Inicio Actualidad de poker Baazov renuncia a la compra de Amaya

Baazov renuncia a la compra de Amaya

64

PokerStars, la mayor sala de poker online, continuará siendo gestionada por Amaya y respondiendo ante los accionistas de la empresa canadiense, una vez que el antiguo presidente y fundador de la matriz David Baazov ha decidido retirar su oferta de compra.

Se cierra pues un trimestre de gran actividad en la junta directiva de Amaya, que ha tenido que estudiar sendas ofertas de compra de William Hill y de su ex-directivo –hasta en dos ocasiones-, sin que ninguna llegara a fructificar.

La razón del desestimiento en el intento de recuperar el control absoluto de su compañí­a y volverla a privatizar ha sido, según el propio Baazov apunta en Bloomberg, que «se ha hecho evidente que el extra sobre el precio de cada tí­tulo que demandaban ciertos accionistas excedí­a el precio al que tanto yo como mis inversores estábamos dispuestos a llegar para completar la transacción». La oferta de Baazov llegaba hasta los 6.700.000.000C$, la suma total de un coste de 24C$ por acción y la asunción de una deuda de unos 2.500.000.000C$, gran parte de la cual proviene aún de los plazos que quedan por cumplir del pagoa los Scheinberg, antiguos dueños de PokerStars.

La noticia ha provocado una caí­da del 5% en las acciones de Amaya, cuyo valor bursátil es ahora de 2.660.000.000C$. Aunque a la luz de estas cifras, la oferta de Baazov parecí­a generosa, cuando salió a la luz, el mercado empezó a descontar el valor de la prima que iba a pagar Baazov y las acciones subieron bastante, restándole gran atractivo. Además, Baazov se vio envuelto en un grave escándalo cuando una de las firmas mencionadas como inversora en el proyecto presentado al regulador bursátil, el grupo KBC Aldini, de Dubai, negó conocer a Baazov ni a su oferta.

La subida de las acciones, el affaire con el grupo inversor de los Emiratos y los asuntos legales que Baazov tiene pendientes como acusado de utilizar información privilegiada para aprovechar en la bolsa la compra de PokerStars, desvirtuaron completamente la oferta a ojos de los accionistas de Amaya. El director del grupo inversor SpringOwl, que está addquiriendo cada vez mayor capital en la empresa, criticó la falta de trasparencia de la pretendida transacción, además de considerarla pobre, y urge a la directiva a «sacudirse la indebida influencia de Baazov en la compañí­a y centrarse en hacer crecer el negocio».

Aunque el estatus de Amaya no vaya a cambiar, por el momento, la tendencia en el sector del juego sigue siendo la de la búsqueda de grandes fusiones o adquisiciones. Por ejemplo, bwin.party ha hecho oficial una oferta de 3.200.000.000-£ por Ladbrokes, que a su vez intentó fusionarse con Coral Group en 2015; y hoy en dí­a la mayor multinacional del sector es la recientemente creada PaddyPower Betfair, producto de la unión de dos de las cinco mayores operadoras de juego del mundo.

Artículo anteriorTercer combate de la Liga Poker Fighters de diciembre
Artículo siguienteHighstakesdb explica la decisión de publicar todos sus datos