Inicio Actualidad de poker Varios High Rollers y un soñador intentan abaratar su entrada para el...

Varios High Rollers y un soñador intentan abaratar su entrada para el Big One for One Drop vendiendo acción

Una manada de caballitos buscan la asociación de inversores que proveen las páginas de staking para abaratar la entrada del Big One for One Drop.

270

La idea de abonar un millón de dólares para entrar a un torneo como el Big One for One Drop debería echar atrás a una abrumadora mayoría de jugadores, incluso a los más conocidos y/o habilidosos, tan solo por la dificultad que supone disminuir la varianza de semejante torneo.

Este problema, a otros niveles, es algo que ha afectado a la carrera de numerosos jugadores, y que tiene una solución en marcha desde hace eones, la venta de acción. Es un mecanismo tan antiguo como el dinero. Cualquier empresa necesita un capital inicial y necesita encontrar inversores. De esta manera, muchos grandes jugadores han encaminado su ascenso por los diferentes niveles de buy-in diversificando el riesgo y recortando el salto de precio a base de aceptar inversores.

El propio World Poker Tour, organizador del evento, en una publicación con cierto tono promocional, documentó el interés de Ethan Yau «Rampage», uno de sus embajadores, por encontrar soporte económico para jugar el torneo millonario.

Hay herramientas que facilitan el proceso de encontrar financiación. Hay una página llamada PokerStake que ayuda a poner en contacto a la gente interesada en comprar acción con los jugadores, y el blog oficial ha descubierto allí a tres grandes nombres de las High Stakes que ponen un pequeño porcentaje de acción del Big One for One Drop a la venta, lo que indica una clara predisposición a participar en el torneo.

Los nombres y el porcentaje que ponen a la venta son los siguientes:

  • Fedor Holz, pone a la venta 10% a 1,03.
  • Alex Foxen, pone a la venta un 5% a 1,05.
  • Mario Mösbock, pone a la venta un 20% a 1,02.

Hay un par de nombres más nombres en la lista, pero tienen más de curiosidad que de información.

Uno de ellos es Phil Ivey, que vende un 1% sin markup, más como un modo de que la gente que vaya a ver el torneo pueda involucrarse de manera más directa en su desarrollo y vivirlo con más pasión.

El otro se llama Mike Setera, una especie de leyenda local del reducido espectro del póker online del estado de Michigan, donde ha ganado ocho anillos del WSOP Circuit y ha jugado otros siete HU, casi todos durante el año 2023.

Setera ha puesto el 98% de su acción a la venta. Es decir, aspira a recaudar 980.000 $ del millón que cuesta la entrada.

Todos estos aspirantes a participar en el Big One Drop han hecho pública su intención de abaratar la entrada para el torneo, pero seguro que hay muchos más trabajando con inversores privados con mucha menos exposición pública. Tienen de plazo hasta el 18 de diciembre para ordenar sus finanzas y decidirse a presentarse en el Wynn para formalizar el pago de la entrada.

 

Artículo anteriorPoker After Dark: The Game of Gold, episodio 6
Artículo siguiente888poker adelanta su calendario 2024 en vivo: España recibe dos 888LIVE y todo el CNP