Inicio Articulos A Las Vegas por 7,5$

A Las Vegas por 7,5$

17

Si, amiguitos, esa historia que siempre hemos oí­do que le pasaba a otro y nunca nos hemos acabado de creer, me ha pasado a mí­. No me habí­a trabajado mucho el tema de los Steps, pero siempre habí­a pensado que eran «relativamente» sencillos. Pongo comillas porque si te pones a jugarlos no son tan sencillos como parece.

Lo normal es que haya premios para 4 ó 5 jugadores y por eso parecen sencillos. Los dos primeros pasan al siguiente step, uno o dos mantienen el nivel y otro cobra algo de dinero o lo bajan al step anterior. Jugué unos cuantos steps por primera vez cuando Quinti hizo el machote en PokerStars y se sacó una entrada para el Main Event y otra para el EPT de Montecarlo sin despeinarse (eso era una ironí­a). Eran 6 steps y nunca pasé del cuarto. Ahí­ me di cuenta de que no era tan fácil.

LiiPoker lo tení­a un poco abandonado. Tení­a unos 80$ y hací­a mucho que no jugaba allí­, pero a mediados/finales de marzo volví­ a jugar buscando mesas matutinas. El segundo dí­a juego un 2k garantizado y quedo segundo, subiendo mi banca a más de 400$. Tras volver de Las Vegas decido seguir jugando por las mañanas y le echo el ojo a un par de torneos que me gustan.

Dando vueltas por el lobby descubro los satélites step para un 50k, un 100k un 250k y para un 13k Main Event. En todos los casos hay tres steps. En los torneos seleccionados entro en premios los dos primeros intentos y me da en la nariz que prometen. El problema de los step es que se llenan muy lentamente. Intento el del 50k y no paso al 2, cobrando algo de pasta. El mismo dí­a intento el 250k y paso al step2, en el del Main Event quedo tercero y consigo un ticket para el step1.

A finales de abril pillo 300$ en el 7.5k pero se me siguen atragantando los step del 50k. Entre el 3 y 4 de mayo consigo meterme en el step 3 tanto del 250k como del Main Event directamente, sin necesidad de bajar ningún step. Se trata del último step, quedando de los dos primeros paso al 250k directamente o la Final para el Main Event con una entrada de 425 + 30 $. Hasta el dí­a 8 no se llena un step3 del Main Event. Quedo entre los dos primeros y consigo la entrada para la Final que se jugará el domingo a las 22:00.

Todaví­a estoy esperando a que se llene el step3 del 250k. Hasta el 31 de mayo hay tiempo, pero es desesperante apuntarse y ver que no hay clientes. Durante la semana juego 5 torneos y pincho en 4, sólo dejo pasar un 2k.

Llega el domingo y nos presentamos 111 jugadores. La estructura me gusta con 10.000 fichas y niveles de 15 minutos. No hay prisa por moverse. Poco a poco van cayendo y yo me muevo sobre la media o un poco por debajo, no hay problema. Cuando ya quedábamos 30 empiezo a quedarme corto, rondando el puesto 25. Con 20 ya las luces son rojas, porque coqueteo con la eliminación en las dos últimas plazas.

La media estaba en 60k y yo tení­a unas mí­seras 18k. Tras una pausa me toca meter la caja o meter la caja. En la primera mano me dan TT y me veo envuelto en un triple allin contra 99 y AK. Sin tensión. Mi trucha en el flop me asegura el triplicarme y meterme en la media. En la siguiente mano tiro a uno con AQ y me pongo con 90.000. Más tranquilo y siguen cayendo, por fin me entran cartas.

Me encuentro al gran Alvarito Tizona en msn justo cuando entramos en mesa final y de lí­der. Se partí­a de risa y no paraba de decirme «Perico que la lí­as». No daba tiempo a cantarle todas las manos porque estaba en otro torneo ¡Gracias Alvarito! A ti te llevo a Las Vegas. (Barros, esto se podrá borrar más adelante ¿No? Que estas palabras lo mismo tengo que tragármelas).

La estrategia es intimidar al personal moviéndome mucho. Los tres primeros ganaban 13k cada uno, 10 para la entrada y 3 para gastos. Del cuarto al séptimo cobraban entre 3.500 y algo más de 1.000. Jugada clave en plena burbuja. Mis KK no pueden contra AQ. Doble palo, porque el tí­o se salva y yo pierdo el liderato. Ya no soy el chulo del barrio y tengo que tranquilizar mi juego.

Por fin 7 jugadores. A pesar de que los tres primeros cobran muchí­simo más, al entrar en premios me relajo. Cualquiera de los premios ya me parece un gran logro para los 7.5 $ invertidos. Cuando quedábamos 4 uno iba gordí­simo, con 500k, otro con 200k, yo con 160k y el último con algo menos, unas 120k. Con las ciegas 4k/8k habí­a que esperar a que las ciegas le consumieran, ya que el lí­der metí­a la caja a la mí­nima. Suben las ciegas y la tensión era máxima, porque las pilas de fichas variaban constantemente. El conseguir tus propias ciegas o no hací­a que subieras o bajaras en la clasificación. En muchos momentos estuve el último teniendo que arriesgar. Lo hice con 44 y AQ, ganando las dos.

Tras ganar uno de esos allins al lí­der, y estando de subidón, meto la caja atacando la ciega del short con QT. Me acepta con A6s pero mi dama lo manda a dormir con 3.500 $ en el bolsillo. La sensación fue indescriptible. Álvaro Tizona escribí­a en el messenger sin sentido alguno «eopghqe rh hurhgerh nyqwehg«. Yo poní­a yeah, yeah y chorradas similares, pero más que alegrón o subidón sentí­a alivio. Ni me levanté, ni grité, ni nada por el estilo. Me quedé sentado, capturé la pantalla y nos fuimos a ventrilo a comentar la jugada. La opción que barajamos como más inteligente era la de trincar los 13.000 y olvidarme del Main Event.

Estaba excesivamente tranquilo, como si no fuera para tanto el peaso pelotaso que acababa de pegar. Mi mujer se levantó porque le molestaba la radio, lo que indica que no monté mucho escándalo. Le enseñé el pantallazo y le expliqué la situación. Seguramente me toca irme a Las Vegas y se lo cuento 20 dí­as después de volver de allí­. Me aseguré de que no se llevara el cuchillo jamonero a la cama. Fingí­ darle un abrazo pero fue un cacheo en toda regla. Tras el cacheo…

El torneo duró desde las 22:00 hasta pasadas las 3:00. Larguito para ser sólo 111. También estaba jugando el 10k desde las 24:00 y no le hice ni caso las dos últimas horas. Al final también cobré al quedar 28. Sólo recuerdo una mano en la que metí­ caja con KK y debí­ ganarla, porque después seguí­a jugando. Pa habernos matao.

He dormido como un bendito, pero a antes de las 9:00 ya estaba en pie. Empezaba a darme cuenta de qué habí­a pasado. Hablé con macolis, Pac8 y Kent, de LiiPoker. Los tres alucinaban, bueno, yo también. Con macolis y Pac8 empecé a ver otras posibilidades aparte de desaparecer con la pasta. Cuando llamé a Santi Torres no podí­a parar de reir. Me consta que se alegró un montón y más por haberlo ganado en su sala.

Pac8 estaba bastante informado, ya que es la enciclopedia del póquer con patas. Nos leimos las condiciones y los 3.000 para gastos me los ingresan en mi cuenta. Hace unas horas han aparecido. Los 10.000 de la entrada me los darán en Las Vegas en la cola de la ventanilla de inscripción. De momento no sé si es posible coger el dinero y pirarme hacia el aeropuerto. En los próximos dí­as se irán aclarando cosas.

Lo que parece claro es que por narices me toca volver a la ciudad del pecado y, claro, ya que estoy por allí­, algo habrá que hacer. No sé si jugar, hacer de corresponsal de PokerPoquer o por fin dedicame a ver Las Vegas, que en las dos veces que he estado sólo he visto mesas de póquer. Quizá me tome alguna que otra copa, mira por donde.

A lo largo del lunes siguen surgiendo ideas. La más peligrosa es llevarme de guardaespaldas a, al loro con la lista de taraos, Bidan, Pac8 y Tizona. Otra, coger la pasta y jugar algún evento más pequeño, los cuatro o yo solo. Otra, vender participaciones y así­ daros a todos la oportunidad de estar presentes en las WSOP a través de mi cuerpo mortal. Eso sí­, si lo hacéis para ganar pasta, olvidaros de la inversión. Es más rentable darle esa pasta a Madof. Otras opciones más lúdico-festivas no se pueden mencionar, dejad volar vuestra imaginación y, por muchas animaladas que se os ocurran, ya las hemos barajado nosotros, incluso más gordas.

Les seguiremos informando. Permanezcan atentos a sus pantallas.

PD para Charito: Nunca me pude imaginar que a una fémina «le pusiera» verme vestido de gitana. Bueno, rectifico, nunca pude imaginar que a una fémina «le pusiera». Hay gente pa tó. Cuando lei tu comentario pensé proponérselo a mi mujer como preliminares del acto o coyunda, pero me da miedito. Podemos hacer una cosa, lo probamos tu y yo a ver que pasa y compruebo tus reacciones. Una vez testado el invento ya decidimos si lo intento en casa. También puedes unirte a la segunda fiesta. La de ostias que me van a caer como lea esto quien no debe.

Artículo anteriorUna lectura que te cuesta el torneo
Artículo siguienteDario Minieri por fin en High Stakes Poker