Inicio Resultados de poker Buena acogida del público al día 1A del Main Event de los...

Buena acogida del público al día 1A del Main Event de los Aussie Millions

46

El director del festival, Joel Williams, ya habí­a avisado antes de que empezara el Main Event de los Aussie Millions que, según el volumen de participación en los satélites en vivo y la cantidad de emails que le llegaron a la organización preguntando por reservas de hotel y datos sobre el torneo, este año se avecinaba mejor participación aún que en años anteriores.

Por ahora, las cifras del dí­a 1A le dan la razón. 212 jugadores son la multitud más numerosa que se reúne en el dí­a 1A del evento principal desde 2011, 32 más que en la jornada inaugural de 2016, lo que no deja de ser una constante en esta edición de 2017, en la que nueve de los 10 paralelos jugados hasta el momento han mejorado la participación del año pasadol. Los Aussie Millions son una marca establecida en el circuito, con un prestigio a prueba de de pérdida de sponsors (PokerStars) o de la muerte del poker online en Australia (por la nueva Ley del Juego).

Aún así­, es casi seguro que el campeón de este año cobrará un poco más que el año pasado, aunque fallen las previsiones. El dólar australiano ha recuperado algo de terreno respecto al estadounidense, y el valor de la entrada equivale a unos 7.557$. Es un 7% o un 8% más que el año pasado, que menos da una piedra.

Los asistentes al dí­a 1A han llegado al Crwon desde diversos rincones del planeta. Eligieron jugar de primeras, entre otros, los alemanes Martin Finger, Rainer Kempe y Fabian Quoss, los británicos David Vamplew, Sam Trickett y los hermanos Salter, Jack y Louis, la noruega Annette Obrestad, los belgas Kenny Hallaert y Michael Gathy, el ucraniano Yevgueni Timoshenko y un potente combinado estadounidense compuesto por Cate Hall, Erik Seidel, Dan Shak, Chance Kornuth y la pareja Phil Laak y Jennifer Tilly.

Lo que tení­an por delante este grupo de aspirantes eran siete niveles de 90 minutos, aunque a Laak no llegó ni a terminar el segundo. «Unabomber» pagó religiosamente un overbet all-in en una mesa JT239 en la que le ligaron nuts en el river, KQ.

Martin Finger también se jugó el torneo prematuramente en un flip, AK contra QQ, y se tuvo que ir a quitar el mal sabor de boca a la cena.

Como es lógico, donde hubo más movimiento fue en el último nivel. En él se quedaron sin fichas Obrestad, Trickett, Dan Shak el finlandés Joni Jouhkimainen, el November Nine Felix Stephensen y Chance Kornuth, en el que serí­a el mayor bote de toda la noche.

Chance Kornuth vio un flop junto al jugador local Sam Ingham y al ocupante de la ciega grande. El americano apostó de cara 9,5 BB en una mesa h5c7d8, el equivalente a algo más de medio bote. Ingham le resubió a 20.000 puntos, casi X4, y Kornuth se informó de que el australiano le cubrí­a con 65.000 por detrás antes de pagar. Kornuth chequeó el st del turn, pero de inmediato su rival le puso all-in. Chance no logró encontrar el fold para sus cincosnegros s5c5, y pagó la apuesta. Necesitaba que se doblara la mesa para superar la escalera flopeada de Ingham c6c4, pero no salió nada.

Gracias a este bote, Ingham se fue a dormir como chipleader del torneo, con amplí­sima diferencia sobre el alemán Pflock, segundo.

  1. Sam Ingham 160,100
  2. Pascal Pflock 115,000
  3. Patrick Crivell 110.000
  4. Sam Higgs 107,900
  5. Oliver Weis 103,000
  6. Andrew Bassat 93,000
  7. Erik Seidel 86.000
  8. Jennifer Tilly 85.000

Para el dí­a 1B, se repetirá el mismo plan, 30.000 puntos iniciales y seis subidas de nivel hasta el 300/600, que es el que queda puesto en el reloj al finalizar el tiempo de juego

Artículo anteriorTercer Jugón de enero en casinobarcelona.es
Artículo siguienteLas Triton Super High Roller Series toman identidad propia