Inicio Resultados de poker WSOP® Día 4. Mercier apuesta a caballo ganador: Brent Hanks

WSOP® Día 4. Mercier apuesta a caballo ganador: Brent Hanks

23

 
Mercier tan feliz como Hanks con su pellizco mientras lo miraba desde el rail

La pasada madrugada de miércoles a jueves, se ha entregado en el Casino & Hotel Rio de Las Vegas, el primer brazalete abierto al público, que ha ido a parar a las manos de Brent Hanks, haciéndose también con una compensación de 517.725$ tras ganar el Evento #2 ($1.500 NL Hold’em). Esto ha sido lo que más ha destacado de la 4.ª jornada de estas WSOP®.

El día en este Evento #2 comenzó con 15 jugadores, aunque no tardó demasiado en llegarse a la mesa final de 9 jugadores que se disputarían el brazalete. Kennil Nguyen fue el último eliminado en 10.ª posición antes de que los 9 restantes se trasladaran a la sala Pavilion donde se jugaría la mesa final. Ésta comenzaba con los siguientes jugadores y stacks:

  • Jacob Bazeley: 1.960.000 puntos
  • Brent Hanks: 1.558.000 puntos
  • Andrew Badecker: 1.553.000 puntos
  • Vanessa Selbst: 1.327.000 puntos
  • Ryan Schmidt: 1.200.000 puntos
  • JP Kelly: 610.000 puntos
  • Michael Kaufman: 437.000 puntos
  • Abdyl Konjuhi: 388.000 puntos
  • Richard Park: 383.000 puntos

Las primeras eliminaciones no se hicieron esperar. El short-stack de la mesa, Richard Park caía en 9.ª posicíon (38.106$) cuando su da cq se encontró con los ca sa de Andrew Badecker.

Poco después, cayó uno de los ilustres de la mesa. El británico JP Kelly anteriormente se había dejado casi todas las fichas en un proyecto de escalera que con st s9 no completó, perdiendo la mano ante los dk hk de Kaufman. Poco después se jugó sus «pipas» con dj h4 contra el sa sq de Brent Hanks, que ligaría color en el turn, para dejar así sin esperanzas al ex-jugador del Team Pro de PokerStars, que se llevaba así 49.621$ por esta 8.ª posición.

Vanessa Selbst se encargó de firmar la siguiente eliminación. De poco le sirvó a Michael Kaufman doblar su stack a costa de Kelly minutos antes. Cuando se cruzó con Vanessa, en un flop ca st c3, ambos jugadores acabaron con todas las fichas en el centro de la mesa, siendo la dama quien cubría a su oponente. Kaufman llevaba la delantera al mostrar ht ct mientras Vanessa tenía top pair-top kicker con sa ck. Pero todavía quedaba tela que cortar. El turn fue la dq. Los más macabros que estéis leyendo esto ya sabréis cómo acaba la historia… En el river, apareció la sj que caía como un martillo para dar escalera a Vanessa Selbst, y dejar eliminado con su trucha de dieces a Michael Kaufman en 7.ª posición por un premio de 65.377$.

Tras un periodo de «alto el fuego«, a la vuelta de la cena fue Abdyl Konjuhi quien saltó por los aires a manos de Hanks, que por esos compases de la mesa final ya ocupaba el liderato. Konjuhi, ante el open-raise desde el botón de Hanks, se restó en ciega grande con ha h2, para ver como Brent le pagaba al momento con su sa ck . Las comunitarias no trajeron ni doses ni reyes, ni nada similar, dejando a Konjuhi fuera de la lucha por el brazalete, con un premio de 87.231$. La cuenta se quedaba en cinco jugadores, todos ellos, a excepción de Brent Hanks con stacks muy similares.

Uno de los jugadores que he llegado a más mesas finales últimamente, Andrew Badecker, firmó la siguiente eliminación. Su nombre fue Ryan Schmidt, que en el momento de quedar fuera presentaba KQ en la mano. El flop fue hq d6 d8. En turn apareció el ca y en river una blanca. Badecker apostó fuerte en quinta, y Schmidt no creyó que su rival tuviera el as, poniendo así en juego su continuidad. Su lectura no fue correcta, y Badecker, con ha h8 dejaba eliminado en 5.ª posición a Ryan Schmidt por un premio de 117.921$.

También Badecker fue el encargado de truncar el sueño de llevarse un nuevo brazalete para Vanessa Selbst, que acabó en 4.ª posición por un premio de 161.345$. Con ya pocas fichas en su stack, la «Last Woman Standing» (título honorífico que a buen seguro repetirá durante estas WSOP®), se restó desde el CO con dk d7. Badecker en ciega pequeña le pagó con una mano que dominaba la de Selbst, ck dq. En el turn aparecía la sq que dejaba ya sin opciones a Vanessa Selbst.

Tras esta mano, Badecker se ponía a la par del líder, situación que no le duró demasiado. El primer encontronazo lo sufrió contra Jacob Bazeley, en una mano en la que ambos ligaron full vs full mayor. Con un board sk sq ct h8 dt, Badecker y su Q10, se quedó en poca cosa ante los dk hk de Bazeley que se llevaban la mano dejando a Andrew como jugador más corto.

Poco después, Brent Hanks le daba la estocada, cuando ambos jugadores acababan con todas las fichas dentro antes de las comunitarias. Fue Badecker quien anunciaba el «all-in» con ct dt y Hanks quien con cq sq aceptaba. Las comunes no traían sorpresa, y Andrew Badecker se quedaba 3.º con un premio de 224.029$.

Quedaba así el Heads-Up visto para sentencia. Jacob Bazeley y Brent Hanks se jugarían el ansiado brazalete.

Tras unas cuantas manos de tira y afloja, se llegó a las que trajeron el desenlace. Ambos jugadores con stacks similares, se jugaban un 70-30 que acabó cayendo del lado del 30. Bazeley metía una 5bet all-in con s9 c9 y fue Hanks quien pagó con sa c8. El rail se volvía loco pidiendo el As, que no tardó en dejarse ver. El flop fue: ca s7 h6. Ni turn ni river cambiaron nada; en esta mano, Hanks que tenía algunas fichas menos, se hacía con casi la totalidad. En la siguiente mano, y con «pipas», Bazeley se restó con ht d4 para ver como Hanks le pagaba y eliminaba con ha dt. De esta forma, Jacob Bazeley se conformaba con la 2.ª posición y un premio de 322.294$, pero sin brazalete.

El ganador de la pulserita de oro acabó siendo Brent Hanks. La pulsera y la gloria, quedará siempre para él, pero no así el premio en metálico. Viene aquí el momento de la nota curiosa de la jornada. La mitad de los 517.725$ los tendrá que compartir con Jason Mercier, quien parece ser que no sólo tiene buen ojo con las cartas, sino también con las personas. El jugador del Team Pro de PokerStars tenía bancado al 50% a su amigo Brent Hanks, con lo que se llevará un pellizco de unos 200.000$ por esta victoria. Sin duda, eso es tener buena puntería. Una vez ambos jugadores se fundieron en un abrazo, Mercier hizo las siguientes declaraciones:

«Le he estado apoyando no sólo por tener un interés económico, sino porque me gusta verle cosechando éxitos. Somos amigos, y hablamos de poker a todas horas. Estoy realmente contento de ver que ha conseguido alcanzar uno de sus sueños». 

Por lo que se refiere al resto de la jornada, son tres eventos más los que permanecían en juego. El Evento #3 ($3.000 HU NLH/PLO), dejó con vida a 8 jugadores que mañana lucharán por llevarse el brazalete, el cual tienen a tan sólo 3 enfrentamientos de distancia. Los supervivientes, y los duelos con los que mañana comenzará la jornada, son los siguientes:

  • Jason Koon vs Annette Obrestad
  • Simeon Naydenov vs David Benefield
  • Julian Powell vs Gregg Merkow
  • Leif Force vs Andy Frankenberger

Los jugadores que se quedaron más cerca de pasar de día, sin conseguirlo, como es lógico, fueron los que cayeron a manos de estos 8 clasificados. Todos ellos se llevaron un premio de 9.644$, y fueron: George Wolff, Trevor Pope, John Racener, Sebastion Saffari, Josh Arieh, David Williams y George Lind.

Mañana éste será el siguiente brazalete al que le conoceremos nuevo ganador.

También sabremos mañana quien es el ganador del Evento #4. Hoy la cuenta de jugadores que pasarán al día 3 de este $1.500 Seven Card Stud H/L 8-or-Better, queda cerrada en 23, que mañana lucharán por un nuevo brazalete.

Entre ellos, quedan aún con vida varios nombres que a todos nuestros lectores seguro les suenan familiares. Es el caso de Mike Sexton (54.000 puntos) quien por cierto, también hizo ITM en el Evento #3, Frank Kassela (70.000 puntos), Michael Mizrachi (80.000 puntos), Todd Brunson (86.000 puntos), Chris Tryba con 307.500 puntos o la chip-líder: Xuan Liu con 330.500 puntos. 

Entre los que cayeron ya en premios destacaremos, por ejemplo, nombres como los de Robert Mizrachi (31.º – 4.567$), William Carrol (33.º – 3.921$), Bryan Devonshire (48.º – 3.425$) o Tom Schneider (55.º – 3.073$).

Y ya para acabar el repaso de la jornada de ayer, cabe mencionar el inicio de un nuevo torneo: el Evento #5 $1.500 Pot-Limit Hol’dem donde la participación fue de 639 jugadores, de los cuales hubo tal escabechina que tan sólo quedan 71, todos ellos ya en premios, ya que serán 72 las plazas pagadas.

El jugador que comanda la tabla es uno de los ilustres de este deporte. Antonio «The Magician» Esfandiari pasa al día 2 como chip-lider con 112.600 puntos. De cerca le sigue en cuarta posición uno de los expertos y amantes confesos del Limit Hold’em: Daniel Negreanu, que pasa con 94.000 puntos. Otros de los que les acompañarán son, por ejemplo, Tommy Vedes (58.800 puntos), John Juanda (33.500 puntos) o Jarred Salomon (30.000 puntos).

Hasta aquí nuestro resumen de todo lo ocurrido ayer desde Las Vegas. Mañana volveremos con nuevas noticias y nuevos brazaletes.

¡Nos vemos!

Artículo anteriorJosé Jesús Iban ‘IBAN44’ gana y se cuela en el podio de la general de la Liga del Jugón Classic by PAF
Artículo siguienteEl azar también influye en los juzgados