Inicio World Series of Poker (WSOP) WSOP día 1: Las Series cobran vida con Negreanu en su primera...

WSOP día 1: Las Series cobran vida con Negreanu en su primera mesa final

114

La edición 50 Aniversario de las World Series of Poker (WSOP) ha empezado con la mezcla justa de tradición e innovación que ha permitido al festival seguir creciendo a lritmo exigido por el circuito con el paso de los años sin perder un ápice de su aura, de la mí­stica del encuentro anual más prestigioso del poker en vivo en el planeta.

En su primer dí­a de competición, la dirección han puesto los salones del Rio -que al final ha sobrevivido para acoger las bodas de oro de las WSOP- a disposición de dos fields de caracterí­siticas muy opuestas.

El primero, el torneo especial reservado a los trabajadores de la industria del juego, el Casino’s Employee, que recibe el #1 en el calendario desde el primer año de este siglo. A su vera, ese disputa el primer evento abierto, un 10.000$ Super Turbo Bounty que hizo su debut hace tan solo 12 meses.

Los empleados de casinos reunieron 686 registros y jugaron hasta los primeros minutos del nivel 17, lo necesario para designar al primer «bubble boy» de las Series e identificar a los 103 jugadores que van a pasar por caja.

El chipleader es un supervisor de sala en un local del estado de Washington, el Red Dragon Casino en Mountlake Terrace. Se llama Cosmo Andoloro y se estrena en el historial de las WSOP con este cobro.

  1. Cosmo Andoloro 650.000
  2. Christopher Bowen 633.000
  3. Miguel Cárdenas 512.000

Hemos despachado a toda prisa este evento porque la verdadera chicha de la primera jornada de las WSOP ha llegado en el Event #2: $10.000 Super Turbo Bounty.

La primera reacción a este torneo es negativa. Ha perdido un 16% de su field, de los 243 de su estreno a 204 registros obtenidos este año. Pero el mal sabor de boca se ha borrado rápido, en cuanto se empezó a ver el calibre de los jugadores que iban entrando en premios.

La crónica de la página oficial nos desvela que la primera eliminación de un español en esta edición ha sido la de Adrián Mateos en este preciso torneo. Su verdugo se ha llevado 3.000$ extra por dejar sin fichas a Adrián, que no consiguió sobrevivir a Kenny Hallaert, el KO que dio paso a los premios.

Cobran 31 y se ha jugado ya parte dela mesa final, en la que quedan tan solo seis jugadores.

Llama la atención de inmediato la presencia de Daniel Negreanu, que tras su boda y su despedida de Pokerstars dejó claro que querí­a grindar estas WSOP como si no hubiera Series el año que viene. Hasta ha vendido un paquete en Internet para un puñado de torneos de bajo buy-in que otros años procuraba no jugar para descargar ligeramente la exigente agenda que se impone cada verano en su ciudad de residencia.

Es difí­cil anticipar si este acabará siendo el séptimo brazalete para el canadiense. Solo tiene 13bb, pero en la estructura de este torneo esa magra cantidad de puntos le sitúa en cuarta posición, a una doblada justa de la media del torneo.

El peligro más inmediato para la victoria de Negreanu lo suponen Loren Klein, que ya sabe lo que es ganar en el Rio hasta en tres cosaiones, y el asiduo de los Super High Rollers Ali Imsirovic, que se estrena en una FT del festival. Ambos superan en puntos a Daniel, aunque quien más distancia ha puesto en puntos es Asher Conniff, campeón del WPT World Championship en 2015 en la última gran mesa final de nuestro Carlos Mortensen.

Mesa final Event #2

  1. Brian Green 720.000 (9bb).
  2. Ali Imsirovic 2.180.000 (27bb).
  3. Asher Conniff 4.215.000 (53bb).
  4. Daniel Negreanu 1.015.000 (13bb).
  5. Ping Liu 990.000 (12bb).
  6. Loren Klein 3.130.000 (39bb).

Uno podrí­a argumentar que Negreanu quizá ha sorteado ya a la competencia más dura del torneo. El cuatricampeón del WPT Darren Elias quedó eliminado en 11º lugar, y Manig Loeser, Nick Schulman, Benjamin Pollak, Ben Yu y Ben Lamb fueron eliminados en sucesión dentro de las dos últimas mesas del torneo.

También empezaron con buen pie las Series Byron KAverman, David Benyamine, Erik Seidel y Toby Lewis.

Como ves, los iconos de las WSOP están presentes desde el primer dí­a de competición en el Rio. Ahora se tienen que empezar a dejar ver los españoles, que hoy tienen el primer turno de juego en esa picadora de carne que promete ser el Big 50, un torneo de 500$ de buy-in que garantiza la salvajada de 5.000.000$ en premios.

Artículo anteriorÚltimo torneo de mayo de la Liga All Stars10
Artículo siguienteUnos ases rotos dejan a jonyctt fuera del WPT Summer Championship del Aria