Inicio Recursos, utilidades y herramientas Análisis del libro «High-Low-Split Poker. Omaha Eight-or-Better For Advanced Players»

Análisis del libro «High-Low-Split Poker. Omaha Eight-or-Better For Advanced Players»

18

Nombre del libro: High-Low-Split Poker, Seven-Card Stud and Omaha Eight-or-better for Advanced Players.
Autores: Ray Zee.
Modalidad: Omaha Eight or Better o High-Low, fixed-limit y pot-limit.
Nivel: Avanzado.
Idioma: Inglés.
Editorial: Two Plus Two Publishing.
Año: 1992, 1994.
Nº pags: 329.
Comentario por: Kaveson.

He acabado algo cansado de leer la parte que Ray Zee dedica al Omaha Hi-Lo en su libro High-Low-Split Poker. Pese a que he aprendido bastante (porque sabí­a bien poco), tengo que reconocer que el libro ha sido una pequeña decepción, teniendo en cuenta las expectativas que me habí­an suscitado las crí­ticas que sobre él habí­a leí­do en distintas páginas especializadas.

Tengo que reconocer que me ha cansado por varios motivos:

  • El lenguaje que utiliza es demasiado barroco; prima la calidad literaria por delante de la claridad de las explicaciones.
  • He echado en falta muchos ejemplos para ilustrar las situaciones comentadas.
  • El libro es teórico, pero no muy riguroso. El autor explica las ideas que le vienen a la cabeza sin seguir un orden muy claro o un método de análisis predefinido.

Creo que la obra tiene aportaciones interesantes, pero se queda simplemente en un buen proyecto de libro, muy mejorable si en próximas reediciones se añadiesen 50 páginas de ejemplos, una mayor profundidad de análisis y una mejor estructuración de contenidos.

El libro se divide en cinco partes, precedidas de una introducción en la que el autor comenta por qué es interesante jugar a Omaha HL y cómo se debe utilizar el libro.

En la primera parte, Estrategia básica, explica conceptos básicos como los siguientes:

  • Las ventajas derivadas de jugar muy tight.
  • La importancia de buscar las nuts.
  • La ventaja de jugar con posición.
  • La utilidad de tener cartas que puedan mejorar o luchar por los dos botes (el de la mano alta y el de la baja, si lo hubiere).

En la segunda parte, Estrategia avanzada, Zee reflexiona sobre temas más complejos e interesantes:

  • El diseño de la estrategia en una mano.
  • La valoración de nuestras posibilidades en el flop.
  • La dependencia del flop (especialmente de las cartas altas).
  • La importancia de aprovechar al máximo los errores de los oponentes.
  • El ajuste del juego en función del estilo de los rivales.
  • La selección de manos en función de la posición, la acción pre-flop, el tipo de juego de la mesa o el número de jugadores que disputen un bote.
  • El análisis de todas las manos posibles que presenciemos.
  • La importancia de la coordinación e interrelación de nuestras cartas.
  • La realización de subidas pre-flop y sus correspondientes objetivos.

En la tercera parte, Zee trata algunos Conceptos avanzados adicionales, fundamentales en su opinión para optimizar una estrategia ganadora en Omaha Hi-Lo:

  • Las fluctuaciones de stacks y bankroll y la incidencia de los distintos tipos de juego sobre ellos.
  • La necesidad de control emocional.
  • La automatización del juego en casos tipificables.
  • Las diferencias entre el juego multiway y el short-handed.
  • El juego cuando las cartas comunitarias son temibles.
  • Los riesgos derivados de ser contrarrestados o de ser cuarteados.
  • El juego contra jugadores agresivos o contra tight-sólidos.
  • Las diferencias entre Omaha HL fixed-limit y pot-limit.

En la cuarta parte, Zee se centra en la descripción de dos habilidades que estima necesarias para conseguir llegar a ser un jugador experto:

  • La lectura de manos.
  • La aplicación de la psicologí­a al juego de Omaha HL. Quizá este sea el fragmento más brillante del libro. En él Zee explica los distintos niveles de deducción que se pueden aplicar al juego para conseguir generar ventajas en función del pensamiento y la calidad de los rivales.

La quinta y última parte del libro es un conjunto de preguntas y respuestas, que sirven para refrescar las ideas anteriormente expuestas y valorar su grado de aprendizaje.

El libro termina con un breve glosario de términos del argot del Omaha HL.

Pese a que os he hecho partí­cipes de mi pequeña decepción, creo que los jugadores de Omaha Hi-Lo deberí­an hacer el esfuerzo de leer este libro, ya que puede consolidar ideas de otros «manuales», como los de Cappelletti o Tenner-Krieger, y aportar algunas ideas generales, que, sin duda, serán muy útiles en la mesas de juego.

Artículo anteriorWebkill impone su resistencia en un marathoniano torneo
Artículo siguienteOpen de Villajoyosa: desde el viernes en PKPQ