Inicio Actualidad de poker Vanessa Selbst: ‘Las ganancias en torneos son como la puntuación de un...

Vanessa Selbst: ‘Las ganancias en torneos son como la puntuación de un videojuego’

301

Gracias a las redes sociales, y las nuevas tecnologí­as en general, es ya algo casi habitual, que las grandes figuras de la gran mayorí­a de ámbitos se presten a encuentros digitales con sus fans, para saciar las dudas que éstos les puedan transmitir.

Sucede en el mundo del deporte en general, en el espectáculo e incluso en la polí­tica. ¿Por qué el poker iba a ser menos?
Eso debe haber pensado la que para muchos es considerada la mejor jugadora de poker del planeta: Vanessa Selbst. Recientemente, la norteamericana se ha prestado a un encuentro digital con sus fans a través de Reddit.com, en el que ha contestado algunas de las preguntas más interesantes que los lectores le han querido plantear.
Aunque ha habido muchas de ellas que se han limitado a una respuesta breve por parte de la jugadora del Team Pro de PokerStars, otras han dado lugar a un poco más de argumentación. A continuación te planteamos las que a nuestros ojos, han resultado ser más interesantes:
¿Cuál es para ti, el mejor jugador del mundo?
Phil Ivey, siempre Phil Ivey, y es posible que por el resto de los dí­as, siga siendo Phil Ivey.
Si alguien tuviera realmente buenas aptitudes para esto del poker, ¿cómo deberí­a esa persona comenzar a moverse por el mundo del poker profesional? ¿Qué tipo de bankroll necesita? ¿Por qué tipo de partidas comenzar?
Creo que lo más importante es comenzar por el poker online. Aquí­ encontramos un ingente volumen de tráfico que nos permite empezar, al mismo tiempo que seguimos estudiando a través de ví­deos, foros, etc. Si realmente estás decidido a dar el paso hacia el poker profesional, te sugiero que viajes a algún sitio fuera de EE. UU., como Canadá, México o Europa, para poder jugar online. Lo mejor es comenzar por las mesas de cash, asegurándote siempre que en tu bankroll tienes disponibles 100 buy-ins del nivel que decidas elegir (puede parecer un planteamiento muy conservador, pero es lo mejor tal y como están las mesas hoy en dí­a). Esta serí­a para mí­, la mejor manera de comenzar, al mismo tiempo que construyes tu bankroll poco a poco.
¿Nos podrí­as contar qué significan para ti 7 millones de dólares en ganancias? ¿Cuánto has gastado en buy-ins, viajes y otros gastos? ¿Cuánto has perdido en mesas de cash paralelas a los torneos? (entiendo si no quieres entrar en muchos detalles)
Respondiendo a tu pregunta, diré que ese tipo de estadí­sticas de ganancias, son datos muy sesgados, ya que dependen enormemente de cuánta acción ha vendido cada jugador antes de participar en un torneo. Sin entrar en demasiados detalles, te diré que me ha ido bastante bien en los últimos tiempos, Cuando he «pinchado» a lo grande, la mayor parte del buy-in lo habí­a puesto yo, aunque en algunas ocasiones he vendido parte de mi acción en los torneos más importantes. También te diré que juego mucho menos que otros compañeros de profesión, ya que valoro mucho mi calidad de vida, antes que estar jugando todo el tiempo. Dirí­a que a lo largo de mi vida, puedo haber gastado entre 1.5 y 2 millones de dólares en buy-ins. Para mí­, esos números de ganancias a lo largo de una trayectoria completa, son como la puntuación de un videojuego.
¿Por qué las partidas de cash, no atraen a más gente, especialmente en televisión?
Supongo sue el cash no es tan atractivo para la televisión, porque los stacks suelen ser mucho más profundos, y por lo tanto, las decisiones mucho más complejas. También creo que un torneo cuenta una especie de historia, con su planteamiento inicial y su desenlace, a lo que hay que sumar los factores «triunfo» y «victoria». Aunque las partidas de cash puedan ser atractivas para los ya aficionados al mundo del poker, no acaban de atraer a gente que no esté relacionada con él.
Parecí­as sorprendida (al igual que la mayorí­a) con el «call» que hizo Jesse Sylvia y que puso punto final al heads-up del Main Event de las WSOP®. Me gustarí­a saber, en qué medida estaba Jesse jugando bajo la influencia de tus consejos en ese momento. En otras palabras, ¿le estabas aconsejando ser más o menos agresivo en algunos spots, o era algo que iba mucho más allá? Por otra parte, ¿crees que el cansancio tuvo algo que ver en esa mano, o crees que Jesse pensaba que Greg (Merson) tení­a muchí­sima ventaja frente a él, y tuvo que «gamblear» un poco para llevarse el torneo? Gracias.
Gran pregunta. Jesse es habitualmente un jugador de cash, y muchas de las decisiones que tomó a lo largo de la mesa final, como el 5-bet light, estaban basadas en términos de ICM, también limpeando en ciertos spots, o dándose check-behind en algunas manos, en las que su apuesta deberí­a haber sido automática. Aunque no lo creáis, aquel era una especie de nuevo territorio para él. Creo que jugó muy muy bien, aunque tuvo algunos errores en momentos puntuales, no muchos hasta que llegaron las manos finales. Centrándonos en la mano final, no me sorprendió tanto el «call» final, sino cómo habí­a transcurrido la mano en general: 3betear QJs con esos stacks no es una decisión óptima, solo por el hecho de que Greg podrí­a haber decidido 4betear-all in con cierta facilidad. Creo que Jesse no se acabó de dar cuenta, que estaban jugando con un stack efectivo de 30 y pocas ciegas. Una vez que decidió hacer la 3bet, y Greg le contestó empujando su resto, en ese momento el «call» era casi obligado, dado el rango que podí­a estar manejando Merson.
La verdad es que no querí­a estar tan encima de él mientras se estaba celebrando la mesa final, preferí­a que él hiciera su juego con total confianza, pero supongo que acabé hablando con él varias veces, solo por el hecho de que me estaba dando cuenta de que se escapaban muchas oportunidades de ganar fichas, que él no acababa de ver. No me puedo ni imaginar la cantidad de presión que se debe sentir jugando durante tantas horas 3-handed en un torneo como ese. Muchas veces de las que vení­a a hablar conmigo le decí­a que empezara a farolear más, y él no lo hací­a, y yo se lo volví­a a decir, y él no lo hací­a, hasta que en una de las veces en que me vino a hablar, le obligué a que lo hiciese, metió 3barrels de farol, se llevó la mano y entonces volvimos a ser amigos 😉
Artículo anteriorVictoria de ‘mogra28’ en el último torneo de febrero de la Copa Comunidades 888
Artículo siguienteTodo el mundo quiere ganar al campeón