Inicio Articulos Winamax Poker Tour, cuando el dinero lo pone la casa

Winamax Poker Tour, cuando el dinero lo pone la casa

44

En todos los ámbitos de la vida hay sensaciones y ambientes que solo se comprenden y se disfrutan cuando se está dentro de ellos. Te pueden contar el climax de un ascenso del Cádiz, un concierto del Boss, un orgasmo de hacer temblar las piernas, el sabor de un chuletón o el olor de un bebé, pero nada de lo que te cuenten será ni parecido a vivirlo. Pues algo similar sucede con el Winamax Poker Tour. Su ambiente hay que vivirlo.

Partiendo de la base de que el concepto del WiPT es acercar el poker en vivo a sus usuarios online, no hay mejor forma de hacerlo que dándoles la oportunidad de jugar de forma gratuita. Para eso hay que estar muy convencido de tu propuesta y que todo tu equipo lo esté también. Con Winamax eso se cumple. Desde sus propietarios hasta el último miembro de su staff disfrutan de cada evento para que sus jugadores lo hagan con ellos.


El Staff de Winamax celebrando el final del estreno del WiPT

Ahora que todos los que amamos el poker estamos inmersos en la pelea por arrancarle etiquetas heredadas de tiempos de mafias, alcohol, humo y topicazos por el estilo, el WiPT es una gran herramienta a utilizar. Oiga, sí­: voy al casino a jugar al poker porque me gusta, incluso me apasiona, me hace ejercitar la mente, a veces me abstrae de una sociedad más preocupada de prohibir sin conocimiento que de aceptar opciones de ocio, me da la posibilidad de conocer gente y en casos como del que hablamos, a coste 0. ¡Pero si hasta tomar unas cervezas corre a cargo de la casa con las partidas de «beerpong»!.

En el Casino de Aranjuez se unieron principiantes y jugadores más bregados en los tapetes. Era obvio, algún temblor de manos al empujar fichas y sobre todo al tener que amontonar tu primer bote en una mesa de verdad y con un dealer de verdad, delataba a los que pocas veces se habí­an encontrado en esa situación. Y los que tení­an más experiencia se encontraban en un hábitat difí­cil de gestionar. La ilusión y la alegrí­a de tener 50k puntos que no te han costado nada y que te pueden llevar a jugar un torneo nunca soñado, permite muchas licencias. Si no estás dispuesto a aceptarlas, estas pasarelas no son para ti.

Precisamente por eso, la tensión de los torneos de poker a los que muchos están acostumbrados solo se vivió en los momentos finales de los 3 torneos que se disputaron… pero era lo de menos. Los que se despidieron más alla del puesto 400, 300 o 200 del Main Event tuvieron otra bala con el Shoot Out y una más con el SixMax. Asi, como quien no quiere la cosa más de 14 horas de poker a tu disposición.


Adrian Mateos, Leo Margets y Manel Fuentes

Winamax también ha acertado con sus fichajes. No tení­a el gusto de conocer en persona a Adrián Mateos (me ha parecido un tipo muy sencillo, algo complicado siendo quién es y haciendo lo que hace), con Leo Margets ha sido un gran reencuentro después de muchos años de vernos en mesas y casinos fin de semana si y casi fin de semana también, y después de escucharlos y verlos en la Master Class que impartieron el domingo, son ideales para ser el altavoz de los valores de Winamax y puntas de lanza en la lucha comentada con anterioridad. Hablan de poker con pasión y lo comunican con naturalidad y empatí­a hacia el que los escucha. Con ellos, si no eres capaz de entender que el poker es mucho más que un juego, no hay duda de que el problema es tuyo.

Otro acierto es tener a Manel Fuentes en su WIP, (Winamax Important Person, mola mucho como suena pero se aleja mucho de lo que pueda parecer). Más allá de ser atento, agradable, simpático (natural, no impostado), no negar una foto en todo el fin de semana y todo lo que sabe que conlleva portar ese parche, Manel Fuentes también transmite su pasión por el poker sin tapujos, algo que para un personaje público que se gana la vida en otros ámbitos podrí­a no salirle gratis. Lo entiende, lo disfruta, y así­ lo transmite. Creo que no me equivoco, por lo que vi a lo largo del fin de semana y en los poco más de 10 minutos de charla que compartí­ con el.

Sinceramente, creo que el Winamax Poker Tour va a ser un soplo de aire fresco para el poker nacional. Hay que vivirlo. Desde hoy me pongo a buscar mi sitio en la cita de A Coruña.

Artículo anteriorSalvador Mosteiro gana el Mensual de octubre de Casino Cirsa Valencia
Artículo siguientePeroQmaloSoy no espera más para abrir el marcador español en las Bounty Builder Series de Pokerstars.com