. Cada día, una nueva información azota nuestros corazones y nuestro sistema nervioso, al ver lo sensible que puede ser todo a cambiar con cada reacción y nuevo estadio que se va desvelando día tras día.

Lo último que se ha trascendido, viene de boca de Behnam Dayamin, abogado del Groupe Bernard Tapie, que en declaraciones a Gaming Intelligence, asegura que las deudas que algunos jugadores tienen con la sala, están paralizando los avances en las negociaciones entre GBT y Full Tilt Poker.

Jugadores como Phil Ivey, David Benyamine, Erick Lindgren, Mike Matusow y Barry Greenstein (quien por aquellos entonces, jugaba con los nosebleeds en FTP), deben una suma que podría llegar a los 20 millones de dólares. Este dato fue desvelado durante la diligencia jurídica realizada para conocer mejor la situación financiera de la sala.

«La diligencia ha revelado que la situación financiera es peor de lo que habíamos anticipado. No queremos tener litigios con un puñado jugadores profesionales tras la adquisición, por lo que estamos intentando negociar, sin la verdad, conseguir demasiados progresos», fueron algunas de las palabras de Dayamin.

También declara que «esta no es la única razón que está frenando la venta, si bien es cierto que es la más significativa«.

A pesar de las dudas que la investigación está poniendo sobre la mesa, GBT sigue mostrándose con confianza para llegar a un acuerdo y así poder completar la compra de FTP.

El unico de los jugadores mencionados, que se ha dado por aludido, y ha hecho algún tipo de mención sobre el tema, ha sido precisamente, el único que no era jugador profesional de FTP, Barry Greenstein, quien en un hilo del foro de 2+2, ha admitido que le dieron prestados 400.000$ para jugar en FTP (antes de que PokerStars tuviera mesas de límites altos); por lo visto, a su vez otros jugadores tenían deudas con Greenstein, quien decidió no pagar, esperando que esas terceras personas hicieran lo propio hacia él, un lío, vamos…

Greenstein ha admitido  que representantes del GBT contactaron con él la pasada semana. Le pidieron que les pagara a ellos diréctamente, le ofrecieron la opción de pagar a plazos, e incluso le plantearon la opción de reducir la deuda, si finalmente se daba la situación de que los jugadores estadounidenses no cobraran la totalidad del dinero. 

Por lo visto, el llamado «Robin Hood» del poker (apelativo que le viene como anillo al dedo en esta situación), nunca hubiera podido imaginar que su «pequeña» deuda pudiera llegar a ser un escollo para la firma del acuerdo. Parece ser que Greenstein es reacio a pagar su deuda diréctamente a GBT, pues piensa que no utilizará esos fondos para la devolución a los jugadores estadounidenses. 

Como era de suponer, estas palabras del jugador de PokerStars en el foro de 2+2, desencadenaron en múltiples reacciones, sobretodo por el colectivo de jugadores no residentes en EE.UU, quienes se veían «ignorados». 

Veremos qué nos depara el próximo capítulo de este culebrón eterno; si se llega a acercar posturas, o finalmente se rompe la cuerda. Estaremos expectantes… 

Artículo anteriorEl gallego Norberto Rodríguez “murallin” encabeza los pinchazos de este inicio de febrero
Artículo siguienteLlegan las World Poker Tour National Series a Marbella de la mano de Party Poker