Inicio World Series of Poker (WSOP) WSOP 2021 día 20: Todo le salió al revés a los nuestros...

WSOP 2021 día 20: Todo le salió al revés a los nuestros en el 50k$ High Roller

44

Al casino Rio le quedan pocas oportunidades para ofrecernos una nueva noche memorable para la Roja en las World Series of Poker.

El festival está cada vez más cerca de cambiar de domicilio y ayer se presentaba una ocasión inigualable para mostrarnos su cariño con Raúl Martí­nez en la jornada final del Monster Stack y el comienzo del primero de los High Rollers, uno de 50.000$ de buy-in.

Se vio desde el principio que la épica no iba a parecer. Las 8bbs de Raúl Martí­nez en el Event #30: $1,500 Monster Stack No-Limit Hold’em le situaban 24º de 24. Mejoró posiciones, pero tan solo una. Raúl intentó buscarle un flip al chipleader 3beteando 55, pero enseguda le bajó AA, para no alargar el sufrimiento (23º, 21.768$).

En una mesa adyacente, Sergi Reixach también nos daba pistas de que los dioses del póker vigilaban de cerca a los españoles en el High Roller, y no para nada bueno. Además de de hacerle coincidir en las mesas con Adrián Mateos, Vicent Boscá y Sergio Aido bastante más de lo que serí­a normal en un field de 71 jugadores, Sergi se dejó una buena cantidad de puntos en un bote a tres que acabó en eliminación de otro jugador con full house contra póker.

Amadi visitó el raí­l por pimera vez ya en el nivel 2. Se habí­a quedado cortí­simo, MacKeehen la pagó el último pusj con QJ y le ligó la dama para tumbarle JJ.

Reixach, Boscá y Aido también perdieron un stack, a pesar de que Pet tuvo una buena racha que le colocó al principio entre los stacks más destacados de la sala. Al final del dí­a empezó a forzar la varianza y encadenó un rerrobo de farol contra Zinno que le salió mal con un all-in a tres bandas que le valió para recuperar todo lo perdido. La noche no iba a acabar bien. Chidwick le sacó tres barrels de valor con KK en una mesa muy seca 258Q7. Aido tiro al mazo, sin confesar la mano con la que estaba intentando cazar al británico.

Mateos terminó busteando una vez más intentando cazar otro posible farol de Frank Funaro en una mesa muy parecida, aunque doblada, que al final resultó ser una value bet con trips. Todos los jugadores tienen derecho a una recarga y el registro sigue abierto hasta el inicio del dí­a 2. Como solo quedan 20 jugadores es probable que haya muchos candidatos sopesando la reentrada o incluso un primer registro, pero a quien seguro que no podremos ver más en el torneo es a nuestro número uno.

El Monster Stack acabó por aportar uno de los ¡cuatro! campeones coronados en esta jornada. El afortunado fue Michael Noori, que fue a ganar su pirmer brazalete en un torneo de NLHE que es un imán de multitudes cuando tiene el perfil perfecto para ponerse las botas en fields mucho más sencillos como experto en high stakes de juegos mixtos.

Ahora, los reporteros ya tienen un dato más para diferenciar a los dos regulares de las Series llamados David Baker. «ODB» sigue teniendo dos pulseras, pero «Bakes» ha sumado una tercera como campeón del Event #34: $1,500 Limit 2-7 Lowball Triple Draw.

El desenlace del Event #35: $500 Freezeout No-Limit Hold’em se demoró debido a la necesidad de eliminar a los 132 clasificados para su dí­a 2, pero sobre todo por las tres horas de duración del heads-up que coronó al agente inmobiliario Anthony Koutsos.

Finalmente, el Event #37: Super Turbo Bounty No-Limit Hold’em (freezeout) registró y eliminó a un total de 1.441 jugadores para coronar al primer campeón lituano de las WSOP en el Rio. Karolis Sereika es el cuarto jugador de su paí­s en ganar un brazalete, pero los otros tres fueron obtenidos en torneos online organizados en GGPoker. Raúl Martí­nez volvió a ser el mejor español , en el puesto 93º, (2.133$).

Artículo anteriorRamiro Petrone le pone sabor latino a los Super Million$ de GGPoker
Artículo siguienteEl español JointerGreen lidera a una Roja que perdió más HU que de costumbre