Inicio Actualidad de poker El Cour des Comptes recomienda al gobierno francés revisar la fiscalidad del...

El Cour des Comptes recomienda al gobierno francés revisar la fiscalidad del juego

112

El equivalente francés del Tribunal de Cuentas ha finalizado su informe sobre la fiscalidad del juego en Francia, que se ha destacado como uno de los principales obstáculos para el avance en las conversaciones sobre liquidez internacional con el resto de paí­ses de Europa.

Ha sido casi un año de estudio sobre la situación del juego en Francia, a petición del gobierno. Han contado con representantes de todos los sectores. En el caso del poker online, el interlocutor principal ha sido el regulador, ARJEL. En las conclusiones, la auditorí­a gala recomienda revisar el sistema fiscal del juego «demasiado heterogéneo entre los diferentes sectores y mucho más alto que en el resto de paí­ses de la eurozona».

El Cour des Comptes se lamenta de que no se cumplen los objetivos más importantes de la regulación. Entre las intenciones recogidas en la Ley del Juego, el ejecutivo francés pretendí­a luchar contra la ludopatí­a, proteger a los consumidores frente a los mercados grises y asegurar la igualdad de oportunidades en el desarrollo de todos los sectores del juego.

En el informe, los expertos señalan que ni se ha conseguido apartar a los jugadores de la oferta sin licencia ni se filtra correctamente el acceso de menores y personas especialmente predispuestas a la adicción al juego, además de fracasar estrepitosamente a la hora de recaudar el dinero presupuestado como ingresos por la fiscalización del juego.

Señalan varios factores concurrentes para el mal resultado de la regulación, pero el más importante es la fiscalidad.

En efecto, la práctica totalidad de los operadores alternativos de juego online se encuentran en una situación deficitaria, por culpa de una reglamentación que impone restricciones técnicas demasiado fuertes y por una fiscalidad aplastante.

El dispositivo de tasación sigue siendo demasiado heterogéneo, sin que haya un fundamento documentado para ello, y la fiscalidad es mucho más onerosa que la del resto de paí­ses europeos.

Hay que recordar que en el caso del poker online, el estado cobra un 2% de cada bote, lo que equivale a una carga fiscal en torno al 40% del GGR, mientras que en Italia es del 20% o en España del 25%. Esta abismal diferencia es un impedimento prácticamente irresoluble para compartir mercados en una liquidez internacional.

Este estudio del Cour des Comptes es una nueva señal de que el gobierno francés se ha tomado muy a pecho la remodelación del sector del juego online en su paí­s, y que tras retocar la ley para permitir a los jugadores franceses jugar contra los del resto de Europa, el próximo paso puede ser un revolcón al sistema fiscal similar al ocurrido en Italia.

Chapeau para nuestros vecinos, que están haciendo lo posible por enmendar el error de escoger un mercado cerrado y un modelo explotador para el juego en su paí­s.

Artículo anteriorSergio Aido y Saúl Oliver se meten en la mesa final del APT Macau
Artículo siguienteMiguel Riera y Rafael Gancedo siguen adelante en el Main Event del EPT13 Malta