Inicio Actualidad de poker Ali Imsirovic se abstrae de polémicas y se lleva un nuevo Super...

Ali Imsirovic se abstrae de polémicas y se lleva un nuevo Super High Roller en el Aria

No hay manera de esconder el elefante en la habitación. Una nueva victoria de Imsirovic mantiene los focos sobre las acusaciones de Foxen, sin que el karma ayude a dirimir la cuestión.

138
PokerGO

Ali Imsirovic ha vuelto a ganar un High Roller 10k$ en el Aria. Hasta aquí la noticia, que no la novedad, porque es el cuarto torneo que gana este año.

Claro que a nadie se le escapa que en este preciso instante, este preciso desenlace, justo en el torneo que media entre las acusaciones de tramposo que se le han hecho al bosnio desde la cuenta de Twitter de Alex Foxen, y en la víspera en la que ambos entren en la primera ronda del PGT Heads-Up Showdown, tiene una especial relevancia.

La normalidad con la que se desenvuelve Imsirovic en este clima enrarecido está siendo el elefante en la habitación del PokerGO Tour.

El ataque personal a Imsirovic se incardina dentro de una corriente de opinión que aboga por apartar a los tramposos de cualquier suerte de competición de póker, por medio de una lista negra común a todos los operadores que, sobre el papel, es virtualmente imposible de crear.

La impunidad abre la puerta a que Imsirovic no solo juegue donde quiera, sino que frote sal en las heridas de otros con un nuevo premio de 149.600$.

El bosnio supo sufrir en la burbuja, situada entre el séptimo y el octavo puesto de un field de 44 registros. Ali celebró la eliminación de Dylan Linde y el ITM que ello significaba con una doblada que le recuperaba de nuevo para el grupo más numeroso de finalistas, stacks atenazados por el ICM y pastoreados por un chipleader muy destacado, Jamil Wakil.

El Player of the Year le robó suficientes fichas al líder para convertirse en su principal perseguidor, y para cuando quedó establecido el cara a cara, las cifras eran similares a ambos lados del tablero.

La última fase de la partida no tuvo historia. Wakil reconoció que «parece que me haya pasado por encima, pero no cambiaría ni una de las decisiones que he tomado«.

Ali, por su parte, parece cómodo en su burbuja, aislado del runrún que le acompaña en las últimas horas, y solo pretendía «recuperar algo de sueño para el Heads-Up Showdown, ya que lo necesitaré para ganarlo«.

El karma, puesto a prueba por enésima vez, a partir de esta misma tarde en PGT Heads-Up Showdown del Aria.

FuentePokerGO Tour
Artículo anteriorNos quedamos sin equipos españoles en el King5 de Winamax
Artículo siguienteRetornan los triunfos para la Roja en las salas .com, por triplicado