Inicio Frikadas TonkaaaaP prueba el poker virtual en Twitch

TonkaaaaP prueba el poker virtual en Twitch

101

Debo confesar que el tema de la realidad virtual me tiene más que intrigado.

Durante un tiempo sufrí­ una obsesión por los simuladores hidráulicos que se montaban en las ferias. Mediante las inclinaciones de la cabina y las sacudidas en el momento preciso del ví­deo que te mostraban en pantalla, tu cerebro era engañado para hacerte sentir la capacidaad de aceleración de una moto de Superbikes o el culebreo de un coche de rallys cuando el piloto tira del freno de mano para trazar una horquilla -mis simulaciones favoritas-.

Eso, para un tipo con un extraño vértigo en el oí­do y con muchí­simos reparos a poner en peligro su integridad fí­sica para exprimir la adrenalina de su organismo, significaba paladear experiencias irrepetibles en otras circunstancias.

El juego mental de replicar la sensación de profundidad que generan nuestros ojos me fascina de la misma manera. Los nuevos aparatos de realidad virtual para el ordenador te pueden trasladar a la cabina de una nave espacial o situarte al borde de un precipicio construido con pí­xeles y hacerte sentir un escalofrí­o en el espinazo aunque estés sentado en tu sofá.

Aunque el objetivo de los creadores que utilizan estos medios no siempre es poner al alcance de la plebe viajes o gestas reservadas a los más valientes o adinerados. Con la realidad virtual puedes ponerte también en el lugar de un dependiente de hamburgueserí­a o sentarte en una montaña rusa.

Es alucinante el esfuerzo y el ingenio que el ser humano destina a ahorrarse una ducha y un paseo. Estaba claro que el poker iba a ser de las primeras actividades en ser pasto de esta maní­a por intentar disfrutar de todos los beneficios de la interacción social sin renunciar a estar en gayumbos y escaso de desodorante. No todo el mundo tiene la suerte de contar con un grupo de amigos que obvien esas menudencias, que todo puede ser, oiga, y ahí­ es donde entra la realidad virtual.

No hay que montar una mesa, ni comprar fichas, ni sacar el coche para ir visitar a nadie. Te conectas a la Red con tu Oculus o tu Vive encasquetado e instantáneamente te ves, o más bien te intuyes, sentado alrededor de la mesa con tus colegas dispuesto para una timbilla informal y unas risas. Además, el poker online permite introducir nuevos elementos, como ya bien conocen los usuarios de 888 aficionados a lanzar tomates a sus rivales.

Parker Talbot, uno de los streamers que está viendo crecer más rápido su base de seguidores, ha probado un prototipo de un software de realidad virtual que recrea una mesa de poker. «TonkaaaaP» se conectó con un amigo en directo para compartir sus primeras impresiones sobre el juego con sus espectadores en Twitch, y aunque la mayorí­a de los presentes se mostró bastante escéptico de inicio ante la propuesta, la opinión casi unánime al final de la emisión era que se lo habí­an pasado teta con la tonterí­a.

Un tipo sentado en su casa, conectado por voz a un amigo, jugando al poker en un entorno virtual ante una audiencia invisible que a su vez chatea con el streamer y el resto de usuarios.

El poker 4.0.. O 5.0, que no sé por qué versión podemos ir ahora. Desde que la peña se mandaba las apuestas por correo a mediados de los 90 esto ha avanzado una barbaridad. Sin mucho sentido ni dirección, pero siempre con el objetivo de alcanzar la máxima difusión posible. Todo sea por la causa.

Artículo anteriorLas victorias de Gross y Treccarichi aprietan a tope la clasificación en Eurasia
Artículo siguienteVictoria de involu en el SuperJueves 250 de PokerStars