Inicio Actualidad de poker El trabajo dignifica

El trabajo dignifica

77

En la pasada etapa de Tarragona del Campeonato de España se dio una situación bastante curiosa que provocó división de opiniones. Uno de los jugadores que llegó a la mesa final se tuvo que ausentar por motivos de trabajo cuando aun quedaban 8 jugadores y teniendo 230.000 puntos encima de la mesa. Finalmente Jorge del Arco «FalarKO» llegó a la 4ª posición estando sitout. Suponemos que alguien recogerí­a el premio por él 😀

A través de esta entrevista que le hizo su amigo Carlos Martí­nez «macolis«, podemos saber con más exactitud los motivos que lo llevaron a tomar esa decisión y como vivió los momentos de antes y después. Gracias a los dos por la aportación.

Macolis: Era la una de la madrugada y abandonaste la mesa final cuando ibas 2º, ¿por qué? ¿Desde cuando lo sabí­as?

Falar K.O: Antes que nada he de decir que soy jugador aficionado de póker, clasificado a través de internet y que básicamente compagino el fin de semana de póker con el hecho de pasar una estancia con su pareja fuera de la monotoní­a del dí­a a dí­a.
En ningún momento pensé en hacer mesa final, lo que si tení­a claro antes de salir de viaje, era que a las 6:30 de la mañana, del lunes, tenia que estar entrando por la puerta de mi trabajo.
Para mi el trabajo es lo mas importante, juego al póker por placer y la obligación es lo primero.

Jorge…. ¿por qué tu llegada a tu trabajo era tan importante que no la entendí­a nadie?

Tan solo llevo 2 meses en esta gran empresa, y de siempre ha sido un objetivo para mí­ conseguir este puesto de trabajo. Por nada del mundo lo estropearí­a, es una empresa de 1000 trabajadores y lo primero el trabajo y después lo demás

¿Qué sentimientos tuviste en ese momento? ¿Qué pensamientos pasaron por tu mente? ¿Qué sensaciones y emociones?

Solo pensaba en no llegar tarde al trabajo, satisfecho con haber llegado hasta allí­, y esperando que al menos un jugador más se eliminara.
La decepción era que el primer premio hubiera sido suficiente para nuestra boda, incluso el segundo nos habrí­a bastado.
Abandonar era duro, pero supe hacerlo.

En las horas previas a tu marcha… ¿jugaste de manera diferente? ¿Arriesgaste más debido a qué sabí­as lo que iba a suceder?

Por supuesto que arriesgué más, aunque tampoco de manera loca… Fui all in con AK un par de veces, y me marqué un farol con posición. Yo apenas faroleo.

¿No lo hubieras hecho de no ser así­? AK es buena mano y tu sí­ que eres un farolero Falar K.O.

No, de disponer de tiempo habrí­a jugado de manera diferente.

¿más conservador?

Sí­ si, por supuesto. Hubiera foldeado la mano de Pepe el Chino.
Le puse en par bajo, y aun así­ decidí­ ir a por el flip con AK.

Hubo colusión para robarte las ciegas cuando quedaron sólo tres jugadores activos, ¿qué es lo que de verdad piensas de esto?

Que gracias a dios no hubo pacto antes.
Es algo que considero normal, y soy afortunado por haber pillado el 4º puesto, en cualquier otro deporte, abandonas y en ese momento palmas

¿Que pensaste durante el viaje de vuelta, qué sensaciones tení­as?
¿Soportaste presiones? ¿Que decí­a tu novia?

Durante el viaje de vuelta iba en una nube, considero una pasada haber llegado tan lejos en un torneo en vivo.
Presiones al principio tení­a, sobre todo en la mano en la que doblé con KK, pensé: «Y si me eliminan, cómo la explico yo ahora a mi novia que me he jugado todas las fichas y he perdido»
Pero todo salió bien, y en cada pausa mi novia sabí­a algo más de póker. Era increí­ble, a ella también la picó el mosquito del holdem.
No sé, ha sido un antes y un después en lo que ella opina del póker, ahora hasta le gusta y quiere aprender para verme jugar.

¿Le pareció bien y aceptó que tuvieras que irte?

Sí­, por supuesto. Intentamos, en un último momento, hacer algo con el Ave… regatearle al reloj unas horas… Pero mis nervios se impusieron y decidimos irnos sin nada más que discutir.

¿Tuviste información de lo que ocurrí­a en la mesa final durante el viaje de vuelta?

No, nada, nos vinimos comiéndonos las uñas y diciéndonos unos a otros que éramos unos melones por no haberle dado nuestro móvil a nadie
Y mi novia en cuanto llegó a casa, conectó el PC y me mando un mensaje

¿Quieres añadir algo más Jorge?

Sí­, me gustarí­a que dejar claro que me gusta el póker por encima de todas las cosas, y que en ningún momento y sabiendo que me iba, quise cargarme la mesa final jugando ultra loose para ver si conseguí­a echar a jugadores.
Jugué al póker y me fui con la cabeza bien alta por haberlo hecho así­, y esto querí­a que lo supiera la gente.

Artículo anteriorNovedades importantes en las WSOP®E
Artículo siguienteTres Satélites para la 5ª Etapa de la Liga de La Toja